Revista Literatura

24-Continuación (1) Capítulo 20 “Regalo de Navidad”

Publicado el 02 febrero 2016 por Cronicasdmm

Esa tarde Alexis y Dulce debieron demostrar sus adelantos en las técnicas aprendidas. Francis se ocupaba de Dulce y Ludendorff de Alexis, luego a cada uno se le dijo lo que debía mejorar y pulir, ya. Luego de eso, Ludendorff los dejo solo con Francis para que esta pasara Lenguaje de la Magia que era la clase que menos gustaba en Alexis, y aunque él había avanzado harto igual seguía sintiéndose raro agitando una varita de madera. Su piedra astral en el pómulo de la oreja derecha brillaba aún más y la varita había sufrido un leve cambio en su forma como unos puntos plateados en la superficie, lo mismo pasaba con la varita mágica de Dulce. Según Francis esto indicaba que su nivel de magia estaba evolucionando para bien.

Después de quince minutos tuvieron la clase, en otro lugar, en el invernadero de Rosswood, donde había muchos tipos de plantas, hortalizas, hierbas para sanar, todo para un buen aprendizaje de la botánica. La profesora Francis se había centrado en enseñarle las propiedades de las hierbas medicinales y de una planta carnívora, descubierta hace una década, llamada “Wuitra” y que se cree nació debido a la radiación que abunda en las amazonas a causa de la tercera guerra mundial. Y es de esta planta, la cual Francis basa su clase.

–  Wuitra si hubiera estado en el siglo 20 y siglo 21 muchos seres humanos se hubieran salvado del VIH, SIDA o del cáncer, ya que esta planta tiene la proteína “Genoma” que regenera las defensas del cuerpo humano, más bien reinicia las defensas a una defensa mejorada para estas enfermedades y sana todo lo afectado por la enfermedad. Para ello no es necesario matar la planta, solo se sirve de la saliva o de una mordida. Esta planta carnívora puede medir 50 cm de alto y es mansa, solo ataca cuando se siente amenazada. – La planta que mostraba Francis es de un tallo grueso y una cabeza tipo botón de rosa con colores que van entre el amarillo y el naranjo. Mostraba además, una hila de dientecillos diminutos y parecía dormida ya que según Francis estas dormían mirando hacia arriba. Alexis rondaba las numerosas plantas y se centra en la más grande, mientras Dulce le pregunta a Francis.

–  ¿Profesora entonces la saliva de esta planta es re-generativa y no es infecciosa? –Francis se preparaba para responder, mientras que Alexis, a la espalda de ambos algo estaba por hacer algo con la planta carnívora de mayor tamaño.

– Así es mi querida alumna. Por eso lo mejor es ser mordida por ella para que así la saliva haga efecto más rápido, la planta de por si muerta no tiene muchas propiedades por eso se le mantiene viva. –De pronto se oye un grito y las dos ven hacia el lugar y ven al causante que es nada menos que Alexis que ha sido mordido en su mano por la planta carnívora. Este al ver a ambas que lo miran. Dulce con mirada asustada y Francis con mirada un poco molesta, esta última le dice a su alumna.

–  Lleva al tonto de mi sobrino a la enfermería. –Alexis que se cubría la mano con un paño sigue a Dulce pero antes escucha a su tía que le pregunta.

–  ¿Aprendiste Alexis? –Este mira a su tía y le contesta.

–  Sí, aprendí que no hay que molestarlas cuando duermen, en especial…–Mira su mano sangrante y luego termina. –No tratar de arrancarle una hoja cuando duerme. –Francis ve que una planta carnívora  lamia la hoja que parece, Alexis quería arrancar, se iba a acercar para regalonearla cuando escucha la voz de su sobrino que algo triste, dice.

–  Nuevamente voy a la enfermería. –Y a Dulce que moleta, le dice.

–  ¡Ay no te quejes!

A la noche, Alexis, acompañado por Abraham,  llegan a los dormitorios, este último parecía muy interesado en lo que su amigo le estaba contando.

–  ¿Así que te ofreciste? –Alexis le contesto en forma muy normal.

–  Pues claro que me ofrecí de voluntario, tenía que ofrecerme ya que Dulce no quiso. No le digas a Dulce, se cree valiente pero le tiene miedo a las plantas carnívoras. –Alexis le muestra la mano vendada y le dice además. –Las muy salvajes muerden fuerte, pero todo lo hice por la clase. –Abraham sonríe diciendo.

–  Guau al menos no tienes que preocuparte de tener cáncer o ser contagiado de SIDA ya con la mordida quedaste inmune a ambas enfermedades. –Alexis le dice.

–  La enfermera me dijo que con la mordida mis defensas están mejoradas por lo cual será difícil que agarre catarro u otras enfermedades o dolores. –Abraham quedo fascinado con la historia mientras Alexis pensaba que una mentira blanca no le hace daño a nadie. En eso escucha la voz de su amigo que le dice.

–  Alexis parece que hay una caja en tu cama. –Este va su cama y ve que era verdad, había una caja en su cama. Se acerca y se sienta, toma la caja y ve que hay un sobre pegado. Despega el sobre y ve que la letra es de Orean. Abraham que estaba de pie, le pregunta.

–  Quizás te lo enviaron tus padres. –Alexis ya había abierto la carta y lee el contenido y luego le dice a su amigo.

–  No, parece que es mi nuevo entrenamiento, mira lee esta carta. –Alexis le pasa la carta y Abraham la toma y la lee en voz alta.

–  Alexis, en esta caja te dejo tu nuevo entrenamiento, dentro hay especificaciones de cómo usar los elementos para tu entrenamiento, por ningún motivo te los podrás sacar salvo para bañarte pero tendrás que dormir con ellos. Espero que en estas dos semanas logres superar tus puntos débiles. Ah y que tengas una feliz navidad y un próspero año nuevo, Atentamente Orean. –Abraham mira a Alexis quien estaba a punto de abrir la caja, en eso llega Nicolás que al verlos, pregunta.

–  ¿Y esa caja? –Abraham contesta.

–  Es el nuevo entrenamiento de Alexis. –Nicolás se interesa y le dice a Alexis.

–  Pues ábrela, vamos a ver que hay dentro. –Alexis abre la caja y ve que hay en orden 6 pares de muñequeras, 6 hombreras, 6 musleras, 6 tobilleras y 6 canilleras de diferente largo y hechos de una tela elástica pero resistente de color azul. También al centro hay una nota. Alexis toma la nota y le pide a Nicolás que la lea. Este la toma, la abre y lee.

–  Alexis cada utensilio está marcado con una R que significa Right y una L que significa Left. Si te fijas hay unas más largas que las otras, el largo corresponde al peso que tengan. Son 6 pares cada par tiene un peso distinto que tendrás que usar por 3 días para después cambiar por otra. Y así sucesivamente. Este entrenamiento te durara 18 días y si sigues al pie de la letra las instrucciones que vienen a continuación tus puntos débiles desaparecerán. –Abraham en forma efusiva dice.

–  Guau, amigo esto se ve interesante. –Nicolás dice además.

–  Hay una nota que dice… El entrenamiento comienza ahora. –Alexis mira a Nicolás y le pregunta si es cierto, a lo que Nicolás le muestra la carta y Alexis al ver que es cierto dice.

–  No pensé que fuera inmediatamente. Nicolás, por favor, lee las instrucciones. –Nicolás lee las instrucciones y le dice que los utensilios que son cortos debes usar primero, según aquí están pesan 3 kilos. Alexis en el momento de tomar las muñequeras más cortas siente el peso y trata de colocárselas pero no puede y Abraham al ver que le costaba colocarse las muñequeras, decide ayudarlo mientras el resto de los de primer año los observan curiosos. Algunos preguntaban qué pasaba, a lo que Abraham o Nicolás o el mismo Alexis contestaban. Algunos se unieron en colocar las hombreras, encontraban lo pesado que estaban. Un chico de color le dice a Alexis.

–  No quiero pensar lo que pesaran las más largas. –Alexis que ya sentía un poco el peso le dice.

–  Yo tampoco quiero pensarlo Alfredo. –Al finalizar Alexis con lentitud se levantó de la cama y trato de ir al baño. Esto lo hacía siendo observado por todos los de primer año. Alexis solo atinaba a sonreír mientras dice.

–  Lo que hay que hacer para ganarle a Dulce. –Abraham le dice.

–  ¡Ánimo! –Y le pega una palmada en la espalda que causa que Alexis pierda el equilibrio y caiga al suelo causando la risa de muchos de los presentes. –Desde el suelo Alexis le dice.

–  Gracias por tu ánimo, ahora ayúdame a levantarme. –Todos ayudaron a Alexis a levantarse. En eso un chico de gafas, de pelo rojo le dice.

–  Si sumamos todos los pesos que tienes encima, creo que hacen 30 kilos. –Alexis no lo podía creer, 30 kilos sumados a su peso de 38 kilos, sumaban 68 kilos, por eso su cuerpo se le hacía pesado y a la vez ligero para cualquier golpe como el de Abraham pero igual con todo ese peso a duras penas logro llegar al baño, abrir la puerta y entrar. Sus amigos lo vieron entrar y cerrar la puerta pero al momento de escuchar una caída, la persona más cerca del baño entra y luego le dice a uno en especial.

–  ¿Franco cuantas veces te hemos dicho que no dejes papel mojado en el piso? –Franco dice que lo siente, pero Abraham le pregunta al chico que está en el baño.

–  ¿Y Alexis, que paso? –El chico le contesta.

–  Se cayó, y por lo que veo… ¡VE A LLAMAR A LA ENFERMERIA, RAPIDO!

Academia Rosswood. Viernes 23 de diciembre del 2191

Un día soleado y algo caluroso, extraño en una temporada de fríos, marco el día donde  un gran número de estudiantes de Rosswood, de cada uno de los 8 años que se cursan, salen del castillo,  rumbo a la estación Rosswood, para ser llevados a sus casas por motivo de las festividades de fin de año, o sea, más bien por las vacaciones de invierno. Miriya y Abraham caminaban juntos, arrastrando sus baúles con ruedas. Ambos vestidos con ropa normal. La primera  vestida de  jeans y camisa blanca, algo ofuscada le dice a su acompañante que esta vestido con pantalón verde y camisa de mezclilla, color azul.

–  ¿No era que las mujeres se demoraban en arreglarse? –Abraham algo molesto le dice.

–  ¡Mejor cállate! –Un poco más atrás estaba Dulce, vestida con jeans y una blusa rosada; y Amy, vestida con jeans verde y una camisa de seda roja, ambas, también llevando sus baúles con ruedas. Esta última algo enojada decía.

–  Eso pasa por que no saben tener el baño limpio. –Dulce solo miraba hacia el frente, y muy seria dice.

–  ¡Tenían que ser hombres! –Más atrás estaba Nicolás, vestido con un pantalón negro y chaleco de varios colores, también arrastraba su baúl con ruedas. Este le dice a su acompañante.

–  Al menos no te echan la culpa de lo sucedido… parece que ya dominas el peso. –Su acompañante era Alexis que llevaba su frente vendada, su caminar era lento y algo extraño, solo en sus muñecas se notaba las muñequeras azules de entrenamiento y al igual que todos, llevaba su baúl consigo. Su cara notaba unas ojeras producto del mal sueño y miraba a su acompañante y le dice.

–  Si al menos ya no me… –No termino la oración ya que se había tropezado con una piedra y cayó al suelo. –…caigo. –Alexis se levanta ayudado por Nicolás quien le pregunta.

–  ¿Estás bien? –Alexis le contesta.

–  Sí, no te preocupes, alcance a afirmarme con las manos. Sigamos caminando. Mientras caminaban Alexis pregunta.

–  ¿Y qué paso con Franco? –Nicolás le contesta.

–  Con castigo, al volver de vacaciones tendrá que limpiar los baños de los dormitorios de los profesores. –Alexis suspira diciendo.

–  Si hubieran sabido que me caí por lo mojado del piso, no lo hubieran castigado. –Nicolás le pregunta.

–  ¿Y por qué no lo dijiste? –Alexis contesta con una leve sonrisa.

– Nadie me pregunto.

El viaje en tren comenzó placenteramente para Alexis. Es un viaje de regreso a su casa, la cual no veía hace casi 5 meses. Además que a diferencia de ese 7 de agosto pasado, ya no estaba solo en ese viaje, a excepción de su hermano pero este le prestaba poca atención ya que pasaba más con sus amistades que con él. En un compartimiento del vagón número 4 del expreso de Rosswood  suavemente adornado por motivo de la fiesta de navidad. Estaba junto a Nicolás, Abraham, Miriya, Amy y Dulce. Abraham, le pregunta.

–  ¿Y Skee, Alexis? No lo he visto desde que salimos del Castillo. –Alexis sonríe y luego saca de su bolsillo de su buzo y le muestra un hámster albino que dormía plácidamente. Abraham al verlo le dice.

–  Se ve tierno, pero últimamente no lo veo mucho. –Alexis guarda el hámster en su bolsillo y le dice.

–  Parece que como es invierno acá Skee pasa durmiendo, su lugar favorito es debajo de mi cama y además se ha puesto más manso. –Miriya le pide que le pase a Skee, este lo hace y se lo pasa y Miriya le hace cariñito y Skee como regaloneando se coloca de espalda para que le hagan cariño en la barriga. Esto la hace reír y a Amy también quien le dice a Alexis.

–  Me encanta tu mascota Alexis, Abigail me gusta mucho también, pero igual no puedo jugar como tú lo haces con tu mascota. –Nicolás le pregunta a Abraham quien era Abigail y este le contesta que es el águila de Miriya. Nicolás se sorprende por la respuesta dada y le pregunta a la misma Miriya si era cierto a lo que esta contesta.

–  Claro tengo un águila, tiene 3 años, es un águila silvestre, hembra y mansita. –Mientras conversaban sobre las mascotas. Dulce le pregunta a Alexis sobre si sus padres saben que ella pasara las festividades con ellos y este le contesta.

–  Los llame no te preocupes lo saben bien. –Alexis intenta ponerse de pie y a duras penas lo logra. Amy le pregunta.

–  ¿Para dónde vas? –Alexis le contesta.

–  Voy al bar, quiero tomar una soda. –Amy decide acompañarlo. Y ambos salen del compartimiento y caminan lentamente por el pasillo, habían alumnos que iban y volvían, algunos saludaban a Alexis, otros se le quedaban mirando. Amy al ver la lentitud como este caminaba y el esfuerzo que se notaba en su tenso cuerpo le dice.

–  Estás lento con esas cosas, ¿Por qué no te las sacas? –Alexis la mira y le contesta.

–  Gracias por la preocupación pero no puedo, es un entrenamiento, al menos me acostumbre.

–  ¡Oh pero a quien veo acá! –La voz que Alexis escucho a sus espaldas no le gusta mucho, es más le causo cierto malestar el solo oírla. Alexis a pesar de saber quién es, se da vuelta con la esperanza que sea un error pero al ver ese cabello negro y esos ojos azules, ve que además de él, estaba acompañado por 4 amigos más.

–  Gustav, que pena verte sano. –Lo dicho por Alexis hace que Carlos Gustav sonría diciendo.

–  Lo mismo digo. Por lo que veo tuviste una mala noche. –Alexis le contesta.

–  Creo que eso no te interesa. –Las palabras de Alexis hacen que Gustav se coloque serio y en una pose ofensiva se acerca a Alexis hasta estar frente a frente para decirle.

–  Cuida esa boca tuya si no quieres tener problemas. –Alexis se pone serio y le dice.

–  ¿Crees que te voy hacer caso? –En eso son separados por Amy quien mira a Alexis y le dice.

–  Compórtate. –Luego mira intensamente a Carlos y le dice.

–  Vete de aquí si no quieres vértelas conmigo. –Gustav retrocede pero se ríe a carcajadas diciendo.

–  Veo que tienes guardaespaldas, que lastima que te escondas detrás de las mujeres. –Alexis trata de increparlo pero Amy lo detiene solo con la mirada. Luego esta gira hacia donde Carlos y le pregunta.

–  ¿Ey Carlos, estas en la rama deportiva de Aurinnis no es así? –Este le dice que si a lo que Amy luego de tomar a Alexis de la mano y llevarlo hacia el bar le contesta.

–  Entonces rogare que te toque jugar contra Alexis para que este te dé una buena paliza. –Gustav queda serio al escuchar tales palabras y le pregunta a uno de sus amigos si era verdad a lo cual nadie le supo contestar.

En tanto Alexis algo sonrojado no  pensó que ella dijera algo así pero está muy seria le dice.

–  Alexis si llegas a enfrentarte con él y pierdes, ¡Te juro que te pego! –Alexis le bajo la palidez y dijo.

–  No te preocupes, le ganare…Bueno, tratare. –Amy sonríe pero a escondidas y luego siguen su camino sin más que decir.

El viaje fue muy entretenido pero como todo comienza, acaba. Al llegar a la Estación “O”. Alexis al bajarse con sus amigos, ve que dicha estación no había cambiado nada, salvo por los adornos navideños, era tan majestuosa e inmensa que Alexis se mareaba un poco el poder apreciarla completamente. La estación no estaba tan llena como la última vez pero había gente igual. Ve también, esas grandes paredes de cemento adornadas con inmensos adornos navideños y ese gran techo circular, aunque en el techo si había algo nuevo. En el centro había como un gran mirador de un cielo estrellado. Al ver esto se lo comenta a Abraham que mira hacia arriba y dice.

–  Guau se pasaron. ¿Cómo lo abran hecho? –Mientras Abraham miraba el techo, al grupo se le unen los hermanos y hermanas de Abraham, Alejandro, Daniel, Alondra y Ainalem. También se les une René, el hermano mayor de Alexis. A la distancia se escuchan unas voces y Alexis las reconoce, y se da vuelta y ve a su mama, a su papa, y a sus abuelos, entonces trata de correr hacia ellos pero no lo logra por los pesos, es más, solo camina a paso lento. Ainalem al ver que sus padres están al lado de los de Alexis, corre seguido de Abraham, que es seguido pero con más lentitud por el resto de sus hermanos. El grupo de amigos de Alexis: Miriya, Amy, Dulce y Nicolás se quedan entre las dos familias viendo como los hijos saludan a sus padres. Alexis al ver que su hermano mayor término de saludar a su abuela, aprovecha la ocasión para presentarle a sus amigos.

–  Mama ella es Amy Young, Miriya MC Kensy, Dulce Ayanami y Nicolás Morel.

–  ¿Morel? ¿Eres hijo de Roberto Morel? –Nicolás le dice que si al papa de Alexis y René padre, le pregunta.

–  ¿Vendrá a buscarte? –Nicolás le dice que si a lo que René Padre comienza a ver por los alrededores. Mientras que la mama de Alexis y René le pregunta a su hijo menor.

–  ¿Alexis quién es la chica que se quedara con nosotros? –Alexis busca a Dulce y la toma de la mano y luego la lleva a su lado y dice

–  Ella es, es Dulce Ayanami. –Gladys, la madre de Alexis y René, le dice.

–  Mucho gusto Dulce. –Amy y Miriya en tanto son saludadas por la abuela y abuelo de Alexis. En eso llegan los padres de Amy quien los saluda efusivamente. Entre familias se saludan y luego llegan los Morel, que saludan a su hijo y luego los padres saludan a los otros padres. Luego el papa de Alexis y el papa de Nicolás conversan amenamente. La mama de Nicolás conversa con el abuelo de Alexis, parecía que se conocían. En eso Amy y Miriya se despiden de Alexis, la primera le dice.

–  Ya nos vamos Alexis, mi papa quiere llegar pronto a casa. –Miriya le dice.

–  La mama de Amy dice estar sorprendida porque eres amiga de su hija. –Amy se ruboriza y le dice.

–  Bueno tu sabes, por lo de “sobreviviente” ella no me creía pero ahora sí. –Alexis se despide de sus amigas y luego hace lo mismo con los padres de Amy, la mama fue algo efusiva y el papa fue todo un caballero al despedirse. Luego Nicolás se despiden de los padres de Alexis y Abraham, y Nicolás se despide de Alexis y le dice.

–  Mis padres querían invitarte a la casa, pero les dije que estabas ocupado con tu entrenamiento pero de seguro lo intentarán de nuevo. ¿Quieres? –Alexis le dice que si, aunque duda si pueda. Nicolás al escuchar eso no borra su sonrisa, es más lo abraza y le dice.

–  Nos vemos amigo. –Luego Abraham se le acerca a su lado y le dice.

–  Amigo, mi hermana menor no te quita los ojos de encima. –Alexis le pregunta.

–  ¿Cuál de todas? –Abraham le golpea el hombro, y le dice.

–  ¿Cómo que cual de todas? Mi hermana Lugarda. –Alexis le dice.

–  ¿Cómo puedes decir eso? A ver. –Alexis se da vuelta y ve a Lugarda que se ruborizaba, entonces Alexis siente un hielo frío por su espalda y le dice a Abraham

–  Oye no es mi culpa ser tan bonito. –Abraham sonríe y luego dice.

–  Bueno mi hermana es algo enamoradiza, de seguro se le va a pasar. –En eso llega Dulce que le dice a Abraham.

–  Abraham tus padres se van. –Los 3 van donde sus padres y luego de la despedida formal. El padre de Abraham le dice al padre de Alexis.

–  Entonces nos veremos el 24 en tu casa. –Y este le contesta.

–  Así es, los estaremos esperando. –Luego el padre de Abraham mira a Alexis y le dice.

–  Espero que los cambios no te sorprendan tanto. –Alexis queda con un gran signo de pregunta, siente el abrazo de su papa que solo ríe. Luego que la familia Rojas se aleja. Los “Astorga” parten. Gladys y René padre, le preguntan a René hijo algunas cosas mientras que los abuelos de Alexis, le preguntan a este.

–  ¿Y cómo te sentiste en Rosswood? –Alexis le contesta.

–  Al principio no muy bien pero después ya me sentí mejor. –La abuela de Alexis, que se llama Raquel Machuca le pregunta a Dulce.

–  ¿Dulce y tus padres saben que estás con nosotros? –Dulce contesta.

–  Si saben, los llame hace unos días. –El abuelo algo intrigado por ver a su sobrino algo acalorado, le pregunta.

–  ¿Tienes calor Alexis? – Este le contesta.

–  No nada tata, no pasa nada. –Dulce sonríe ya que sabe que Alexis trata de seguir el ritmo de la caminata pero dicho esfuerzo se le nota en su rostro.

Luego de salir por la salida 4 llegan a una especie de estacionamiento, se suben a la Van, modelo nuevo que ninguno de los chicos conocía y como no lo conocía  nadie. René le pregunta a su papa.

–  ¿Y cuándo te compraste esto Papá? –René padre le contesta.

–  Uff hace dos meses. –La Van tenia, aparte de los asientos delanteros, dos hileras de asientos más atrás, al centro se sientan René y los abuelos, y más atrás Alexis y Dulce. Los asientos de color negro con detalles azules eran muy cómodos, y Alexis se fija que cada asiento en su parte de atrás tenía unas pantallas Holograficas de porte mediano. Dulce que ya se había puesto cómoda dice al ver las pantallas.

–  Por lo que veo la Van es full advance, ¿No es así? –René padre que estaba por encender el motor le dice.

–  Veo que conoces esos términos, pues sí es un full advance G4. –Alexis vio como la mirada de Dulce se puso más radiante y como veía el auto hasta donde podía. De curioso le pregunto.

–  ¿Qué pasa, te veo muy alegre? –Dulce le dijo

–  Estos advance G4 salieron a la venta hace 3 meses en la capital japonesa pero no pensé que salieran a la venta al mundo tan rápido.

El padre de Alexis enciende el motor que da un sonido muy suave y luego el auto se pone en marcha, el movimiento era extremadamente suave y sin producir sonido, no se sentía nada del pavimento era como si volaran. La Van se dirige hacia la salida y al salir, sale a una especie de calle muy limpia y con mucho verde alrededor. René le pregunta a su papa donde están y es su madre quien contesta.

–  Estamos saliendo a la carretera Sn Cristóbal, pronto verán la Nueva ciudad de Santiago. –Y como dijo la madre de Alexis, pronto doblan una curva que permite ver parte de la ciudad de Santiago, y lo primero que ven son inmensos edificios cuyos espejos ventanales reflejaban las nubes. Habían edificios de varios colores pero más habían blancos. También habían muchas áreas verdes y algo maravillo a Alexis que ve como el río Mapocho tenía dos brazos amplios y con agua cristalina y botes pequeños navegando en él.

–  Abuelo el río tiene los dos brazos –Su abuelo le dice.

–  Así es Alexis se decidió reabrir el segundo brazo que antiguamente se hizo desaparecer, además se mejoró toda el acueducto de la ciudad con lo cual ya no hay inundaciones en invierno. Las agua lluvias y las servidas son tratadas y luego desembocan completamente en el río el cual, ahora es navegable y siendo un lujo turístico. El rio San Carlos también sus aguas son cristalinas y para que sean navegables se modifico dicho rio. –Alexis estaba impresionado, perfectamente se podían diferenciar las bases de la armada de la ATU situadas en la ciudad. También habían, por lo que parecían grandes parques donde antes habían casas, y también mayor cantidad de árboles frondosos y edificios altos y lujosos. En eso escucha a su mama decir.

–  La ciudad que conocías hijo mío paso a ser llamada “Nueva Santiago” es una ciudad distinta, más ordenada, mejor planificada en cuanto a urbanización y al menos más expedita en el sistema de transporte. –René hijo, que estaba muy callado, pregunta.

–  ¿Tan mal quedo Santiago después de la guerra? –Su abuelo es quien le contesta.

–  Muchas zonas de la ciudad de la antigua Santiago quedaron destruidas. El acueducto totalmente destruido y con los adelantos de construcción expedita y de alta calidad donde un solo edificio se puede construir en una semana. Por ello se decidió construir la ciudad desde cero por etapas y mejorar lo que se podía salvar, además se hicieron más parques. En si la ciudad se volvió a fundar como Nueva Santiago ya que nació de las cenizas de la antigua Santiago.

Continuará…

Por vacaciones el Capítulo 20 “Regalo de Navidad” continuará (2) el 04 de marzo del 2016

Dejen sus comentarios y sugerencias sera de gran ayuda, no sean tímidos. Espero les guste la lectura escrita por mi. Sigan leyendo e invitando a quienes les guste una buena lectura.

Derechos de propiedad de obra literaria reservados.
Crónicas del Magín Milenario episodio 1 (c)
2014

No copiar ni distribuir por favor.


24-Continuación (1) Capítulo 20 “Regalo de Navidad”

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

  • El Espejo (Capítulo 15)

    Espejo (Capítulo

    ¿Y si fueras el último?15Ayna dejó de ser Ayna en el preciso instante en que vio la fuente de aquella explosión. El antiguo niño abandonó al fin al nuevo niño,... Leer el resto

    Por  Ricardo Zamorano Valverde
    TALENTOS
  • El Espejo (Capítulo 15)

    Espejo (Capítulo

    ¿Y si fueras el último?15Ayna dejó de ser Ayna en el preciso instante en que vio la fuente de aquella explosión. El antiguo niño abandonó al fin al nuevo niño,... Leer el resto

    Por  Ricardo Zamorano Valverde
    TALENTOS
  • Capítulo xlvii – desertores

    Capítulo xlvii desertores

    JAMES BLACKVarios días después del ataque en el pueblo de Gala Macarra y acompañado por Altramuz el mercader chiflado, y su burro de carga, James Black llegó po... Leer el resto

    Por  Jacsyyei
    LITERATURA
  • Capítulo xlvi – cambio de rostro

    Capítulo xlvi cambio rostro

    MOSARRETA-¿Qué coño ha pasado?-se preguntó al mismo tiempo que abría los ojos. La cabeza le dolía horrores, como si tuviera la peor de las resacas. Recordaba un... Leer el resto

    Por  Jacsyyei
    LITERATURA
  • Proyecto Fobia (Capítulo 1)

    Proyecto Fobia (Capítulo

    ¿Cuál es el límite del miedo?Este es el primer capítulo de un relato escrito junto a José Carlos García, quien escribió la Introducción en su blog La burbuja... Leer el resto

    Por  Ricardo Zamorano Valverde
    TALENTOS
  • Proyecto Fobia (Capítulo 1)

    Proyecto Fobia (Capítulo

    ¿Cuál es el límite del miedo?Este es el primer capítulo de un relato escrito junto a José Carlos García, quien escribió la Introducción en su blog La burbuja... Leer el resto

    Por  Ricardo Zamorano Valverde
    TALENTOS
  • Capítulo l – mata gigantes

    Capítulo mata gigantes

    CRISTINEEn aquel sitio no parecía pasar el tiempo. Todas las mañanas el mismo ritual. Era algo extraño, desde que llegó a aquel lugar todos los días la... Leer el resto

    Por  Jacsyyei
    LITERATURA

Revistas