Revista Talentos

Grand hotel, salerno

Publicado el 03 agosto 2011 por Sinrutinaniesquema
Hace un tiempo estuve unos días en Italia, visitando la Costa Amalfitana, Nápoles y la Somma Vesuviana, Pompeya y la Isla de Capri. Otro día os hablo de cada uno de esos lugares, pero hoy os voy a hablar del hotel en el que me alojé en Salerno: el Grand Hotel.
PÁGINA WEB: http://www.grandhotelsalerno.it/index.php
*** PRIMER CONTACTO ***Nada más llegar, te encuentras una puerta grande, de estas giratorias, y luego un hall grandísimo, muy alargado, al final del cual hay una barra, de un bar, y al lado un piano y unos cuantos sofás con mesas.
No recuerdo cuántos pisos tiene, cuatro o cinco, me parece. Las habitaciones triples suelen dar todas al paseo marítimo (yo estuve en una triple). Y los pasillos, tan largos y con tantas puertas (hay muchas habitaciones) me recordaban a los pasillos del Titanic. *** LAS HABITACIONES ***
La verdad es que las habitaciones eran muy amplias, el baño era grande, con una bañera muy larga, con televisión por satélite (no tenían televisión española), con una terraza muy cómoda y grandecita, armario y con camas muy cómodas.Lo que me resultaba un poco difícil era aprenderme para qué luz era cada interruptor: que si para la lluza de al lado de la tele, que si para la luz de la cabecera de la cama, que si la luz de la entrada... vamos, un lío, pero bien.Y también tengo que decir que las habitaciones pueden varíar: algunos tienen hasta cocina dentro. Tendríais que buscar lo que más os interesara.Los precios varían mucho, y además hay ofertas y promociones especiales en la web, así que deberíais mirar allí.*** LA COMIDA ***Sólo desayunaba en el hotel, así que no puedo decir cómo es la comida... pero el desayuno estaba buenísimo. Buffet libre, aunque no te dejan sacar comida (si eso, escóndela rápido en un bolso).Había dos salas de comida... La primera, a la derecha, era, digamos, para la gente importante. Era la sala para empresarios o gente con reuniones importantes, y esas cosas. La segunda sala, la de la izquierda, era para la gente en general, para todos los demás. Pero era enorme, y con mesas grandísimas redondas (cabían unas 8 ó 10 personas en cada mesa).*** SITUACIÓN DEL HOTEL ***La situación del hotel era buena: hacia el final del paseo martítimo. Así que no tenía pérdida: andas el paseo y llegas. Además, creo que es uno de los hoteles más conocidos de la ciudad. Cuando yo estuve, se estaba celebrando en la ciudad una regata y todos los regatistas se estaban alojando allí... supongo que porque era un buen hotel y quedaba al lado del mar.Y aunque no tiene pérdida, está al lado del paseo marítimo y no está alejado, sí se puede decir que no queda muy céntrico. Si coges toda la ciudad de Salerno sí (a la izquierda queda la ciudad vieja y detrás y a la izquierda, la ciudad más nueva), pero si te fijas en la ciudad vieja, que es el interés turístico de Salerno, no queda céntrico. De todas formas, la ciudad es pequeña y en cinco minutos a pie estás en el centro. Además, una de las calles comerciales más importantes de la ciudad llega casi hasta el hotel, así que muy bien. Yo, si volviera a Salerno, iría a este hotel otra vez.*** OTROS SERVICIOS ***Aunque yo no los utilicé, puedo deciros que el hotel cuenta con unos servicios de spa... lo que en Italia se llama Centro Benessere, centro de bienestar. Hay piscinas y creo que dan masajes, o algo así. Ya digo que yo no fui, pero bueno, que sepáis que también cuentan con ese servicio.

GRAND HOTEL, SALERNO

Llegando al hotel desde el centro de la ciudad


GRAND HOTEL, SALERNO

Hall, a la izquierda la recepción y al fondo el bar


GRAND HOTEL, SALERNO

Pasillo


GRAND HOTEL, SALERNO

Camas, armario y puerta de entrada


GRAND HOTEL, SALERNO

Camas y cortinas que van a dar a la terraza


GRAND HOTEL, SALERNO

Vista desde la terraza



También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Sobre el autor


Sinrutinaniesquema 1 voto ver su blog

El autor no ha compartido todavía su cuenta El autor no ha compartido todavía su cuenta El autor no ha compartido todavía su cuenta

Dossier Paperblog

Revista