Revista Diario

21 años en el éxito y 29 de decadencia

Publicado el 04 abril 2021 por Benjamín Amoedo De La Grana
21 años en el éxito y 29 de decadencia
 

¿Qué haces cuando a los 21 años has alcanzado prácticamente el punto más alto de tu vida?

Han pasado 8 años ya y en verdad creo que entre los 16 y los 21 viví los mejores momentos de mi vida, desde entonces todo ha ido cuesta abajo y sin frenos, no solo es que mi vida haya ido a peor, sino que también es complicado o prácticamente imposible superar lo que conseguí y tuve en aquellos años, es por ello que no puedo evitar vivir con cierto grado de resentimiento, quizás esta frase es cruel con respecto a las personas con las que he compartido mi vida en los años posteriores, ello no quiere decir que no hayan sido también momentos extraordinarios, pero no como aquellos.

En aquel momento estaba en sintonía con el mundo, hacia lo que quería hacer y no dependía de nadie, nadie me decía que no a nada, simplemente era yo mismo, para estar y hacer lo que me diera la gana, combinado con un momento emocional y sentimental pleno, la única pega es que mi estado de salud ya comenzaba a decaer, pero aun así era feliz conmigo y con mi entorno.

Desde entonces mi salud ha ido cayendo estrepitosamente en picado a mayor velocidad que una piedra en un acantilado, mi vida deportiva a explotado en mil pedazos y desaparecido por completo, mis relaciones personales y amistades se han complicado fruto de distancias, mentiras, caminos diferentes y nuevas formas de pensar a consecuencia del cambio tan drástico que pego mi vida, incluso mis relaciones familiares son muy diferentes y difíciles en los últimos años.

Todo esto sin hablar de mi vida amorosa que en los últimos años se ha convertido en el guion perfecto de la más exitosa película de drama, humor y romance de Hollywood, no se si algún día hablare de ello, quizás no es tan descabellado, loco e increíble como otras historias amorosas que rodean mi entorno pero aun así yo ya tengo bastante.

La única motivación que tengo hoy en día en mi vida que pueda superar lo que tuve en el pasado es el dinero, curiosamente el dinero en si mismo nunca ha sido una motivación en mi vida, es por ello por lo que redundantemente mi única motivación no es en si misma una motivación. Se donde estaba mi vida y como era esta años atrás, Se que pase lo que pase es imposible volver a lograr las mismas sensaciones, emociones y niveles de éxito y satisfacción. Supongo que la vida tiene sus fases, cada una de ellas con sus altos y bajos, yo viví algo extraordinario y me siento afortunado, en lugar de pensar que jamás volveré a ser tan feliz como lo fui antes, toca pensar que delante existen nuevas puertas, oportunidades y etapas, cada una de ellas con sus respectivos momentos maravillosos que merecen la pena ser vividos. Todo y nada en si mismo es extraordinario.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas