Revista Literatura

Entrevista a Irina C. Salabert, de Nocturna Ediciones

Publicado el 23 noviembre 2015 por Miransaya
Entrevista a Irina C. Salabert, de Nocturna Ediciones BREVE BIOGRAFÍA
Irina C. Salabert nació en Madrid, 1990, y en 2009 creó Nocturna con Luis de la Peña.
NOCTURNANocturna nació en 2009 de mano de una editora-traductora y de un crítico-profesor literario. A Irina C. Salabert y Luis de la Peña los unió un proyecto común en el que querían romper con los cánones establecidos y publicar autores y géneros que consideran imprescindibles, dando voz a nuevas obras y también, por qué no, a clásicos atemporales.http://www.nocturnaediciones.com/
ENTREVISTAI. ¿Cómo fueron tus inicios en el mundo de las historias escritas? ¿Quién te metió en él? ¿Cuáles son tus primeros recuerdos relacionados con libros?ICS. Me metieron mi madre, que es escritora, y mi abuelo, que era traductor. De pequeña los acompañaba con mucha frecuencia cuando iban a librerías y me dejaban a mi aire para que escogiera alguna novela infantil; mi madre a menudo las leía también. Por eso no tengo un primer recuerdo relacionado con libros: en casa siempre he estado rodeada de ellos.I. ¿Qué te consideras: lectora-editora o editora-lectora?ICS. ¡Eso depende de lo que esté leyendo en ese momento! Cuando leo por placer, por supuesto que lectora; cuando leo por trabajo (y estoy más tensa, sin relajarme aunque esté disfrutando con el texto), entonces editora.I. ¿Cómo empezaste en el sector? ¿Cuándo te diste cuenta de que lo tuyo era la edición?ICS. Bueno, al final de mi adolescencia empecé a hacer informes de lectura para otros sellos, así como algún que otro editing. Creamos Nocturna cuando yo había cumplido los dieciocho y no tenía una idea definitiva de qué iba a hacer. Supongo que asumí desde siempre que me iba a dedicar a algo relacionado con este mundo, pero no tuve claro de qué manera hasta que surgió la idea de Nocturna.I. ¿Qué consejo le darías a quién quiera dedicarse al sector editorial? ¿Son precisos los estudios específicos y los títulos para ello, o una mezcla de enfoques con estudios autodidactas y vocación sería lo mejor?ICS. El sector editorial puede parecerle muy hermético a alguien que no tenga contactos dentro por el sencillo motivo de que mucha gente está interesada en entrar (hay muchas editoriales, pero infinidad de traductores, diseñadores, ilustradores, correctores, personas que quieren publicar…). En ese sentido, nosotros no partimos desde cero porque ya conocíamos a mucha gente. Si uno no tiene ni contactos ni conocimientos del sector, lo mejor es prepararse en algún máster o taller donde no sólo vaya a aprender, sino también a conocer a otros colegas de la profesión (por ejemplo, haciendo prácticas).I. ¿De dónde surgió la idea de Nocturna? ¿Cómo fueron sus primeros pasos?ICS. De lo habitual en estos casos: al hablar de libros que no estaban disponibles en español. Luis había sido crítico en El País durante más de diez años y hecho labores de corrección, etc., externas, pero tampoco había experimentado el día a día en una editorial. Fue un poco temerario, la verdad, y por eso dimos nuestros primeros pasos tropezando cada dos por tres.Entrevista a Irina C. Salabert, de Nocturna EdicionesI. Ahora ya sois una editorial reconocida por público y la crítica, con títulos en la gran pantalla, pero ¿cómo fueron vuestros inicios? ¿Cómo os recibieron los lectores y libreros? ¿Os encontrasteis con muchas trabas? Y ahora, ¿es más fácil?ICS. ¡Ahora es mucho más fácil, sí! Cuando Luis y yo presentamos Nocturna, los libreros no nos conocían y los pedidos, en especial los de las grandes superficies, eran muy pequeños. Solemos pensar que si un libro vende se debe principalmente al autor, a la cubierta, al tema… Pero la realidad es que el papel de la editorial es fundamental y no sólo por la promoción, sino porque el sello puede actuar como aval (o al contrario) de cara a los pedidos. Si las librerías no te conocen y no has tenido un éxito previo, te pedirán pocos ejemplares y tus títulos posiblemente pasarán inadvertidos.I. ¿De dónde viene el nombre y el logo?ICS. Son un homenaje al lector; representan el tópico con el que se nos suele asociar, de gente con afinidad por los gatos y que no tiene inconveniente es trasnochar para terminarse un libro.I. ¿Cómo resumirías vuestra filosofía? ¿Qué es lo que os hace decidiros por un manuscrito? ICS. Nuestra filosofía es: ¡cambio, cambio, cambio! Nos gusta publicar libros que destaquen por su originalidad. El mercado editorial a veces resulta tremendamente aburrido; si un tema se pone de moda, los agentes nos bombardean con ello durante años. Al final, los editores leemos manuscritos que casi parecen fotocopias y, encima, los publicamos. Pero si nosotros mismos nos aburrimos, ¿cómo no va a pasarles lo mismo a los lectores? Eso es lo que nos hace buscar siempre algo diferente: un mundo propio, una buena escritura, una voz singular, unos personajes inolvidables, una atmósfera lograda… En fin, libros que, por el motivo que sea, permanezcan contigo una vez que los hayas cerrado.I. Contáis con distintas colecciones que reúnen autores clásicos y actuales, de distintas nacionalidades y géneros diversos. ¿Cómo definirías la línea editorial y objetivos de Nocturna? Entrevista a Irina C. Salabert, de Nocturna EdicionesICS. Es una línea con clara preferencia por la ficción mayoritariamente extranjera de entre los siglos XIX y XXI. Nuestro objetivo al crear una colección juvenil y otra de narrativa general fue precisamente diferenciarnos de los sellos pequeños que se dedican a una u otra cosa; en resumen, llegar a lectores adolescentes con James Dashner y a otros adultos con Daniel Kehlmann.I. En la temporada pasada del Club de Lectura que organizo en La Font de Mimir, dos de vuestros títulos se coronaron como los favoritos de los lectores –y de una servidora–. ¿Qué os llevó a fijaros en Los amigos de Kazumi Yumoto y en Seraphina de Rachel Hartman? Dos tradiciones distintas, géneros completamente distintos… ¿Cuál dirías que es el secreto de ambos títulos? ¿Qué tal funcionan?Seraphina de Rachel Hartmanhttp://laodiseadelcuentista.blogspot.com.es/2015/03/resena-seraphina-primera-parte-de.htmlLos amigos de Kazumi Yumotohttp://laodiseadelcuentista.blogspot.com.es/2015/05/resena-de-los-amigos-de-kazumi-yumoto.htmlEntrevista a Irina C. Salabert, de Nocturna EdicionesICS. Los amigos es una novela iniciática con una gran virtud: puede disfrutarla cualquier tipo de lector. Cualquiera puede conectar con su trama: tres niños espían a un anciano porque han oído que le queda poco tiempo de vida y quieren saber qué pasará cuando uno muere; pero el anciano los descubre y decide plantarles cara. Ese es el comienzo de una historia en la que se forja una preciosa amistad llena de humor y ternura. Para mí, lo mejor de la novela radica en su aparente sencillez y la universalidad de su planteamiento.Seraphina es completamente distinto; se trata de una novela fantástica ambientada en un reino de corte medieval donde conviven humanos y dragones capaces de adoptar forma humana, aunque no de comprender sus emociones. En una atmósfera algo tensa y plagada de desconfianza, un miembro de la corte es asesinado, lo que provoca una cadena de prejuicios y complots. Aunque en sí no se parece en absoluto a Los amigos, hay algo que para mí ha determinado mucho lo bien que nos han funcionado ambas novelas: los personajes. Ambos libros cuentan con unos personajes magníficamente definidos, un factor que siempre influye en el boca a boca de los lectores.I. ¿Os consideráis una editorial de autores o de títulos?ICS. Nos gusta apostar por un autor cuando es viable, lógicamente. A veces no podemos seguir insistiendo, como con Diana Wynne Jones: publicamos La casa de los mil pasillos, ambientada en el mundo de El castillo ambulante, y funcionó bien; sin embargo, Cristal embrujado y la Guía completa de Fantasilandia vendieron muy poco. Si un autor nos gusta y funciona, siempre apostamos por seguir publicándolo. Lamentablemente, no siempre es posible.Entrevista a Irina C. Salabert, de Nocturna EdicionesI. ¿Cuál sería tu ojito derecho desde los inicios de Nocturna?ICS. Hmmm… ¿Quizás Eduard von Keyserling? Tenemos seis libros suyos, así que es probable. Lo cierto es que me cuesta mucho elegir uno de nuestros libros porque lo que más me gusta es el proceso de edición.I. ¿Qué consejo le darías a un autor novel que busca editorial para su manuscrito?ICS. Es imprescindible conocer las editoriales antes de enviar un manuscrito. Parece algo evidente, pero la mayor parte de los textos que recibimos no tiene nada que ver con nuestro catálogo. Y no me refiero sólo a saber si un sello publica novelas, sino al tipo de novelas; por ejemplo, nosotros no publicamos novela erótica y, no obstante, nos llegan bastantes manuscritos de ese tipo. Si un autor quiere llegar a buen puerto con lo que escribe, antes debería conocer como lector las editoriales a las que se está dirigiendo y cuidar la presentación de la propuesta: no mandar el e-mail en blanco, sólo con adjuntos, o con faltas ortográficas. En definitiva, tomárselo en serio, como si fuera una entrevista de trabajo. Y si no tiene suerte, otra opción recomendable es buscar a un buen agente. Los editores recibimos tantos manuscritos que un filtro adicional siempre ayuda.I. Para aquellos profanos que tengan interés por el mundo editorial, ¿cómo son los engranajes de Nocturna? ¿Cuántas personas trabajáis en ella? ¿Cómo es el proceso y el recorrido de un manuscrito hasta que llega a las librerías?ICS. Somos muy pocas personas, así que siempre andamos a rebosar de tareas pendientes. De editores estamos Paula González-Laganá, que vino a hacer unas prácticas y se quedó; Luis y yo. Ángel Sanz es nuestro diseñador y Lorenzo Rodríguez Garrido se ocupa de la prensa y las librerías.En cuanto al proceso, cuando uno de nosotros lee un manuscrito y le convence, nos reunimos los tres editores y debatimos sobre su contratación: qué perspectivas tenemos a nivel comercial, qué oferta podríamos pasar, en qué año lo sacaríamos… Solemos contratar con un plazo muy holgado para que nos dé tiempo a trabajar en condiciones (por ejemplo, yo ahora estoy leyendo varios manuscritos que en su idioma original se van a publicar en 2017). En fin, luego se corrige la versión definitiva del texto (es decir, un editor hace un editing, se manda a maquetar y entonces se hacen otras tres lecturas) y entretanto preparamos el diseño de cubierta y material promocional. Desde que contratamos hasta que el título se comercializa pueden pasar años.Entrevista a Irina C. Salabert, de Nocturna EdicionesI. ¿Puedes recomendarnos alguna de vuestras novedades?ICS. ¡Desde luego! De nuestra colección juvenil destaco nuestra más reciente novedad: Cartas de amor a los muertos, de Ava Dellaira. En ella, una adolescente que ha perdido recientemente a su hermana escribe un diario a través de las cartas que envía a personas que ya están muertas, como Kurt Cobain, Amy Winehouse, Jim Morrison, Judy Garland, Keats… En las cartas les cuenta su día a día en su nuevo instituto y a la vez indaga en algo que ocurrió antes de que su hermana se suicidara. Es una novela con una estructura inteligente, una voz personal, mucha sensibilidad…, bueno, a mí me gustó tanto que quise traducirla. Además de haber sido aclamada por la crítica, sus derechos se han vendido a 18 idiomas y también la han comprado los productores de Bajo la misma estrella y El corredor del laberinto.En nuestra colección de narrativa general acaba de salir Un paisaje de cenizas, de Élisabeth Gille, hija de Irène Némirovsky. Este es uno de mis libros favoritos de Nocturna: nada más publicarse en Francia, quedó finalista al Goncourt (el jurado lo desestimó por el fallecimiento de la autora) y ganó el Gran Premio de las Lectoras de ELLE. Cuenta la historia de Léa, una niña judía a la que ocultan en un pensionado católico de Burdeos tras la deportación de sus padres, y cómo el descubrimiento de lo que les ha sucedido cambia todo el rumbo de su vida. Es una magnífica novela sobre la culpa del superviviente, pero también sobre la amistad.
Entrevista a Irina C. Salabert, de Nocturna EdicionesI. ¿Cómo enfrentáis el tema de la promoción? ¿Son útiles las redes sociales? ¿Y el boca-oreja? ICS. Todo lo que fomente que se hable de un libro es útil. Esto no significa que muchos “me gusta” o seguidores se traduzcan en ventas, pero a menudo nos sucede que un lector empieza a seguirnos porque se ha leído El corredor del laberinto y luego se decanta por otras series que recomendamos en nuestras redes. Además, la comunicación con los lectores también nos permite saber lo que les gusta y, por consiguiente, conocerlos mejor, así que esas herramientas son doblemente útiles.En cuanto a la promoción, tenemos siempre en cuenta que cada libro es distinto; por ejemplo, las novelas de corte muy literario, más minoritario, pueden funcionar bien en prensa, así que para ellas centramos ahí nuestros esfuerzos y dedicamos más las redes y medios digitales a las juveniles, ya que apenas tienen espacio en la prensa tradicional. Y esto mismo lo aplicamos al material promocional: cada título requiere algo diferente.I. ¿Cuál dirías que es el papel del editor en la promoción? ¿Y el del autor?ICS. Para mí, ambos son esenciales, pero en España (o casi diría que en Europa) el autor tiende a desempeñar un papel más pasivo porque tradicionalmente se ha entendido la promoción como presentaciones, charlas y entrevistas; en fin, como lo que dictaba el editor. Ahora, sin embargo, estamos asistiendo a un tipo de promoción que consiste también en generar interés a los lectores a través de Internet de formas muy diversas. Si el editor y el autor se ponen de acuerdo para transmitir interés por un libro, el efecto puede ser mucho más eficaz. En nuestro caso, publicamos Sueños de piedra, de Iria G. Parente y Selene M. Pascual, a mediados de septiembre y, aunque la tirada era muy buena, se agotó en apenas un mes porque, antes de publicarse, ya lo conocían muchos lectores y libreros. Eso requiere esfuerzo e imaginación por parte de ambos, claro, pero al final merece la pena.I. ¿Qué papel tienen los canales clásicos en el éxito de un nuevo libro? ¿Hasta qué punto influyen en él los comerciales, las librerías y los medios de comunicación? ICS. Todos influyen: los comerciales, porque consiguen que los libreros pidan y destaquen el libro; los libreros, porque guían a los lectores; los medios de comunicación, porque recomiendan o entrevistan a los autores. Un libro sin esos factores es invisible.I. Las bibliotecas ¿son una herramienta o un competidor a la hora de dar a conocer un nuevo título?ICS. ¡Son una herramienta, sin duda! El boca a boca puede cambiar por completo el rumbo de un libro y las bibliotecas contribuyen activamente a que los lectores se recomienden unos a otros.I. ¿Qué le aconsejarías a un autor que esté tratando de promocionar su obra?ICS. Si hablamos de Internet: que tenga presente ante todo que se dirige a sus lectores y los trate con respeto; que sepa aceptar las opiniones negativas (porque siempre va a haber); que sea creativo, espontáneo y no les bombardee con spam… Y que cuide su ortografía. Parece obvio, pero no lo es.
Entrevista a Irina C. Salabert, de Nocturna EdicionesI. ¿Qué opinas del sector editorial actual? ¿Cuáles crees que son los fallos y prejuicios que lo adolecen? ¿Crees que se publica demasiado? ICS. Creo que ese es su mayor defecto y lo que va a acabar provocando un verdadero problema cuando la burbuja estalle. Como los españoles compran pocos libros y hay muchos editores, se publica más para paliar las devoluciones colocando más novedades; pero eso, más que ventas, son placebos que a la larga inundan los almacenes. Y si tenemos en cuenta que con la crisis han cerrado bastantes librerías…
I. Y sobre los lectores, ¿crees que es verdad eso que dicen de que en España no se lee? ¿Y que si se lee se hace sólo por modas?ICS. Las modas influyen en todos los países, pero es cierto que en España los índices de lectura son muy bajos. Las últimas estadísticas decían que no se llegaba a los 9 libros al año por habitante (y eso entre los que afirman ser lectores)… Sí, en el marco de Europa eso es muy poco. I. ¿Crees que es cierto que los autores españoles tienen menos oportunidades? ¿Las editoriales apuestan más por autores extranjeros? ¿Los lectores confían más en las letras de fuera?Entrevista a Irina C. Salabert, de Nocturna EdicionesICS. Sí, es cierto; pero esta es una moda y se acabará pasando, del mismo modo que los años noventa fueron muy buenos para los escritores españoles.I. ¿Papel o ebook? ¿Cuál es tu opinión como editora y como lectora?ICS. Yo leo de ambas maneras, pero asocio el libro digital al trabajo, ya que lo utilizo fundamentalmente para manuscritos. Así que como lectora me quedo con el papel. Como editora digamos que aprecio las virtudes del eBook, aunque no tanto sus posibilidades comerciales. Por mucho que se insista en que el libro electrónico es el futuro, la realidad es que los editores tendríamos que vender una cantidad exorbitante de libros digitales para que el anticipo, la traducción, las correcciones y el diseño de un título salieran rentables con un precio de venta razonable (los nuestros rondan los 6,50 €, de modo que nosotros nos llevamos sólo unos 3 € por venta). Hay que entender el contexto: se venden muchos menos libros (y se piratea más) en español que en inglés; por tanto, comparar nuestra situación con la de Estados Unidos o Reino Unido es absurdo. Como complemento al papel sí me parece útil, al igual que como herramienta para aquellas personas que deseen autopublicarse y no gastar apenas.Entrevista a Irina C. Salabert, de Nocturna Ediciones  
I. ¿Qué estás leyendo actualmente?
ICS. Estoy con varios libros a la vez, cómo no: París-Modiano (Fórcola), de Fernando Castillo, un ensayo interesantísimo sobre el París de la Ocupación y la obra del Nobel; Mary Barton (Alba), la primera novela de Elizabeth Gaskell; El gusano de seda (Salamandra), la segunda policiaca de Rowling… Viéndolo en perspectiva, sumado a todos los manuscritos que llevo siempre encima, ¡soy un caos de lecturas!I. ¿Nos recomiendas algún libro?ICS. ¡Desde luego! Os recomiendo Una chica en invierno (Impedimenta), de Philip Larkin. Es una novela muy bonita, melancólica y muy bien escrita sobre el primer amor y el fin de la inocencia.
Isabel del RíoOctubre 2015

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista