Revista Literatura

26-Continuación (3) Capítulo 20 “Regalo de Navidad”

Publicado el 15 marzo 2016 por Cronicasdmm

–  Me llamo Susana Alvarado, ¿No me recuerdas? –Katherine al escuchar ese nombre recuerda la chica que con otros amigos alentó a Alexis en esa pelea en el pasaje hace meses. Entonces, al recordar tales sucesos le dice a Susana.

–  Ahora te recuerdo, pero en ese tiempo tú tenías el pelo más corto. –Susana mueve su pelo y le dice.

–  Ha pasado mucho tiempo desde esa vez. –Katherine le pregunta de inmediato algo que la atormentaba.

–  ¿Cómo lo hiciste para desaparecer? –Susana la mira y sonríe y luego contesta.

–  No desaparecí, solo salte hacia abajo y luego oculte mi presencia. –Katherine no puede creer lo que escucho y se lo dice a lo que Susana contesta. –No pido que me creas, en todo caso solo te diré que no soy la misma chica que conociste esa vez. –Katherine le dice.

–  Por alguna razón, cosa que no entiendo, siento que lo que me dices es verdad. –Susana mira a Katherine quien solo tiene ojos para Alexis, luego ella hace lo mismo ve a su amigo a lo lejos y en eso escucha la voz de Katherine que le pregunta.

–  ¿Tú sabes que hacen ellos? –Susana no sabía si responderle con la verdad o simplemente mentirle. Piensa hasta que le contesta.

–  Están fortaleciendo su espíritu, eso hago yo también 3 veces al día. –Katherine la mira y le dice.

–  ¿Me dices que fortalecen su espíritu como entrenamiento? –Susana algo nerviosa le contesta.

–  Sí, bueno algo así. –Susana después de un denso silencio le pregunta. – ¿Y tú porque estás acá? – Katherine le contesta.

–  Por la misma persona que tú. –Susana se sorprendió por la madurez de la respuesta. Katherine en tanto la mira y le sonríe tímidamente y luego ambas miran a la misma persona.

Paso media hora más y Alexis finalmente abre sus ojos que estaban de un color azul pálido pero después volvieron a su color normal, se sentía como nuevo y además muy relajado y ligero. Dulce que ya se había puesto de pie, pregunta.

–  ¿Será cosa mía o siento que nos vigilan? –Alexis se pone de pie y luego al ver su entorno le contesta.

–  Es difícil saberlo entre tanta gente. –Y no estaba equivocado, en la media hora que paso, el estadio se estaba recién llenando de gente, numerosos chicos y personas mayores. Dulce le pregunta a una de las personas y se entera que como la una se iba a iniciar un festival de atletismo. Le pregunta la hora a Alexis y este al ver dicha hora se sorprende y le dice.

–  Son las 12:45. –Dulce se acerca y le dice.

–  Va a ser difícil seguir entrenando entonces, ¿Seguimos más tarde? –Alexis lo piensa y le dice que sí, en eso se da vuelta bruscamente y luego siente algo muy conocido para él.

–  ¿Katherine, eres tú? –Alexis solo miraba un grupo de chicos que conversaban y atrás de ellos sale Katherine que al verlo le dice, mientras se acerca.

–  Veo que estás más sensible, pudiste captar mi presencia con más facilidad. –Dulce le dice.

–  Después de una hora de meditación, nuestros sentidos están mucho más sensibles. –Katherine mira a Dulce y le dice.

–  Ya lo veo que sí. –Dulce sonríe y luego le dice.

–  ¿Por qué no le dices a tu amiga que también se deje ver, por favor? –Alexis mira a Dulce y a la vez escucha una voz, también conocida para él.

–  Vaya no pensé que me… –Alexis ve que la voz era de Susana. Al verla siente algo raro, su pelo largo rubio, su cuerpo que mantenía su hermosura pero a la vez mostraba que estaba desarrollada muy atléticamente, pero luego mira a Dulce y no puede creer que ella haya captado la presencia de su amiga y él no. En eso siente el abrazo de Susana que le dice al oído.

–  Veo que no esperabas verme. –Alexis atina a abrazarla y decirle.

–  No, no es eso. –Luego Alexis presenta a Dulce a Katherine y a Susana quien le dice.

–  Se nota que eres muy buena. –Dulce se ruboriza y le contesta.

–  Muchas gracias pero de pronto te hiciste notar, ¿No es así Alexis? –Este en sus pensamiento dice que era mejor mentir a quedar como un inútil y algo nervioso decide contestar que sí. Después pregunta.

–  ¿Ustedes nos estaban vigilando entonces? –Katherine mira a Susana y esta parecía no tener la intención de hablar así que ve a su amigo y le contesta.

–  Pues algo pero por qué no conocíamos a tu amiga. –Alexis miro a Susana y luego mira a Katherine.

–  Nosotros ya nos íbamos a casa. –Susana de inmediato les dice.

–  Los acompañamos. –Alexis la mira y esta, estaba muy sonriente, además toma del brazo a una sorprendida Katherine y con ella los sigue. En eso Alexis le pregunta.

–  ¿Cómo va tu entrenamiento? –Susana suelta el brazo de Katherine y le contesta.

–  Bueno esforzándome, dando lo mejor de mí. –Dulce hace un rápido recorrido del cuerpo de esta, sin que la misma Susana se dé cuenta, luego Katherine se mete en la conversación preguntando.

–  ¿Para qué entrenas, hay un torneo? –Susana la mira y en forma seria le contesta.

–  No puedo decirte, es alto secreto. –Alexis se detiene, y sonríe para después decir.

–  Pero si es alto secreto, ¿Por qué me contaste a mí? –Susana lo mira y algo nerviosa le contesta.

–  Bueno eh… porque eres mi amigo, y bueno a ella recién la conozco, por eso. –Alexis sonríe y luego le dice que está bien, está en su derecho y así Susana queda tranquila. Al llegar a la casa de Alexis, este las invita a pasar y ellas gustosamente aceptan la invitación. Dentro de la casa la madre de Alexis las saluda y les ofrece algo de tomar. En tanto, Dulce se va al segundo piso, y Alexis se queda con Susana y Katherine en el living. Un silencio, algo tenso, inundo el lugar hasta que Katherine le pregunta a Alexis.

–  ¿Alexis y que te pareció mi habilidad de sombras?

–  ¿Habilidad de sombras? –Susana mira con sorpresa a Katherine y esta le dice.

–  Si mi habilidad de sombras. –Alexis le contesta.

–  Pero solo puedes manejar tu sombra, igual es sorprendente pero el nombre no le va, creo que sería mejor decir…Manejo de mi sombra. –Katherine sonríe y luego le dice.

–  No Alexis, puedo manejar más de una sombra. –Susana se sentía fuera de lugar con lo que hablaban y decide intervenir para que le explicaran, pero Katherine le dice.

–  Lo siento pero es alto secreto. –Alexis se ríe ante la mirada de sorpresa de Susana que no parecía esperar tal respuesta. Katherine también ríe y Susana, al final, se ríe también para después decir.

–  Okey, está bien, te contare…pero solo si tú me cuentas también. –Katherine accede y Susana le cuenta todo sobre su entrenamiento y porque está entrenando. Alexis se mete en el asunto también y luego Katherine le toca el turno de contar pero Alexis se le adelante con un pequeño resumen de lo que ella misma le contó la noche anterior, luego Katherine prosigue.

–  Y bueno, descubrí que también podía hacer uso de otras sombras con solo tocarlas con la mía. –Susana no podía creerlo y Alexis le dice

–  ¿O sea tu técnica no tiene límites? –Katherine le contesta.

–  Pues claro que la tiene, creo que 20 metros de diámetro son mi límite.

–  ¡20 metros! –Los 3 chicos ven hacia la fuente de esas palabras y ven que es René que traía una bandeja con unas copas de helado. Katherine algo tímida confirma lo dicho a lo que René, dejando la bandeja en la mesa de centro le dice.

–  Tengo que felicitarte, la verdad es que no conozco a una niña de tu edad que maneje las sombras a un rango como el tuyo.

–  ¿Qué conoces más personas con esa habilidad? –René algo extrañado, pregunta.

–  ¿Habilidad, que no hablaban de técnica? –Alexis le contesta.

–  Habilidad, de eso hablo. Katherine descubrió esa habilidad. –René queda boquiabierto y luego dice.

–  Pensé que era una técnica, no pensé que fuera su “habilidad” –Susana pregunta.

–  ¿Cuál es la diferencia entre habilidad y técnica? –René se sienta y le explica mientras toma una copa de helado pero Alexis algo molesto, le dice.

–  Ey ese es mi copa de helado. –René lo mira por largo rato y luego le dice.

–  Ve a buscar el tuyo a la cocina…Bueno entre habilidad y técnica…–Alexis ofuscado se pone de pie y con cierta mala gana va a la cocina, mientras René les explica a ambas chicas.

–  La técnica se enseña y las habilidades se poseen aunque están las habilidades naturales y las aprendidas. Las primeras son con las que el individuo nace, descubre y desarrolla por sí solo y las “aprendidas” son las que se te enseñan durante tu aprendizaje o son descubiertas durante el aprendizaje. –Susana saca una conclusión pero no estando muy segura, la dice en tono de pregunta.

–  ¿Entonces la habilidad de Katherine es natural? –René mira a Katherine y luego contesta.

–  Creo que sí, no estoy muy seguro, pero creo que si así lo fuera Katherine tendría una habilidad algo pocas veces vista.

–  ¿Por qué lo dices? –La pregunta de Katherine, tenía algo de nerviosismo y ansiedad y René no hace esperar su respuesta.

–  Porque tu habilidad se enseña como técnica. Y la verdad es que las habilidades naturales son potenciales, o sea no tienen límites de desarrollo. Claro que a veces las personas prefieren perfeccionar las técnicas que se acoplan mejor a sus habilidades naturales dejando de lado potenciar sus habilidades naturales pero eso pasa inconscientemente. –Susana sonríe y pregunta.

–  ¿Y tú tienes alguna habilidad natural? –René sonríe y dice.

–  Si tengo pero no te la diré. –En eso llega Alexis, con su copa de helado pero en eso se escucha la voz de Dulce llamándolo. Alexis algo molesto, nuevamente dice.

–  ¡¿Y ahora qué pasa?¡ –Tanto Susana como Katherine ríen. Alexis sube las escaleras y ve la cabeza de Dulce que le indicaba entrar de inmediato. Alexis lo hace y ve que estaba en el cuarto de ella, un cuarto muy femenino con póster de algunos grupos de moda.

–  No sabía que te gustaban los “Players” –Dulce le contesta.

–  Son interesantes, me gusta su música. –Alexis se sienta en una silla mientras Dulce termina de arreglar el cubrecama de color azul marfil. Luego ve a su amigo y le pregunta.

–  ¿Esa Susana va a la guerra no es así? –Alexis se sorprende por lo que oye de su amiga, esta al verlo le dice que cierre la puerta. Alexis se pone de pie y al momento de cerrar la puerta, esta le dice.

–  Su aura es magnífica, la sabe controlar muy bien, además su físico aunque a simple vista no se nota, está muy fortalecido. –Alexis se sienta en la cama, suspira y luego le dice.

–  Si, tienes razón, ella se prepara para la guerra… ¿Yo no sé cómo lo haces para acertar en tales cosas? –Dulce le dice.

–  Siempre he sido observadora, en todo caso el entrenamiento con el director me ha servido mucho para mí seguridad personal. –Alexis concuerda con ella pero en eso Dulce lo interrumpe.

–  ¿Crees tú que ella nos espiaba? –Alexis se extraña por la pregunta, y le contesta.

–  ¿Susana, espiándonos? No lo creo. –Aunque Alexis no lo creía, Dulce por dentro sabía que algo raro pasaba en Susana pero solo era una sensación que la mirada de ella se lo decía pero al ver a Alexis prefirió no decirlo así que prefirió cambiar de tema.

–  Hable con Jorge hace poco.

–  ¿Y qué te dijo? –Dulce sin esperar nada le contó.

–  Ha estado investigando los calabozos y lo que ha encontrado es siempre un mensaje que alude a la falsa Bruja Dorada pero ha buscado en los libros y no aparece nadie con ese apodo, salvo a la bruja dorada pero no hay ninguna falsa bruja.

–  ¿Y ya pudo saber de cuando son los calabozos? –Dulce le contesta.

–  Recuerdas que Amy dijo que eran del siglo 20 y por esa pista ellos pudieron saber que paso ese año. –Alexis pregunta que paso a lo que Dulce contesta.

–  Bueno, según el libro de “Historia de Chile de los numanos”, el 11 de Septiembre de 1973 sucedió el golpe militar y se acabó la democracia en Chile. Pero en el Libro de “Historia de Chile, versión completa” hay más datos.

–  ¿Versión completa? –Dulce contesta.

–  Si una versión donde incluía también los hitos de la historia mágica y magín con la Historia de Chile. –Alexis se tocaba el mentón y dijo.

–  Vaya cuando vuelva leeré un poco ese libro. –Dulce algo impaciente, sonríe y dice.

–  Qué bueno, algún libro que toques… –Alexis mira a Dulce con cara de pocos amigos pero esta no se inmuta y dice. –Bueno en ese libro sale que los actos cometidos en ese 11 de septiembre también estuvieron involucrada gente del mundo mágico que integraban una secta y que fueron arrestados por la “Elite” de las fuerzas mágicas por hacer hechizos prohibidos. –Alexis se pone de pie y le pregunta.

–  ¿Sale como se llama esa secta? – Dulce sonríe y contesta.

–  La secta Anagké. –Alexis no podía entender lo que era Anagké pero Dulce le dijo.

–  Bueno Jorge llamo a Nicolás quien busco en Internet y Anagké es una palabra griega que en español significa Destino.

–  Uhm, ¿Que más te contó? –Dulce sonrío de buena gana y luego le contó.

–  Bueno hace poco Nicolás lo llamo y le dijo que la secta Anagké estaba compuesta de magos, numanos y magines de toda América Latina, cuyos puestos eran políticos, fuerzas armadas, empresarios y millonarios… o sea de puestos importantes y con gran influencia en sus puestos y bueno como si de la nada, esta secta fue sacada a la luz e investigada y se descubrió que tuvieron parte y culpa en los acontecimientos de cada golpe militar que se dio en la década de los 70 en América Latina y en especial en Chile, usaron hechizos imperdonables y cometieron crímenes con lo cual fueron enjuiciados por haber actuado en contra de los Gobiernos democráticos… Ya cuando la democracia volvió, el Ministerio de Magia Magín dio ayuda investigadora a los gobiernos democráticos para dar con los numanos que pertenecían a esta secta.

–  ¿Numanos, magos y magines juntos en una secta? –Dulce no entendía la extrañeza de Alexis y le dijo

–  Siempre ha pasado Alexis, hay grupos sociales compuesto de magos, magines y numanos… esta secta Anagké quería hacer suya América Latina, cosa que no lo lograron. El problema, es que acá se usó la hechicería prohibida, y se mataron personas y se desaparecieron otras. Tanto numanos como magines y magos participaron en tales actos criminales.

–  Okey, okey pero según escuche, esta secta de pronto salió a la luz. ¿No es así? Entonces algo paso ahí entre medio. –Dulce dice que sí y agrega.

–  Cierto, algo paso, lo malo es que en los libros no sale eso, aunque…–Alexis completa la frase.

–  Ese mensaje que encontramos en el calabozo nos dice quien fue o quien pudo haber sido. –Alexis piensa, igual Dulce, y de pronto ambos, al unísono, dicen.

–  La Falsa Bruja Dorada. –Los dos se quedan viendo pero después ríen aunque Dulce después se enseria y dice.

–  La misma conclusión llego Jorge cuando Nicolás le contó, pero…

–  ¿Pero que, encontraron algo? –Pregunto Alexis a lo que Dulce algo abatida le contesta.

–  No encontraron nada de ella o con ese nombre, solo de la Bruja Dorada. –Alexis se volvió a sentar mientras Dulce decía.

–  Jorge me dijo que pensaron que quizás era un mito urbano y lo buscaron pero nada, solo se nombra a la verdadera y como en 10 calabozos se nombra a la falsa bruja dorada como una traicionera. –Alexis pensó detenidamente y después de unos minutos, dice.

–  Quizás en la historia se le conoce por otro nombre y solo era conocida por ese apodo en la secta. –Dulce le dice.

–  Todo lo que dices, ellos también lo pensaron. Jorge comenzó a preguntar a algunos profesores pero nada obtuvo, aunque sentía que les ocultaba algo o simplemente no sabían nada.

–  Puede que no supieran o quizás sí, pero no pueden hablar.

–  ¿Y qué hacemos entonces? –Pregunto una Dulce algo melancólica y Alexis le dijo.

–  Puede que esa persona me ayude. –Dulce le pregunta quién puede ser esa persona a lo que Alexis contesta.

–  Sorpresa de navidad, te lo contare mañana, no quiero arruinar la sorpresa. ¿Vale? –Dulce suspira y acepta la proposición aunque ella también tenía sospecha de quien más puede contarle algo.

La noche buena se acercaba, eran las 20 horas y la casa de Alexis estaba completamente adornada y lista para la ocasión. Muchas visitas se esperaban. Además de la familia de Abraham, se esperaba a Katherine, y a Susana que fueron invitadas por la propia madre de Alexis. Dulce estaba contenta por la noticia, realmente quería descubrir si era verdad o no que Susana tramaba algo. En tanto Alexis se sentía entusiasmado ya que le gustaba tener una noche buena con tanta gente que admiraba o quería. Mientras colocaba los platos en la gran mesa de noche buena, instalada en un patio muy adornado mágicamente por los padres de Alexis. René que estaba a su lado le cuenta.

–  Tu amiga Katherine si va a Rosswood será admirada por la profesora Sacramento. –Alexis le pregunta.

–  ¿La profe Leny? –René extrañado lo mira y este le dice.

–  Me refiero a Leniser Sacramento. –René le contesta.

–  Pues sí, ella es una gran manejadora de sombras, es su huella, creo que Katherine se convertirá en su discípula. –Alexis no le parece mala la idea y le dice.

–  Me parece bien, aunque eso de discípula encuentro que le pusiste color. –René suspira diciendo.

–  Ay hermano mío, en 4to año los profesores eligen a sus discípulos pero ya desde el primer año se nota quienes podrían ser, ya que los futuros elegidos van recibiendo orientación de ellos. Con eso, acrecientan las Técnicas de los chicos que eligen. –Alexis piensa, haciendo ruido con la boca, y luego le dice.

–  Vaya no lo sabía, bueno igual quiero lo mejor para ella. –René hace un tono burlesco como si algo pasara entre su hermano y Katherine a lo que Alexis, al colocar el ultimo plato, le dice.

–  No pienses mal, a ella le debo mi vida. –Alexis vuelve a la cocina mientras su hermano queda impávido con lo que oye y luego como si se preguntara a si mismo dice.

–  ¿Su vida?

Los primeros invitados en llegar a la casa de la familia  Astorga es la familia Rojas. Los primeros en ser saludados son Don Segundo y Doña Melania, los padres de Abraham, después entran: Alejandro Rojas de 16 años y Alondra Rojas; 15 años, esta ultima la novia de René, el hermano mayor de Alexis. Luego entran Daniel de 14 años y Ainalem; 13 años. Por último entra Abraham o más bien Abraham Rojas que tiene la misma edad de Alexis, y también su mejor amigo y Lugarda de 10 años, la menor de la familia. Todos vestidos de una forma semi formal. Alondra de jeans negro y blusa blanca, Ana con pantalón formal negro y una camiseta blanca con un gran oso café estampado y Lugarda con un vestido de niña con rosas de varios colores. Alejandro, el mayor de los hermanos, al igual que Daniel estaban vestido con jeans y camisa blanca de seda. Mientras que Abraham estaba vestido con jeans color café y una camisa roja. Este último saluda efusivamente a un Alexis vestido con jeans y una camisa a cuadros de color negro con blanco. Después saluda a Dulce que estaba vestida con una blusa blanca y pantalón de mezclilla azul con algunos detalles de color blanco. René, el hermano mayor de Alexis saluda a Alondra con un beso en la boca y se van al patio a conversar. Ainalem y Lugarda, al ver que su mama se va con la mama de Alexis a la cocina, deciden, ambas, a ayudar también. En tanto Alejandro y Daniel se quedan junto a su papa y al papa de Alexis que conversan de la vida. En eso siente que golpea la puerta. Alexis abre y ve que son sus abuelos con sendas bolsas en sus manos. A los 5 minutos después llegan Katherine y Susana y los padres de ambas. Y por último llega una persona que Alexis no esperaba, su tía Francis Astorga. Y al verla queda impactado y su tía le pregunta.

–  ¿Te quedaste así porque, o estoy muy hermosa o por qué no esperabas mi visita? –Alexis le hubiera respondido que ambas ya que su tía lucia muy joven con un vestido de noche, color azul y arcillos dorados en sus orejas y la hacían ver muy hermosa. En eso, escucha la voz de su madre a sus espaldas que muy efusiva dice.

–  ¡Francis, cuñada, que gusto verte!-En eso se escucha la voz de Rene padre que se pregunta a viva voz.

–  ¿Mi hermana? –Alexis vio a su papa que con una copa de vino en su mano derecha, se levanta y dice.

–  Hermanita por fin te atreviste a venir. –Alejandro y Daniel al ver a Francis, se ponen de pie y algo rígidos la saludan en forma formal y esta, luego de ser saluda con efusividad por los padres de Alexis, dice ante tal gesto de los hermanos Rojas.

–  Ya no me saluden así, en la casa de mi hermano no hay relación de profesora y alumno.

–  ¡Si señorita! –Francis al ver tal respuesta se pone seria pero después se centra en su hermano René, padre de los hermanos Astorga y le dice.

–  ¿Hermano por qué no me dijiste que no era formal esto? –René padre contesta.

–  Yo no te dije que vinieras formal.

–  Cuñada si quieres te presto ropa para que te cambies. –Francis mira a Gladys, la madre de Alexis, y le contesta.

–  No te preocupes, dame un segundo. –Francis hace sonar sus dedos y ese vestido azul se convierte en un jeans azul y una blusa blanca en cuestión de centésimas.

–  Así está mejor. –Francis sonríe y luego dice.

–  ¿Gladys tienes algo para tomar? –Gladys la toma del brazo y la lleva a la cocina. En tanto Alexis presenta a Abraham a Susana que estaba vestida con una camisa blanca y pantalón de vaqueros rojo y a Katherine, vestida con jeans y blusa de color rosado.

La fiesta había comenzado y los géneros de sexo se dividieron, mientras las mujeres mayores estaban en la gran cocina. Los hombres estaban en el living. Y los chicos entre la cocina y el living. Los padres de Susana y Katherine que no estaban acostumbrados a un ambiente de  hechicería y magines parecían estar extrañamente cómodos ya que las otras personas los hacían parte de las conversaciones. Luego en el grupo de Alexis se unieron Alejandro, Daniel, Ainalem y Lugarda, esta última conversaba amenamente con Katherine y Susana, ya que las tres posiblemente entrarían juntas el próximo año a Rosswood. En eso Alexis decide ir al baño y Susana lo sigue con la mirada sin saber que Dulce la está observando aunque una persona le llama la atención y decide seguirla.

–  Abuela, puedo hablar con usted un momento. –La anciana se da vuelta y es nada menos que la abuela de Alexis, Raquel Machuca que le dice.

–  ¿Qué deseas hija? –Dulce sonríe y le contesta.

–  Quiero preguntarle algo, ¿puedo? –Raquel le contesta.

–  Está bien, justo iba para afuera a fumarme un cigarro, acompáñame y me preguntas todo lo que quieras. –En tanto Alexis sale del baño y mira a su abuelo que volvía de la cocina y al verlo le dice.

–  Tata quiero hablar contigo, ¿Me acompañas a mi cuarto? –Lorenzo se alegra y decide seguirlo y Alexis con él van al segundo piso, mientras son visto por Susana que parece estar algo desilusionada por lo que está sucediendo.

–  ¿Abuela usted me puede contar quien es la Bruja Dorada? –Casi al unísono Alexis pregunto lo mismo que Dulce, aunque no con las mismas palabras pero es Raquel, su abuela que le contesta primero a Dulce.

–  Bueno la Bruja Dorada es conocida como la versión femenina del gran Merlín, aunque más contemporánea…– Le siguió Lorenzo que le dice a Alexis.

–  Hay una discusión si la bruja dorada fue más fuerte que Merlín o no, y es que Merlín manejo el elemento de la luz a su plenitud mientras que la bruja dorada también lo hacía pero según leyendas también manejaba muy bien el elemento del vacío.

–  Pero, o sea, según en clases nos dijeron que poquísimos magos han podido controlar los elementos del vacío y de la luz ¿Entonces cuál es la diferencia? –Lorenzo ve a su nieto que parecía no entender la importancia y con más calma le contesta.

–  Porque la Bruja Dorada…

–  Logro a los 17 años controlar ambos elementos en comparación a Merlín que lo hizo entre los 30 y 40 años, por eso la llamaron la Bruja Dorada. –Dulce que estaba emocionada por lo que escuchaba de la abuela de Alexis, le pregunta.

–  ¿Y cuál es el verdadero nombre de la Bruja Dorada? –Raquel lo piensa como si tratara de recordar un conocimiento muy antiguo y luego contesta.

–  Marina Valentine es su nombre real.

–  ¿Y ella era de qué lugar de origen? –Lorenzo contesto a la pregunta de su nieto, diciendo.

–  No se sabe, ella era huérfana y se le llamo así porque dicen que llego del mar en un día de San Valentín, no sé sabe quién la adopto y bueno lo demás ya lo sabes, llego a ser una gran maga magín.

–  ¿Abuela y no se conocieron a falsas brujas doradas en la historia?

–  ¿Cómo así una impostora? –Dulce dijo que si a lo que la abuela Raquel, contesto.

–  Pues claro, después de su muerte, y con el correr del tiempo, no faltaron las locas que se creían la bruja dorada y aunque eran poderosas no se acercaban a lo que ella fue.

–  ¿Y donde estudio la bruja dorada, en Rosswood? –La pregunta que hizo Alexis, hizo reír a su abuelo y después le contesto.

–  Rosswood no existía en ese tiempo Alexis y bueno hay muchas teorías de quien o quienes le enseñaron, algunos dicen que fueron los magos celestiales, otros una antigua academia, y otros incrédulos dicen que nació mágica o que el diablo fue su maestro…–Dulce estaba con ganas de saber más pero sabía que debía ir en otra dirección así que decide preguntar.

–  ¿Abuela no hubo una bruja malvada acá en Chile en los años 1970? –Raquel estuvo algo sorprendida por la pregunta y le pregunta el motivo de tal pregunta a lo que Dulce luego de pensarlo decide contestar.

–  Leí que el golpe militar de 1973 no necesariamente fue producto de los numanos sino que también magos y magines estuvieron metidos ahí. –Raquel le dice que sí, diciendo además…

–  Es cierto, la secta Anagké tuvo algo que ver ahí…–Dulce se sentía ansiosa, lo mismo le sucedía a Alexis con su abuelo en otro lugar de la casa, claro que este decide interrumpir a su abuelo y le pregunta.

–  ¿En la secta no hubo una hechicera conocida como falsa bruja dorada? –Su abuelo sonríe y le dice.

–  Vaya nieto querido creo que algo te traes pero te contestare… realmente no lo sé, además eso sucedió hace más de 200 años y se ha tergiversado mucho pero mi abuelo o sea tu tatarabuelo me contaba historias que su papa le contaba y bueno se decía que una hechicera fue juzgada en el año 1994 por asuntos políticos.

–  Pero si fue juzgada es que tan fuerte no era. –Su abuelo le dijo.

–  Bueno es solo algo que pasa de generación en generación no digo que fue así como sucedió. –Alexis baja la mirada, estaba sintiendo que su abuelo no era una fuente fidedigna para lo que quería. Su abuelo al verlo, suspira y luego le dice.

–  Si quieres saber algo fidedigno de esa época tendrías que ir a una biblioteca o preguntarle a un gnomo o un Ghotik.

–  ¿Un qué? –Pregunta Alexis a lo que su abuelo contesta.

–  Un Ghotik, ellos viven 500 años al igual que los gnomos.

–  Uhm pero no es nada fácil ver a un gnomo.

–  Cierto, cierto, igual un Ghotik es difícil comunicarse con él, pero como te digo ellos te pueden ayudar, tienen una vasta sabiduría y además saben cosas que ni nosotros sabemos.

CONTINUARÁ…

El Capítulo 20 “Regalo de Navidad” continuará (4) el 21 de marzo del 2016


26-Continuación (3) Capítulo 20 “Regalo de Navidad”

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

  • Proyecto Fobia (Capítulo 1)

    Proyecto Fobia (Capítulo

    ¿Cuál es el límite del miedo?Este es el primer capítulo de un relato escrito junto a José Carlos García, quien escribió la Introducción en su blog La burbuja... Leer el resto

    Por  Ricardo Zamorano Valverde
    TALENTOS
  • Capítulo l – mata gigantes

    Capítulo mata gigantes

    CRISTINEEn aquel sitio no parecía pasar el tiempo. Todas las mañanas el mismo ritual. Era algo extraño, desde que llegó a aquel lugar todos los días la... Leer el resto

    Por  Jacsyyei
    LITERATURA
  • Su pelo salvaje Capítulo I

    pelo salvaje Capítulo

    Su pelo salvaje blanco, brillaba bajo la luz de la luna en el obscuro prado, profundo valle, lugar sagrado donde vivían cientos de ellos en libertad, sin miedo ... Leer el resto

    Por  María José Luque Fernández
    TALENTOS
  • Su pelo salvaje Capítulo II

    pelo salvaje Capítulo

    ...............El aullido del lobo, resonaba entremezclado con el rumor del viento que aquella noche era racheado, despistando, desorientando a tan valerosos... Leer el resto

    Por  María José Luque Fernández
    TALENTOS
  • Mi último adiós Capítulo II

    último adiós Capítulo

    ......................todo volvió a ser como antes, la calma y la quietud de la noche que en picado caía sobre el barranco que a un lado dejaban los raíles. Leer el resto

    Por  María José Luque Fernández
    TALENTOS
  • "Era pequeña" Capítulo Final.

    "Era pequeña" Capítulo Final.

    .............Ahora, la apenaba.Su mente volaba junto al sol y se bañaba en el fresco mar de la mañana. El amor de su vida naufragaba en sus olas. Allí supo... Leer el resto

    Por  María José Luque Fernández
    TALENTOS
  • Navidad, dulce Navidad

    Navidad, dulce Navidad

    ¿Quién hay tras un disfraz?—¡Na… vi… dad… Na… vi… dad… Dul… ce… Na… vi… dad… La… ale… gría… de… este… día… hay… que… ce… le… brar…! Leer el resto

    Por  Ricardo Zamorano Valverde
    TALENTOS

Revistas