Magazine

Gestión del “desconocimiento”

Publicado el 08 diciembre 2010 por Joanillo @silosenovendo

GESTIÓN DEL “DESCONOCIMIENTO”Mi artículo de hoy nace por sugerencia de Domingo Rey Peteiro (Sinapsys Business Solutions), un buen amigo que recientemente impartió una conferencia sobre Gestión del Conocimiento para la Fundación de Empresarios de la Rioja.

Veamos; todo el mundo habla de que vivimos en la era de la información, pero yo me pregunto: ¿también del conocimiento? En las empresas en las que trabajé el flujo de información era bestial: los vendedores emitíamos un raport diario con nuestra actividad comercial indicando a qué clientes habíamos visitado, de qué productos habíamos hablado, el material entregado, los gastos soportados… Multiplique usted esto por 400 delegados comerciales. A su vez, cada uno de nosotros recibíamos de la central docenas de e-mails diarios con información diversa (proveniente del departamento de marketing, de recursos humanos, de nuestro gerente de ventas…), recibíamos densos listados con los resultados (ventas por producto, acumulado anual, tam, competencia, mercado…), información sobre estrategias, sobre procedimientos, información, información, información…

¿Y qué pasa con el conocimiento? El conocimiento se construye a partir de esa información y consiste en la aplicación de las conclusiones que de ella se deriva. Dicho de modo más simple, el conocimiento es la relación causa-efecto que establecemos entre nuestras acciones y los datos que registramos.

¿Estamos las personas “educadas” para construir conocimiento? Y lo que es peor, ¿están las empresas preparadas para gestionarlo? Al margen del ingente flujo de datos arriba mencionado, ¿cuál es el conocimiento que se extrae de todo ello? ¿Quién lo hace?

Solamente unas pocas personas tienen el talento suficiente para discernir “el grano de la paja” y transformar la información en conocimiento útil. Diré más: la mayoría de las empresas “destrozan” mucho conocimiento emanado del personal que está en contacto con los clientes y lo transforman en información que no vale para nada. ¿De qué sirve saber a quién se visita todos los días? Eso es información. El conocimiento es saber porqué algunas de esas visitas se convierten en ventas y otras no. Y ese conocimiento lo tiene el vendedor, pero nadie se preocupa por aprovecharlo. Lo que se hace es transformarlo en datos y ya está. ¡¡Cómo si eso sirviera de mucho!!

Pero voy más allá. No solo hay que reconocer ese conocimiento en quien lo posea. Hay que “extraerlo” y “sistematizarlo” en beneficio de la organización. Por sistematizar entendemos recabar el conocimiento que subyace en el interior de las personas que lo poseen y “reglarlo”, dejarlo en poder de la organización y distribuirlo entre el resto de integrantes, para conseguir con ello que la organización evolucione. Lo que es imperdonable es que haya personas que tengan mucho conocimiento sobre como desempeñar de modo óptimo cierta tarea y un buen día ese trabajador se cambie de organización llevándose consigo todo ese “valor” para la competencia. Ahí es donde reside buena parte de la pérdida de competitividad. No saber gestionar el conocimiento de las organizaciones es abocarlas a una muerte segura.

Sigo con la pregunta: ¿están las empresas concienciadas de la capital importancia de este asunto? La competitividad del futuro vendrá de la mano de los RR.HH., de su talento y de su conocimiento. El resto de recursos pierden interés por ser más fácilmente copiables o replicables. Los intangibles no con tanta facilidad. Y el recurso intangible más valioso en cualquier organización es el conocimiento.

Finalizaré con una conclusión demoledora:

image

Por lo tanto: no malgaste tanto tiempo y dinero “comprando” información y preocúpese de educar a los empleados en construir conocimiento. Detéctelo allí donde aflore, recójalo, gestiónelo y disemínelo entre quienes puedan aplicarlo. 

El conocimiento es la mayor fuente de competitividad de la empresa actual, inmersa en un entorno turbulento y cambiante. Me temo que en las compañías actuales hay muy poca “gestión del conocimiento” y excesiva “gestión del desconocimiento”

Un abrazo

fIRMA SOCIAL BUSINESS

[Disponible libro recopilatorio con los artículos más leídos de este blog]


Volver a la Portada de Logo Paperblog