Revista Literatura

24 symbols: libros electrónicos a la carta

Publicado el 24 junio 2011 por Blancamiosi
Sus promotores lo definen «como un punto deencuentro entre usuarios, editoriales y anunciantes». ¿Las novedades? Es gratispara el lector, es una fuente de ingresos para el editor (a través de lapublicidad y las suscripciones) y, para tranquilidad de los autores, evita laposibilidad de copia ilegal.


Un proyecto con sabor cántabroAl frente de 24symbols está el informáticoAitor Grandes, quien hasta hace un año residía en Loredo y ejercía como asesorde la Dirección General de Desarrollo Tecnológica del Gobierno de Cantabria(DGDIT), hasta que se trasladó a Madrid, para empezar con el proyecto en mayode este año. Sus socios en esta aventura son Ángel Luengo, David Sánchez yJusto Hidalgo. Al equipo hay que sumar dos nuevos ingenieros recientementecontratados, y varios colaboradores free-lance para las tareas de diseño yasesoramiento editorial. Y nos encontramos con otro cántabro en la partefinanciera de la aventura: David Cantolla, el creador de 'Pocoyó', la exitosaserie de dibujos animados, y de Zinkia Entertainment y otras muchas empresas deéxito. Cantolla es uno de los cuatro socios de Sidkap, la firma inversora queapuesta por esta plataforma, dentro de lo que los especialistas definen como'capital semilla'.
El Spotify de los librosCon la divisa 'Lee y Comparte', 24symbols sepresenta como un software para leer y compartir libros digitales, quefuncionará en cualquier lector de ebooks con conexión a Internet y «quepermitirá a cualquier usuario disponer de un catálogo internacional y multi-editorialde contenido de calidad».Para explicar mejor su funcionamiento, AitorGrandes lo compara con Spotify, la plataforma de suscripción musical: igual queel usuario accede a la música mediante streaming, sin necesidad de descargarnada, el lector tendrá a su disposición, mediante su dispositivo de lectura,todos los libros disponibles, que podrá leer íntegramente en su pantalla.Como en Spotify, habrá también dos modalidadesde suscripción: gratuita y premium. Este modelo 'freemium' permite que, en lamodalidad free, se puedan leer gratis los libros -aunque, a cambio, se recibapublicidad-, pero sólo cuando se disponga de conexión a internet, mientras queen la de pago es posible la lectura offline y sin anuncios, con una cuotamensual que estiman no alcanzará los diez euros.

Así, los usuarios podrán acceder, a través delordenador, su ebook o incluso su móvil, al listado de libros disponibles,hojear las reseñas, valorarlos y recomendarlos a otros usuarios. Todo ello sincomplicaciones para el profano, pues es accesible desde cualquier navegador, alutilizar tecnología web convencional. Y, respecto a qué encontrará el lector,no sólo se ofrecerá literatura, sino también obras de referencia, manuales y,lo que resulta más novedoso, pretenden ofrecer manuales de usuario de productosde consumo.

Leer sin descargarEl ejemplo de la industria musical y el mp3sirve también a Aitor Grandes para explicar la gran ventaja comercial de24symbols: «Pensemos en el último libro de Ken Follet, por ejemplo. La ediciónen papel son más de mil páginas y cuesta veinticinco euros. Pero, además, setrata de una trilogía, lo que no sólo significa que me va a costar setenta ycinco euros, sino que serán tres volúmenes que no me van a caber en laestantería. Y podría optar por comprar la edición digital, pero cuestadieciséis euros; los ebooks son carísimos porque ahora el sesenta por ciento selo lleva el distribuidor. Si resulta que el mismo libro está disponible en lasredes p2p ¿realmente la gente va a pagar tanto o va a piratearlo? Estoyconvencido de que, si lo ofreces de modo económico, la gente no va a recurrir alas descargas ilegales, porque con nuestro sistema resulta hasta más sencilloacceder al libro».
PirateríaPero, ¿cómo impide este sistema la piratería? Laidea es, en lugar de levantar barreras y diseñar costosos mecanismos deprotección, como los DRM y demás intentonas que terminan por convertirse enretos para hackers, esta plataforma simplemente evita la copia porque no existeun documento que se transmita, sino que el lector visualiza en su pantalla laspáginas, pero sin almacenar el libro, que no es descargado en ningún momento.
EditoresLa cuestión, ahora mismo, es dotar decontenido al sistema. Desde hace semanas, 24symbols está negociando con editorespara recibir los libros que pronto estarán a disposición de sus suscriptores.Una tarea lenta y ardua, pues como apunta Grandes «la venta se organiza muchomás rápido que los sistemas de suscripción: Spotify tardó en aparecer cincoaños más que iTunes», mientras recuerda que el Kindle o el Books de Apple sontodavía realidades muy recientes, «pero que no se engañen los editores: aún noha llegado la gran ofensiva de los dispositivos lectores. El iPad ha demostradoque las pantallas de los tablets son tan cómodas o más que la tinta digital, ycuando se inunde el mercado de lectores, la piratería se extenderá tanto comoocurrió con los mp3». Para estar preparado, 24symbols ofrece a las editorialesno sólo acuerdos de distribución, sino incluso incorporarse como inversores, aligual que sucede con Spotify, cuyas acciones están en buena parte en manos decompañías discográficas.
¿Y los autores?24symbolsno se plantea como una plataforma promocional de nuevos valores, ni como una conexióndirecta entre autores y público, sino que apuesta por la mediación editorial,pues su pretensión es «ofrecer un fondo de calidad contrastada, y esa labor yala realizan las editoriales, y muy bien». Así pues, no estarán disponiblesobras de autor-editor, porque «no somos un sistema alternativo de publicación,que es lo que ofrecían hasta ahora otras plataformas de libros», aclaraGrandes.
Nota deBlanca Miosi: Aquí creo necesario hacer una aclaratoria. Si acceden a lapágina, encontrarán en la parte de abajo, a la derecha, un DOC con el modelo decontrato para agentes/autores, en el cual se entiende que los autores directamentetambién pueden contratar los servicios de 24symbols, siempre y cuando hayantenido cierta trayectoria como haber ganado algún premio literario, entrevistasy publicaciones que hayan tenido relativo éxito y por supuesto, calidad, porqueellos no son co-editores, es decir, no revisan ni corrigen textos. (Esto últimolo sé porque David Sánchez, vocero de la empresa, me lo dijo directamente)El material se debe enviar con el diseño de laportada, pues ellos publicarán todas las obras con una portada estándar a menosque el trato se haga directamente con las editoriales. Y algo que me pareceimportante y que le dará al autor libertad de movimiento para seguirpresentando su obra a agentes y editoriales es que 24symbols no tendrá laexclusividad del material presentado.  http://www.24symbols.com/
La competenciaA primera vista, los competidores de esteproyecto serían Google y su portal de libros, Google Books. También allí esposible acceder y leer un gran número de obras, aunque muchas de ellas sólo sepueden consultar fragmentos. Y, como no, también la gran amenaza para todo elsector, el futuro Google Edition.
Sin embargo, la filosofía de ambas plataformases muy distinta de la de 24symbols: mientras Google piensa en vender contenidos-bien el libro físicamente, bien libros digitales, o bien el acceso adeterminadas páginas-, este nuevo proyecto se aleja de ese esquema comercialclásico de venta, que no se diferencia demasiado de lo que ya hace Amazon o elfuncionamiento de iTunes; el sistema que propone Grandes se inspiradirectamente en las redes sociales y procesos de intercambio más actuales y másdel gusto del consumidor actual, para el que 'gratis' es una palabra talismán,y que a menudo no distingue demasiado los límites de lo legal, en cuanto acontenidos digitales se refiere.

Interés desatadoDesde que hace unos días se difundiera lanoticia de esta nueva plataforma, las muestras de interés están desbordando alos responsables del proyecto. Primero, la novedad corrió por las redessociales -especialmente, en Twitter- y medios digitales como Papel En Blanco,pero también medios convencionales como CNN+ o el diario Expansión les handedicado páginas y minutos. Por el momento, todavía no han abierto lassuscripciones ni la lista de betatesters, pero se pueden seguir todas lasnovedades del proyecto a través de su blog.

Fuente:Diario El Montañes
Este artículo fuepublicado hace ocho meses.  En la actualidadel proyecto ya es una página web que está en funcionamiento en forma beta.  Su lanzamiento definitivo será a partir del30 de junio de 2011 y dos de mis novelas: EL LEGADO y DIMITRI GALUNOV, estaúltima inédita, serán digitalizadas y publicadas en esa plataforma, a través demi agencia literaria.
B. Miosi


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas