Revista Talentos

Gente sencilla

Publicado el 06 abril 2017 por Ana Ana Vázquez @AnaVazquez39
Nunca se perdonó la mala vida que le habían dado los hombres a su hija y por eso hizo lo que hizo.
Recuerdo cuando, ya muy vieja y medio ciega, lloraba en el patio hablando con el fantasma de su primer marido, que —decía— se sentaba debajo de la higuera, modelando con su navajilla animalitos de madera, a esperar a que ella muriese para irse juntos no sabía muy bien dónde. Todos pensábamos que chocheaba, hasta que una madrugada, en la que yo no podía dormir debido al avanzado estado de mi embarazo, me encontré a mi abuelo Ángel sentado debajo del árbol, le reconocí porque estaba exactamente igual que en la fotografía, la única que se salvó de los estragos de la guerra, en la que posaba junto a sus alumnos en la puerta de la escuela. Me miró con sus tiernos ojos azules y me dijo lo mucho que me parecía a mi abuela y me preguntó que por qué no me había casado.
Comenzaba a amanecer con esa luz mágica de la primavera y caía una lluvia tierna que empapaba su ropa y sentí que mi corazón se conmovía y entonces —y solamente entonces— conseguí comprender a mi abuela. Sus asesinatos no habían sido más que un acto de amor, no una simple venganza como yo siempre había pensado.
Al fin y al cabo no éramos más que gente sencilla, que mataba por compasión.http://dekrakensysirenas.com/gente-sencilla-anavazquez39/

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Sobre el autor


Ana Ana Vázquez 228 veces
compartido
ver su blog

Revista