Revista Literatura

Valencia lo tiene todo: el mar, el sol y la poesía.Y a Miguel Hernandez patrimonio de la humanidad.

Publicado el 29 enero 2017 por Chema Rubio @ChemaRubioV
La Comunidad Valenciana es tierra de poetas sin duda alguna, y a nosotros no se nos olvida nunca Miguel Hernández
Valencia lo tiene todo: el mar, el sol y la poesía.Y a Miguel Hernandez patrimonio de la humanidad.
Un paseo por la Comunidad Valenciana es caminar entre árboles frutales, bajo el cielo azul que se llega a confundir con el azul del mar, y todo ello es poesía del color, poesía del olor. Poesía que se puede tocar con las manos como se puede tocar el amor si a tu paseo le toca. Es un paseo donde nos encontramos con la poesía y la historia de todas las culturas que han pasado por estas tierras. También por todo lo árabe sin cuya arquitectura los ojos no mirarían los mismos arcos. No mirarían las mismas puertas. Sin esas formas, no se acercarían a las mismas cerraduras con la llave alargada de los milagros que es la poesía.
La comunidad valenciana es tierra de poetas sin duda alguna, y a nosotros no se nos olvida nunca Miguel Hernández. Pero si tenemos que recordar a los más cercanos en el tiempo mencionamos a María Beneyto, Francisco Brines, Jaime Siles, Jenaro Talens, Teresa Espasa, Carlos Marzal o Rafael Soler Medem. Sin ir más lejos el valenciano Rafael Soler se alzó en la edición del 2014 con el Premio de la Crítica Literaria Valenciana, que este año ha correspondido al poeta de Novelda Joaquín Juan Penalva.
La poesía es un camino que buscando la belleza solo termina en nuestra propia muerte, o en la muerte de la ilusión. Hablamos de poesía, no de escribir unos versos adolescentes que se olvidan y nunca más vuelve la pasión que les dio a volar por los aires. Hablamos de poesía, no de hacer unas rimas para ligar un amor, o subirse al pedestal de los príncipes del parnaso de los días comprados. Noche a noche se van haciendo los poetas en soledad mejor que en bohemias.
Y así van naciendo libros como el de la poeta valenciana Marina Izquierdo, que también es periodista, emprendedora y madre. Con el volumen “La Mitad Silenciada”, Izquierdo fue finalista del III Premio Internacional Pilar Fernández Labrador en Salamanca, y fue publicado por ediciones Lastura. En “Soy Mujer” nos dice cosas hace, y se lo dice a un tu que es un hombre.” Soy mujer y me distraigo… /Tu comida, su examen, nuestro huerto…/Tus luchas, sus guerras. /La revolución que finges, hacer, también, mía… /Ya no me atraparás en el fogón de las trincheras”. Es una mujer que disputa al hombre su poder milenario, que sueña el sueño de ser mujer libre, liberada de los poderes masculinos que han sido las fuerzas que han llevado el peso de la historia en las generaciones que ha visto pasar por su lado. Y dice “Ya no coseré tu disfraz de patriarcado”. Y la creemos mientras la vamos leyendo. Porque así van naciendo libros como este que son denuncia contra las leyes de los hombres que gobiernan siglo a siglo.
Valencia lo tiene todo: el mar, el sol y la poesía.Y a Miguel Hernandez patrimonio de la humanidad.
Lastura está editando libros de importancia y nos hemos detenido también en la Barcelonesa Pilar Escamilla Fresco. En el libro (H)ojeándote, titula un capítulo como “Pestañas suicidas” y lleva una cita-pregunta de la filósofa María Zambrano: ¿Qué vas a hacer con estas manos manchadas con la tinta de la vida? Y sabemos qué hace Escamilla cuando dice “Comerme el pasado, las tripas de infancia, las paredes azules…comerme comerte” Quién nos amó a lo loco … nos dejará a lo bestia, escribe Belén Reyes. Pero no siempre esto es así. A veces nos dejamos nosotros a nosotros mismos antes de que nos dejen los demás. Nos vamos alejando, nos abandonamos, y luego ya no hay retorno a la carretera del amor. Mientras vamos pensando vamos leyendo a Pilar Escamilla “Bajo el vuelo de mi falda, las estrellas buscan, el hueco por donde se cuelan el aire y el deseo”.
Sueño a sueño el hombre se cuenta, y respira la necesidad que es de donde van a ir saliendo las poetas, o los poetas que es lo mismo, pero en otros cuerpos desiguales. Y si de otros libros vamos hablando también queremos hacerlo de “Dietario del Sur “del poeta argentino Rodrigo Galarza. De Galarza hablan importantes voces en la poesía como la de Francisco Madariaga que dice con respecto al libro que reedita Ruleta Rusa. Rodrigo Galarza abre en libro “una puerta para que salga a rastrear –sin voluntarismos anulantes– “encrucijadas de la materia”, como decía Apollinaire. En el poema “Poética del bebedor” dice “dejo que toda la fauna se muera en esta botella/que se desangre antes de que me atropelle/con la atroz inocencia de un ejército de niños/ furiosos. Antonio Gamoneda, también hace una década, dejaba caer estas palabras sobre Galarza “…con tu juventud y en esa línea podrás hacer un trabajo deslumbrante y necesario en el aburrimiento que parece amenazar a la poesía planetaria” Entre otras antologías nosotros lo seleccionamos para “Los Poetas de la Senda “  Al igual que a Javier Diaz Gil de quién hablaremos ahora.
Valencia es tierra de escritores y paso para que los poetas presenten sus materiales de poesía. Y por eso tenemos que hablar necesariamente del volumen “La palabra y la Carne” de Javier Díaz Gil, que entre otras antologías se encuentra en "Los Poetas de la Senda" que también ha publicado por ediciones Ruleta Rusa. El volumen está prologado por José Cereijo. Y en el poema “Decálogo de Desconfianza” declara “Desconfía de quien sonríe/y muestra con exceso sus manos y sus dientes/ del pez que se entrega sumiso al anzuelo…/Desconfía de quien te dice en lo que debes confiar/. Desconfía de mí. Y es por eso que al menos sabemos de quién y porque hemos de desconfiar, y no hablaremos de política para no tener que dar una larga lista de nombres en quien no confiamos. Porque no hay lista mala que hacer, si no una pequeña lista de poetas a escoger hoy. Una lista de poetas ligados a Valencia, y que en el caso de Javier Díaz Gil, presentará el sábado en Gandía.
Valencia lo tiene todo, el mar, el sol y la poesía. Un paseo por la Comunidad Valenciana es caminar hacia la luz del Mediterráneo, luz que nos acercan y nos ensanchan los poetas. Ese milagro que es la poesía que abre cerraduras oxidadas en el tiempo. Como la memoria.
El Libro “La palabra y la carne” de Javier Díaz Gil, fue presentado por la poeta Adriana Serlik, en la librería Gavina Llibres el dia Sábado 5 a las 17horas de noviembre en Gandía.
.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas