Revista Literatura

«a ghost story» (2017) - david lowery

Publicado el 08 mayo 2022 por Javierserrano
«A GHOST STORY» (2017) - DAVID LOWERY ... como su propio nombre indica, A Ghost Story es una historia de fantasmas, pero no es ni mucho menos una historia de terror, de esas trufadas de sobresaltos. Es más bien una historia de amor, tristísima y contada desde el punto de vista de un fantasma —aquí radica su originalidad— que se muestra ante el espectador con una sábana encima y con dos agujeros a la altura de los ojos. Un fantasma a menudo inmóvil e inexpresivo que observa todo lo que acontece en el interior de la casa a la que de alguna manera ha quedado vinculado para siempre. A veces se asoma a la ventana y ve que hay otros fantasmas atrapados en otras casas, con los que incluso puede establecer una comunicación. Obviamente, no puede ser visto por los habitantes de esa casa encantada que solo alcanzan a percibir ciertas manifestaciones ocasionales: bombillas que se encienden o apagan, puertas que se abren, el sonido de un piano aporreado... o, en el peor de los casos, cuando el fantasma está enojado, en forma de objetos que salen volando y terminan hechos trizas. Para contar esta historia de amor interrumpido, su director, Davide Lowery, apuesta por un predominio de planos fijos y de silencios (de hecho la película no tiene demasiado diálogos), que ponen de manifiesto de una manera a veces asfixiante los sentimientos de los dos protagonistas de la película.
A Ghost Story reflexiona sobre la posibilidad del amor más allá de la muerte; sobre la capacidad de los sentimientos para resistir la erosión del paso del tiempo (en un momendo dado, un personaje algo ebrio hace una interesante reflexión sobre el arte, ejemplificada en la Novena de Beethoven, y su relación con Dios, y especula sobre el sentido último de ese arte); sobre si algo permanece cuando desaparece lo puramente físico y como ese algo sigue aferrándose de una manera desesperada a los sentimientos, a la memoria o incluso a elementos más materiales: un mensaje escrito en un papel y escondido en alguna grieta en el umbral de una puerta, una casa, un piano...
La fotografía es impecable, con algunos planos que parecen cuadros. Por ponerle un pero creo que hay secuencias en que sobra la música, aunque en otros momentos de la película está perfectamente colocada y enriquece la historia...

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas