Magazine

Cultivar vegetales de hoja para ensalada en una jardinera

Publicado el 04 octubre 2012 por Pasape

Los vegetales de hoja pequeña son una delicia y además son muy nutritivos. Su cultivo no es demasiado complicado, y tiene la ventaja de que se puede hacer en una espacio no demasiado grande.

Es recomendable utilizar las variedades que rebrotan cuando se cortan. Normalmente, las  hojas se pueden consumir cuando las plantas miden entre 5 y 10 cm. Podremos disfrutar de nuestra ensalada solo tres semanas después de la siembra.

cogollos Cultivar vegetales de hoja para ensalada en una jardinera

Otra ventaja de los vegetales de hoja, es que se pueden cultivar muy juntos. Esto permite que podamos tener  las plantas en una maceta, ¡incluso en un pequeño alféizar! Sin embargo, es cierto que cuanto más grande sea la jardinera, menos posibilidades habrá de que se seque, ya que estos vegetales necesitan un suelo rico y con humedad constante. Lo ideal son unas medidas de 20 x 15cm, con varios orificios de drenaje. Deberemos ubicar la jardinera en una zona con sol o con poca sombra.

 P1110125 300x225 Cultivar vegetales de hoja para ensalada en una jardinera

Si cultivamos diferentes variedades, podremos preparar varios tipos de ensalada. La rúcula es una buena opción porque crece muy rápido, aunque necesita más espacio (15 cm entre plantones). Otras opciones son las lechugas de hojas sueltas como la Salad Bowl, Lollo Rossa y la Catalogna. Éstas se cosechan cuando las plantas miden entre 10 y 15 cm.

También, podemos optar por las mezclas de semillas para ensalada. Éstas tienen la ventaja de que pueden plantarse a una distancia de tan sólo 3 cm. Además,  los sobres de semillas preparadas seleccionan especies que crecen  más o menos a la vez, y por tanto que tendremos listas para cortar simultáneamente.

 mix ensaladas 184x300 Cultivar vegetales de hoja para ensalada en una jardinera      mix lechugas 184x300 Cultivar vegetales de hoja para ensalada en una jardinera

Las hojas para ensalada son un cultivo de verano (se siembran en primavera). Sin embargo, se pueden cultivar algunas variedades más fuertes durante el  invierno. Para ello tendremos que sembrar en módulos en el interior, sacar las plantas durante el día para que se vayan aclimatando, y volver a colocarlas dentro por la noche. Este proceso se deberá seguir antes de trasplantar en la jardinera definitiva.  Algunas de las variedades más recomendadas para el  invierno son: la mizuna, la rúcula y el canónigo.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Añadir un comentario

Dossier Paperblog