Revista Talentos

El Berlusconi tropical

Publicado el 08 mayo 2014 por Perropuka

El Berlusconi tropical

Fuente: Facebook


Y pensar que Santa Cruz de la Sierra, la ciudad más poblada de Bolivia, presume de ser la más avanzada, cosmopolita y civilizada. La locomotora que tira de la economía del país, al ritmo de un empresariado pujante y dinámico, vinculado principalmente a la ganadería y la agroindustria. La Miami nacional, la estrella del oriente boliviano: rumbosa, despreocupada, cálida, espectacular, acogedora, despilfarradora, en fin. Cuna de las mujeres más hermosas y pionera de la industria del modelaje, entre otras cosas. Ah, ese “otro país” que, admirados por su nivel industrial, sus amplias avenidas y paseos, sus enormes supermercados, sus lujosas urbanizaciones y demás, remarcan muchos viajeros del resto de la república que ponen sus pies por primera vez, como quien descubre el paraíso terrenal.
Esa Santa Cruz que en las últimas décadas se ha convertido, por derecho propio, en un oasis de la cultura por sus permanentes ciclos de cine, teatro, música barroca y renacentista, además de exposiciones pictóricas y, por supuesto, una importante movida literaria que marca el quehacer nacional; sin embargo, a pesar de ese liderazgo, posee el bochornoso honor de tener el alcalde más cavernícola del país y quizá del continente. Una joya digna de engrosar el bestiario universal de la infamia.
Hace una semana, el burgomaestre (será más bien burdomaestre) Percy Fernández, un ágil casquivano de 75 años, se vio nuevamente envuelto en un escándalo al tocar el muslo de una joven periodista en un acto público, aprovechando que lo entrevistaba sentada a su lado. A pesar de los intentos de la mujer por apartar la mano del alcalde, este reacciona casi susurrándole, llamándole “tacaña” por no acceder a sus intenciones. El incidente volvió a agitar el debate sobre los permanentes episodios de violencia contra la mujer que sacuden a nuestra sociedad. Lamentablemente sólo en las redes sociales y en algunos grupos feministas se dieron muestras de repudio y condena. El resto de la población parece que asiste complacido al vergonzante circo que significa el comportamiento aberrante de este y otros individuos repugnantes de la arena política. 
Lejos de manifestar un creíble arrepentimiento o algo parecido, Fernández mandó una carta de disculpas a la afectada donde le dice "no fue mi intención ofenderla, ni lo he hecho" ¿¿??; declarándose además, en el mismo documento, como víctima de una campaña mediática en su contra, de personas y medios interesados,  en “una maniobra del más bajo nivel político”. ¡Qué tal, eh!...Por si fuera poco, un grupo de choque movilizado por el entorno del alcalde intentó agredir a una diputada que acudió a las oficinas del ministerio público para presentar una demanda judicial al respecto. Varios integrantes de ese grupo eran mujeres que vociferaban a voz en cuello improperios contra la diputada.
Quizá alguien podría sentir pena o conmiseración por este vulgar septuagenario, como he leído comentarios del tipo “puede que esté enfermo de la cabeza, habría que mandarlo al siquiatra o internarlo” o “es un viejo chocho, tienes sus locuras pero hace obras, por el bien de Santa Cruz”. Tal vez eso explica que, por muy extraño que parezca, siga muy vivito y coleando en su puesto, desempeñando orgullosamente su quinta gestión como “honorable alcalde”, tal cual rezará en una plaqueta de su despacho. Tal parece que a la gente le importa más que le asfalten la calle y le construyan alcantarillas, como queriendo trastocar aquel célebre justificativo de “roba pero hace” por uno nuevo, aunque suene nauseabundo, de “soba pero hace”. Si una sociedad tiene un gobernante abyecto, es porque intrínsecamente esa sociedad es abyecta, o por lo menos una gran mayor parte. Suena inverosímil que mujeres (la mitad del electorado) hayan votado por él, a pesar de sus constantes muestras de corte machista a lo largo de su trayectoria política, aparte de sus innumerables agresiones verbales a la prensa, indignas para una autoridad de alto nivel. Luego me dirán por qué el Comité Cívico Femenino de Santa Cruz (conformado por damas de la burguesía), amén de otros colectivos como la brigada femenina de congresistas, no se han pronunciado al respecto. Y eso que no es la primera vez.
Ya en agosto de 2010, Fernández, besuqueó contra su voluntad a una trabajadora de obras públicas en una inspección de un viaducto, ante la mirada sonriente y pasiva de muchos varones que parecían celebrar las “gracias” del alcalde bonachón, como si fuera el arquetipo del camba (nombre coloquial del cruceño) viril, “atrevido” y “alzao”. Todo un machote que hace sonrojar a las mujeres, el macho alfa de la manada marcando territorio. En marzo de 2012, volvió a protagonizar otro incidente al manosear las nalgas de la presidenta del Concejo Municipal en un coliseo. En otra ocasión se le ve extendiendo la mano al trasero de otra empleada municipal mientras esta se revuelve asqueada. Cuatro actos de agresión sexual que hasta ahora permanecen impunes sin que nadie le siente la mano a este libidinoso carcamal que hasta tiene el desparpajo de seguir sonriendo como si nada. Tan ancho y complacido como su cara abotagada.  

El Berlusconi tropical

Meme de internet

Consciente de su poder omnímodo sobre cualquier mujer en situación de dependencia laboral, hace realidad aquella máxima evista de “le meto nomás (la mano) por más que sea ilegal” (de hecho, el gobierno masista ha promulgado recientemente con bombos y platillos la Ley Integral contra la Violencia a la Mujer, que tipifica la acción del alcalde como “delito de acoso sexual, con el agravante de que es un servidor público”; puro papel mojado, nada más). No debería extrañarnos de un individuo procaz que se sometió con gusto al régimen oficialista, a pesar de ser nominalmente opositor, como en años anteriores se rebajó rastreramente ante el presidente Sánchez de Lozada, poniéndose de rodillas y besándole la mano, literalmente. Hoy por poco hace lo mismo ante Evo Morales, aunque figuradamente ya lo ha hecho, aliándose con él con tal de seguir disfrutando de su posición privilegiada. A tal punto es su amistad y connivencia, que siempre se los ve muy satisfechos y relajados entre sí. Entre elogios mutuos y demás afectos públicos, el presidente le llamó “el mejor alcalde de Bolivia”. Tal para cual. Como era de esperar, ninguna de las ministras y congresistas del partido gobernante salió a indignarse ante este nuevo acto inmoral. Como sí hicieron en agosto de 2012 (foto inferior) cuando en tropel y más rabiosas que fieras heridas condenaron al empresario y líder opositor Samuel Doria Medina, acusándole de machismo, racismo, y otros adjetivos contra la dignidad de las mujeres, por el hecho de que este había lanzado el bombazo de que Evo Morales habría embarazado a la hija menor de edad de una de sus ministras. "Estamos aquí para decirle de frente a un hombre que cree que los millones están por encima de la dignidad de las mujeres, que no nos vamos a quedar calladas”, comunicaron en aquella conferencia de prensa. Hoy, todas estas ilustres defensoras de la Mujer permanecen más calladas que la estatua de Adela Zamudio.

El Berlusconi tropical

Ministras y otras funcionarias (meme de internet)


Entretanto, corre el tiempo a medida que se acerca la fecha de la millonaria Cumbre del G-77. El Berlusconi local -más pequeño en poder, pero más cínico, torpe, grotesco y lascivo- estará preparándose para recibir a las delegaciones extranjeras, entre las cuales llegarán numerosas mujeres. Muchas estrecharán su inmunda mano, a la par que el “alcalde manoslargas” las examinará con aires de comerse un buen churrasco. Como todo un rey del ganado. ¡Elay!
-----------------P.S. He aquí la imágenes de sus “galanterías, gracias, bromas opas,  o excentricidades”, como denominan algunos. Juzguen por sí mismos:
  • Beso descarado y abusivo a una empleada de obras públicas. 
  • Nalgueadaa la presidenta del Concejo Municipal 
  • Alargandola mano al trasero de una empleada municipal 
  • Acariciando el muslo de una periodista 
  • Bonus: Compilado de las sandeces que dispara a la prensa.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Sobre el autor


Perropuka 231 veces
compartido
ver su blog

El autor no ha compartido todavía su cuenta El autor no ha compartido todavía su cuenta El autor no ha compartido todavía su cuenta

Revista