Revista Talentos

El sueño voló

Publicado el 24 enero 2016 por Lluna
El sueño voló
 El amor, ese sentimiento tan hermoso, que es capaz de cruzar cielos, superar obstáculos, igual que enloquece de felicidad puede causar mucha tristeza y dolor.
 Hugo era escritor de un país del otro lado del mar, cuando vio a Emma, quedó fascinado por su sutil belleza, ella aficionada a la poesía vivía al noreste de España, el azar los unió
 A Emma, Hugo al principio no le atraía nada, es más, en ocasiones evitaba su compañía, pero después de continuas conversaciones y gratos momentos junto aquel hombre moreno, de mirada picara, sentía algo especial por él, le robó el corazón. aunque era un tanto reacia a comenzar una relación con nadie, pues su vida sentimental no había sido muy grata.
Hugo la hacía reír, soñar, se sentía viva con él, aunque a ella no le faltaban pretendientes, sentía que aquel hombre era distinto, algo muy hermoso surgió entre los dos, quizás amor o tan solo deseo.
Una tarde Hugo invitó a Emma a pasar un fin de semana en una cabaña, ella aceptó, le parecía una idea divertida, tras dos horas de viaje en coche, llegaron a su destino, un bello paraje en las montañas, la cabaña de madera, acogedora, muy bien decorada, tenía una chimenea una piel de oso a modo de alfombra, algo que siempre le gustó a Emma, tras una deliciosa cena romántica, velas, champán, el deseo es imparable, él la tomó entre sus brazos, besándola con loca pasión, en unos minutos, yacían sobre la alfombra amándose como si no existiera un mañana, era el comienzo de un sueño.
Pasaba el tiempo y sus encuentros eran más frecuentas, en ocasiones regresaba esa cabaña, a la que han bautizado como la Cabaña de los sueños, en otras permanecían en la casa de Emma, cada tiempo Hugo viajaba a su país, ella seguía con su vida, sabía que regresaría. Hugo en su tierra es bastante conocido, en especial por el público femenino, algo que a Emma disgustaba, pero lo aceptaba, ella siempre se mantenía en un segundo plano. Hugo subía como la espuma en el mundo de las letras de su país, recibiendo varios premios por su labor. Más de un año de relación entre ellos, a pesar de las idas y venidas de Hugo, ella lo amaba cada día más aunque comenzaba a pensar que las palabras de él eran solo eso palabras, pero Hugo le prometía que no era así decía amarla como el primer día.
Hugo comenzó a escribir su primera novela, Emma le aportaba pequeñas ideas,como en tantas ocasiones,la novela se publicó con éxito en su tierra,lo cual animó al escritor a pensar en un nuevo intento,proponiendo a Ema escribirla entre los dos,él era un hombre muy ocupado,por lo que en cuanto dispusiera de tiempo así se haría,pasaban los meses y su amor seguía  vivo por parte de Emma,Hugo parecía  que se va alejando de ella,o así lo sentía Emma,ella pensaba que como ahora Hugo era una persona distinguida en su tierra,tenía a otra mujera allí al otro lado del mar y el instinto de una mujer suele ser acertado... Emma se sentía cada día más olvidada por su amor,aunque en sus cada vez mas breves encuentros,él le juraba lo contrario,pero ella intuía que el fin se acercaba.Hugo con sus múltiples ocupaciones,no comprendía  la inquietud de Emma y la insistencia dialogar con él,para Hugo  todo estaba bien,ella lo vía de otro modo, para Hugo carecía de importancia   coquetear con sus seguidoras,sin pensar que a Emma eso le dañaba,cierto es que pertenecían a distintas culturas, modos de entender la vida,pero el amor no entiende de eso,Emma es una mujer abierta y no conocía lo que era sentir celos hasta ahora,él le decía que era  falta de confianza en si misma,lo cual no era así.
Un día él decidió acabar con esa  relación a pesar de que seguía amándola,algo que ella no creyó  convencida de que jamás la amó,su amor  nacido entre letras,quedó como una amistad,entre dos seres lejanos,el sueño voló.
Magda Jardí
©Derechos reservados

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog

Revista