Magazine

Las cuadrillas de la hermandad del señor de los milagros, ¡una gran familia!

Publicado el 13 septiembre 2010 por Joseantoniobenito

LAS CUADRILLAS DE LA HERMANDAD DEL SEÑOR DE LOS MILAGROS, ¡UNA GRAN FAMILIA!

LAS CUADRILLAS DE LA HERMANDAD DEL SEÑOR DE LOS MILAGROS, ¡UNA GRAN FAMILIA!

Lo he podido comprobar este viernes 10 por la tarde al visitar su exposición fotográfica con motivo de los 359 del Acontecimiento del Cristo Morado. El Edificio del Nazareno era un bullir de vida y dinamismo. Videos, canciones, fotos, textos, recuerdos, convites. Una semana para mostrar lo que es la Hermandad a través de las cuadrillas, auténticas familias con su historia e identidad bien definida. Me ha llamado la atención cómo los "postulantes", los cachimbos han recibido la posta y saben contar la historia, las tradiciones, las actividades, los proyectos. Entre los diversos aspectos que debo resaltar me fijo en la hermandad reinante en cada cuadrilla y en las cuadrillas entre sí, la elegancia en todas las exposiciones, el espíritu corporativo, el respeto sin servilismo por la autoridad y el sentido de servicio en los responsables, el deseo de espiritualidad y su sentido eclesial, las ganas de superación y de perfección, los vivos testimonios de "milagros" recibidos del Señor, la preocupación por los demás…En resumen: Una familia unida que crece y se proyecta.

La semana pasada se celebró el SIMPOSIUM DEL ESCORIAL 2010. "LOS CRUCIFICADO(S XVIIIª Edición):: RELIGIOSIDAD, COFRADÍAS Y ARTE Estudios Superiores del Escorial San Lorenzo del Escorial, agosto 2010 Yo presenté la ponencia El Señor de los Milagros, rostro de un pueblo. El protagonismo de la Hermandad de las Nazarenas de Lima.3-6 de septiembre http://www.rcumariacristina.com/ficheros/Simposium%202010_programa.pdf Les comparto un resumen gentilmente revisado por MOISES MUÑOZ ELGUERA de la cuadrilla 14 a quien agradezco su atención así como las fotos que ilustran la nota.

EL SEÑOR DE LOS MILAGROS, ROSTRO DE UN PUEBLO. LA HERMANDAD

¿Hay algo más peruano que el ceviche o el Machu Picchu? Pregúnteselo en octubre a los más de dos millones de compatriotas que viven fuera del Perú. La gran mayoría tendrá en la mente y en el corazón la devoción al Señor de los Milagros. Y sea en el extranjero o en el Perú, el mes morado será la oportunidad de algo nuevo para su vida. Será la visita a la iglesia, la reunión familiar, participar en la procesión... Lo que es seguro es que provocará diversos encuentros para ser tocado por algún milagro, porque en este nuevo kairós el sentirá como nunca que Dios se hace peruano.

El paso del Señor de los Milagros avanza incontenible, se hace arrollador, con el paso del tiempo. Se habla de la procesión más larga de América, de símbolo emblemático de la identidad peruana (¿podría figurar en el escudo del Perú), de expresión cultural afroperuana, cuaresma limeña, del gran misionero de Lima, aglutinante de los peruanos migrantes, la mayor fuente de trabajo para los informales de octubre, el principal estandarte religioso de los mega eventos católicos, el paradigma asociativo para todo tipo de corporaciones y grupos.

Cristo Moreno, Señor de los Milagros, que, partiendo del Monasterio de las Nazarenas de Lima, en el Barrio de Pachacamilla, en la actualidad se expande por todos los lugares en los que hay un emigrante peruano. Sobre la marcha, me pareció personalmente y así lo vio la Comisión que la obra se enriquecería con un estudio sobre el misterio de la cruz y resurrección en el continente americano, particularmente en el Perú, a través de los santuarios y obras pictóricas dedicadas a la Cruz y al Crucificad; tal fue el aporte de Francesco Pini. De igual modo; conocimos la magistral obra del P. Antonio San Cristóbal, que aporta sus eruditas investigaciones de archivo y sus incisivas descripciones acerca del templo de las Nazarenas. Tuvimos conocimiento de los estudios de Vincenzo Gratteri, Licenciado en Letras Modernas en la especialidad de Artes y Ciencias del Espectáculo de la Universidad "La Sapienza" - Roma, quien nos brindó una interpretación desde un enfoque artístico del significado de la procesión del Señor de los Milagros y de todos los elementos inmersos en esta fiesta del catolicismo y de dramaturgia sacra en las calles de Lima.

Se dice que en Sevilla (España), una vez terminada la Semana Santa y la Pasión del Señor, no saben qué hacer con Cristo Resucitado. En Perú, al Señor se le siente vivo en el Mes Morado; de hecho, se han acuñado expresiones familiares relativas a las salidas procesionales: "el Señor duerme en la Catedral; el Señor almuerza en San Marcelo...". Pero, si uno se acerca al Santuario de las Nazarenas fuera de este mes, se perciben de igual manera sus latidos. En la afluencia de personas ante el Muro, en el confesionario, en la Misa, en las visitas al Santísimo, en la ayuda solidaria con su obra social, en la participación de los actos de la dinámica Hermandad...Sí, el Cristo Morado no es un punto de llegada sino un Puente para la vida; para afianzar más los lazos de los peruanos, tanto de los que están acá como los que viven fuera, y también de los que viven en Perú aunque no hayan nacido acá. El Señor de los Milagros se ha convertido en Puente solidario que abraza culturas y etnias, desde la orilla de la tierra hasta la del Cielo.

COFRADÍAS Y HERMANDADES

La larga lista de los términos sinónimos "confraternitas", "sodalitas", "confraternitas", "sodalites", confraternitas laicorum, congregatio, "pia unión" "societas", "coetus", "consociatio", "convivium" resalta siempre el sentido de comunión o asociación fraterna solidaria de laicos.

La vida asociada laical no es un fenómeno nuevo en la historia de la Iglesia. Los dos mil años de su peregrinar son elocuente testimonio de la riquísima variedad de expresiones asociativas de vida cristiana con sus dos elementos característicos: ad intra (la unión, la koinonía), ad extra (el servicio) Podemos constatar que la vida de los primeros cristianos está muy presente en todo tipo de grupos, órdenes y congregaciones religiosas, así como laicos o seglares.

LA PRIMERA PROCESIÓN

El 14 de septiembre de 1671 se ofició la primera misa ante el crucificado de Pachacamilla, fecha que coincide con la fiesta de la exaltación de la Cruz. Venían de lejos en piadosa plegaria y mística romería, tras su imagen entonces denominada "El Santo Cristo de los Milagros o de las Maravillas". Cuando aún no se había repuesto Lima, vino en segundo lugar otro terremoto que asoló Lima y El Callao el 20 de octubre de 1687, provocando más de 600 muertes en Lima y otras 500 en El Callao. "En la madrugada de este infausto día, quedó derribada la capilla edificada en honor a la imagen de Cristo, quedando solamente erguida la pared con la imagen del Señor. Tan terrible evento originó que se confeccionara una copia al óleo de la venerada imagen. Fue entonces cuando el Capitán Sebastián de Antuñano († 1717) "aprovechó la conmoción popular para sacar un trasunto o copia de la imagen (del Santo Cristo de los Milagros) y con ella dio comienzo a una peregrina misión de penitencia, como dicen los cabildantes. Uniéronse a él muchos devotos y, entre clamores y plegarias, la condujeron por las calles vecinas, deteniéndose algunos momentos en alguna esquina o plazoleta, para entonar cánticos de perdón o rezar el 'Señor mío, Jesucristo'. Fue esta procesión la primera en el tiempo, e iniciáronse con ella esas espléndidas manifestaciones de fe que todavía contempla nuestra ciudad"

LA HERMANDAD

Constituye la fuerza más importante que aglutina y fomenta la devoción al Señor. Aunque vinculada de forma directa con la procesión, va mucho más allá de una simple aunque multitudinaria procesión. Si ésta tiene un mes concreto –el de octubre- y unos días precisos, la Hermandad está en jaque todo el año; es más, podemos decir que vive de, por y para el gran momento, el mes morado.

Conviene insistir en la repercusión social de la fe en el ordinario ambiente laboral, ya que es la fuente principal de la actividad del seglar. Como señalaba el experto uruguayo G. Guzmán Carriquiry, subsecretario del Pontificio Consejo para los Laicos, en el Encuentro Mundial de Cofradías, celebrado en Sevilla (España) en octubre de 1998, las cofradías tienen cuatro características fundamentales: la liturgia y la vida de oración; la caridad atenta a los más pobres y necesitados; la "cultura de vivir juntos la fraternidad cristiana"; y el aporte de obras de valor artístico e histórico que mantienen viva la religiosidad popular.

La Hermandad del Señor de los Milagros de Nazarenas se inició oficiosamente en el año 1651, cuando el negro esclavo angoleño de la zona de Pachacamilla plasmó en una pared de adobes del local de su cofradía la sagrada efigie del Redentor Crucificado para que patrocinara sus reuniones y les sirviese de guía. Estos negros esclavos, nativos de Angola –como hemos visto- por haber rendido culto al Señor Crucificado y haberse hermanado para ayudarse en vida y auxiliarse en muerte, constituyen el origen de la Hermandad Nazarena.

El actual estatuto de la hermandad fue aprobado por el Arzobispado de Lima el 27 de abril de 2010, y es el documento fundamental de la institución, porque en él se fija los fines y objetivos de la hermandad, marcándose los lineamientos generales de su organización.

Más allá del interés cultural o cultual, permanece la realidad viva de una devoción que permea todas las capas sociales del Perú y se entraña en lo más hondo de la identidad espiritual de la nación peruana. Para adentrarse en el corazón de la misma, hay que penetrar en la unidad vital que representa la cuadrilla de cargadores; ahí está la vida diaria de los miembros de la misma. La cuadrilla es como la familia, célula básica de la sociedad, de ahí que cada una de ella tenga su propia historia e identidad. Los aspirantes deben demostrar su devoción mediante acciones caritativas como limpiar iglesias, consolar a los enfermos, cambiar cirios y flores, recibir limosnas. Los cofrades deben asistir regularmente a misa y a las asambleas, así como a retiros espirituales. El programa de formación espiritual para la hermandad lo coordina en la actualidad Monseñor Pedro Hidalgo Díaz, Director Espiritual y representante del Cardenal en la hermandad. Las exigencias del hermano del Señor de los Milagros las vemos concretados en una espiritualidad bien concreta, tal como él mismo nos comparte. El aspecto fundamental es la semejanza con Jesús (Fil 2, 5-11), particularmente en su obediencia a la voluntad del Padre, en la lectura asidua y meditativa de la Palabra de Dios, en la oración, los sacramentos (especialmente la Eucaristía y la penitencia), "el amor tierno y fiel a la Virgen María, la Virgen Madre, esa Virgen que esta al costado justo al Señor, servicio a los hermanos la autentica devoción nos tiene que llevar a que el corazón vibre en una autentica fraternidad". En este sentido –y termino- la Hermandad guarda como reliquia preciada la carta, que en el 2001 el Siervo de Dios Juan Pablo II les dedicó con motivo de los 350 años del acontecimiento morado: "Ruego al Señor de los Milagros que proteja a los limeños, convierta a quienes llevan a hombros su imagen en portadores de Cristo también con su fe y su testimonio de vida intachable, transforme en verdaderos imitadores de Jesús a quienes visten la túnica nazarena y derrame su gracia sobre cuantos le invocan con devoción". (joseanbenito@gmail.com)



También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Añadir un comentario