Revista Talentos

Hoy entrevistamos a… gonzalo fernández

Publicado el 30 marzo 2020 por Aidadelpozo
Hola a todos, amigos de Tormentas de tinta. Hoy contamos con un autor al que tengo mucho cariño porque es un gran amigo mío. Con esta entrevista os invito a conocerlo un poco más y a animaros a descubrir sus obras. Se trata del escritor afincado en Barcelona, Gonzalo Fernández. ¿Quién es GONZALO FERNÁNDEZ? Defínete cómo escritor y como persona.

Yo diría que soy un escritor sin prisa. Escribo por la necesidad vital de expresarme, de contar mis sueños y mi visión de las cosas. Durante mucho tiempo escribí solo para mí, hasta que descubrí que era emocionante que otra gente leyera y opinara sobre mis escritos. A nivel personal, creo que soy una persona que, por fortuna, y a base de esfuerzo, ha cumplido todos aquellos sueños u objetivos que uno se plantea cuando es joven, incluido el ser útil de alguna forma a la sociedad, realizando su trabajo de forma honesta y, dentro de lo posible, desde un enfoque social.

Creo en la libertad y el respeto a los demás como base fundamental de la convivencia, algo que en los tiempos actuales parece no cotizar al alza. ¿Te ha condicionado el lugar en el que naciste y/o resides a la hora de escribir? No, en absoluto. Nací en una aldea gallega y desde niño vivo en Catalunya. Por razones de trabajo he viajado a muchos otros países y convivido con personas de diferentes nacionalidades y culturas. Hablo varios idiomas. Toda esa experiencia me ha enriquecido. Siempre digo que para dejar de mirarse el ombligo identitario no hay nada mejor que viajar, observar y tratar de entender a los demás.

Una obra que jamás escribirías y una que hu bieras deseado haber escrito.

Pues, a pesar de que en mis novelas hay mucho erotismo, o quizás por eso, nunca escribiría El Marqués de Sade ni Diario de una ninfómana, mucho menos Cincuenta sombras, pero está última por cursi (sonrisa). Dime raro, pero las relaciones donde hay violencia o humillación, aunque sea consentida, hieren mi sensibilidad. Hay cientos de novelas que me hubiese gustado escribir. Casi tantas como he leído. Por ejemplo, ya sabes que me impresionó tu Silbido de la Serpiente. Ya me hubiese gustado escribirla a mí, a pesar de que también hay algunos pasajes de esos en que tu viajas al lado oscuro con gran maestría.

Además de escritor, eres... Pues, además de haberme permitido el lujo de jubilarme anticipadamente, soy un gran lector, mejor que escritor. Y me gustaría creer que soy una persona sensata y amiga de sus amigos. ¿Con qué género literario te sientes más en tu salsa y cuál crees que te haría sentir como si durmieras en un colchón de clavos?

Bueno, yo no creo en los géneros puros cuando hablamos de novela. Creo que el mérito de un escritor es ser capaz de mezclar y cambiar, aunque no es nada fácil cambiar de registro. Yo me encuentro muy bien escribiendo lírica, sea en verso o en prosa, pero es verdad que para escribir poesía se necesita vivir en un estado emocional muy especial. En cuanto a la novela, tú sabes que donde mejor me muevo es la novela de intriga con altas dosis de erotismo romántico. De hecho, empecé a publicar novelas eróticas con fondo romántico y de ahí fui evolucionando al thriller, pero sin abandonar el erotismo y el romanticismo. Quiero señalar que en mis novelas los personajes principales son mujeres libres, fuertes e independientes, empoderadas que se dice ahora, con lo que el fuerte erotismo que pueden desprender trata de ser siempre dentro de un entorno de visión femenina. ¿Dónde me sentiría como durmiendo en un colchón de clavos? En varios géneros, no me veo escribiendo terror, tampoco me veo escribiendo erotismo que degrade a la persona. Por lo demás, no me cierro a ninguna posibilidad. Me encantaría escribir cuentos infantiles, pero los intentos que he hecho no me han dejado satisfecho, creo que es uno de los géneros más difíciles.

¿Te atreverías a escribir en un registro en el que te sientes inseguro como reto personal? Sí, de hecho, lo hago, pero solo como ejercicio.

¿Consideras que no son buenos tiempos para la novela o, por el contrario, que si lo son?

¿El escritor independiente es lobo para otros independientes? O, por el contrario, ¿hay buen rollo en este mundillo? Como en todas las profesiones y en todos los ámbitos de la vida, hay gente de todo tipo. Lo importante es separar el grano de la paja y seguir tu camino. Yo, personalmente, me he encontrado, tú lo sabes bien, con gente de todo tipo, pero al final me quedo con los grandes amigos que he hecho, muchos de los cuales compartimos, y que nos apoyamos unos a otros. El tiempo pone a cada uno en su sitio. ¿Aceptas consejos literarios o te los pasas por el forro con suma alegría?

HOY ENTREVISTAMOS A… GONZALO FERNÁNDEZ

Acepto y aprecio los consejos. Es más, a mis lectores cero y a mis amigos escritores les pido siempre su opinión más crítica. Los independientes no podemos permitirnos un editor que nos "lea la cartilla", por lo tanto, precisamos de la ayuda y consejo de nuestros lectores. ¿"Zapatero a tus zapatos" o eres como "Juan Palomo, yo me lo guiso y yo me lo como", o sea, ¿maquetas, haces tus portadas, corriges o dejas ciertos trabajos técnicos a profesionales? Nunca me ha llamado ser zapatero, no es una profesión fácil. El problema es que los independientes no contamos con capacidad económica para invertir en nuestras obras, ni muchas posibilidades de recuperar la inversión. Por ello, a veces nos vemos obligados a meternos en el taller. Por supuesto, la corrección debe ser siempre externa porque si no puedes pasar mil veces por encima del mismo error y no verlo. La maquetación la he hecho siempre yo mismo, las portadas hay de todo, algunas las he contratado a profesionales y otras las he hecho yo. Por supuesto, lo ideal sería dar todo ese trabajo a otros profesionales, pero es un coste muy elevado, tú lo sabes bien. ¿Qué obra de las que has escrito es la "niña de tus ojos"? No tengo una predilecta. Uno siempre cree que la última es la mejor, o al menos así debería ser. La gata colorada, la última publicada, creo que es la más completa. La más divertida creo que fue La reina de Panamá, la más vendida y más rentable fue No te preguntaré. De hecho, esta novela es la que ha pagado los gastos de todas las demás. Por último, está Fantasía en la red, la primera que escribí. Y si tengo que señalar una obra con "niña de mis ojos", sería Antología de un sueño, mi obra poética. ¿Un troll es el enemigo público número uno de un escritor independiente? ¿Te tomas esto de los trolls con una sonrisa o te cabrea de narices? No lo he sufrido directamente. En cualquier caso, creo que quien lo hace demuestra un bajo nivel moral e intelectual. Yo creo que cualquier persona que se pone delante de una cuartilla en blanco, o una pantalla, para contar una historia, merece mi máximo respeto. ¿Una mala crítica es para ti como una patada en los mismísimos o aprendes de ella y sigues "a otra cosa, mariposa"?

Creo que tenemos que ser sinceros, nadie, sea escritor o tenga cualquier otra profesión, le agradan las críticas negativas. Decir lo contrario, es negar la realidad. De todos modos, hay que saber aceptar y sacar conclusiones, cuando estas son razonadas y constructivas, pero todos sabemos que en este mundillo también hay muchas críticas negativas malintencionadas. De estas hay que pasar olímpicamente. El tiempo pone a cada uno en su sitio. Nunca me he quejado por una mala crítica y por pocas estrellas, aunque, a decir verdad, creo que no he tenido motivo para ello. ¿Sabes una cosa? Veo escritores obsesionados con el número de comentarios y las estrellas en Amazon. Nunca me ha preocupado mucho, creo que la mayoría de los lectores no prestan atención o, al menos, no es el parámetro fundamental que les hace elegir una obra u otra. Creo que funciona más el boca a boca. Lo que a uno puede no gustarle, le puede gustar a otro. Cada lector interpreta una novela de forma distinta a los demás, e incluso encuentra mensajes que el escritor ni había pensado. Esa es la grandeza de la literatura.

Ha habido quien me ha dicho que mi erotismo es porno para mujeres. Bueno, ¿y qué? Es la eterna disyuntiva, ¿dónde está la frontera? La mayoría de las veces está en la percepción cultural del lector. Te contaré algo que me produce una enorme satisfacción, en un hospital de reconocido prestigio en Barcelona, en una unidad de terapia sexual femenina, recomiendan a ciertas pacientes leer mis novelas eróticas como fuente de estímulo externo. A través de los facultativos recibo comentarios de algunas de esas lectoras que son realmente entrañables. Esos comentarios, saber que la bastante denostada literatura erótica, puede ser también útil socialmente te da un subidón, más cuando vivimos una época de vuelta al puritanismo. ¿El lector siempre lleva la razón o eres escritor de cantar la gallina a los lectores?

HOY ENTREVISTAMOS A… GONZALO FERNÁNDEZ

No, el lector no siempre lleva razón, pero sí siempre tiene el derecho a expresar su opinión. Y, si se dirige directamente a nosotros, debemos intentar comprender que es lo que motiva su descontento e incluso discutirlo amablemente. Muy probablemente, ambos aprendamos algo.

Solo una vez le he cantado la gallina a un lector, mejor dicho, a un blogger. Me pidió una de mis novelas, ni recuerdo ahora cual era. Le advertí que era una trama con mucho contenido erótico, es algo que me gusta dejar claro siempre. Me dijo que no era su género preferido, pero que de todos modos tenía interés en leerla. Se la envié. Cuando hizo la reseña en su blog y en Amazon la puso a parir. Le pregunté qué era lo que no le había gustado, su respuesta fue que era erótica y a él no le gustaba ese género. Claro, lo puse a parir. Si no eres del género, te lo advierto y de todos modos te empeñas en leerla, gratis, crítica el desarrollo de la novela, pero no la valores por su contenido erótico, o no sigas leyéndola y no la reseñes. No tuvo más narices que reconocer que tenía razón, retiró el comentario de Amazon y no sé, ni me importa, lo que hizo en su blog. Los bloggers de verdad, los serios y honestos, hacen una gran labor, pero hay que reconocer que han surgido "bloggers" como setas, muchos de los cuales son simplemente lectores que quieren leer gratis, lo mismo que ocurre con los que opinan de restaurantes, comidas, establecimientos hoteleros o bebidas. Leer y reseñar un libro, del tipo que sea, no es tarea fácil y requiere de mucho esfuerzo y conocimientos. Vaya mi agradecimiento y respeto a los/las que lo hacen con profesionalidad.

¿Escribes por amor al arte o se te pasó el arroz de la emoción por escribir? Esto es, ¿escritura como ocio, como negocio o "ambas respuestas son correctas"?

El ocio siempre cuesta dinero, así que en mi caso debo escribir por ocio, imposible por negocio. La verdad es que disfruto y soy feliz escribiendo. Si, además, tengo la suerte de que me lean pues ya es la hostia. Es lógico que muchos escritores aspiréis a convertir la escritura en vuestra profesión y poder vivir de ella. Uno debe siempre aspirar a vivir de aquello que le gusta hacer y que le hace feliz. Yo, en mi vida laboral lo conseguí. La escritura ha sido siempre un pasatiempo que me ha ayudado a complementar la vida profesional a nivel humano y, ahora que estoy jubilado, espero que siga siendo ese complemento vital y que, al mismo tiempo, me ayude a mantener activas mis neuronas.

En cuanto a la emoción por escribir, es que yo solo escribo cuando realmente siento esa necesidad y la emoción de hacerlo. Por lo tanto, el día que no me emocione haciéndolo, dejaré de ser escritor y punto. ¿Construyes las historias y los personajes o alguna vez te has sentido marioneta de tu novela y sus protagonistas? Buena pregunta. Soy bastante anárquico, se me ocurre una idea y empiezo a desarrollarla. Luego van surgiendo las demás tramas y los personajes. Estos toman vida propia, me gusta que sean libres y, sí, me dejo llevar por ellos de forma que a veces el resultado final no tiene mucho que ver con la idea inicial. Pero, no me siento marioneta en sus manos, al contrario, esos personajes tienen vida solo porque mi cabeza los crea, es una evolución de la creatividad. Es como pintar un cuadro, pero con palabras, una pincelada te pide la siguiente. La piratería hace mucha pupa a la literatura, pero, en el caso de los escritores indies, ¿los que cuentan historias como si escribiese redacciones escolares, no hacen también sangre a los buenos escritores indies?

La piratería es un robo y punto. En cuanto a los indies... que quieres que te diga, va un poco con los tiempos. Las nuevas tecnologías permiten acceder a la edición con bastante facilidad, sin controles mínimos de "calidad". Y, ojo, cuando digo "calidad" me refiero más bien a gramática, ortotipografía, etc. Porque sobre la calidad literaria habría mucho que discutir y, por otra parte, esta tampoco está garantizada entre los escritores de editorial. Todos sabemos que después de un éxito editorial, el escritor es requerido para que escriba otras obras y mantener el tirón económico, y a veces son infumables. En cualquier caso, los lectores y el tiempo ponen a cada uno en su sitio, como ya decía anteriormente.

¿Ventas es sinónimo de calidad o no van necesariamente ligadas?

No forzosamente. El marketing tiene mucho que ver, no solo en el mundo editorial sino también en el mundo indie o de la autoedición. Los escritores indies que se mueven bien en las redes sociales, y les dedican muchas horas, llaman la atención de más lectores potenciales. Indudablemente si no hay una calidad mínima, no hay marketing que valga. Ahora que vivimos en el siglo de la inmediatez, ¿escribir bien está sobrevalorado? Creo que escribir bien es una obligación para el escritor. Sin embargo, sí hay que reconocer que hoy existe un gran número de lectores que consumen lectura como cualquier otra opción de ocio y, sobre todo, de evasión, sin preocuparles mucho el fondo o el mensaje. Yo no hablaría de calidad, sino de lectura ligera de evasión. Pero ¿no pasaba lo mismo con las fotonovelas o radionovelas? ¿No pasa lo mismo con las series de televisión o el cine? Estamos viviendo una época de consumo rápido y masivo. ¿Te proponen ganar un premio guay del Paraguay a cambio de escribir la mayor "full" de la historia de la literatura? ¿Qué harías? Pues no lo sé. Nunca me lo había planteado, pero como tampoco aspiro a pasar a la historia de la literatura como un Cervantes, igual lo aceptaba. Dependería de la pasta y de las ganas de trabajar (carcajada). ¿Un escritor es también imagen y producto? Sí, sin lugar a dudas. Piensa que los autores de éxito editorial, no dicen lo que piensan en sus apariciones públicas, sino lo que su asesor de imagen les pauta. En eso los indies somos más auténticos.

Háblanos de la obra dentro de tu narrativa qu e más tenga de ti.

En realidad, creo que la que más tiene de mí, en el sentido más humano e intimo de la palabra, es el libro de menos página que he escrito, Antología de un sueño, mi obra poética. Es una obra lírica en verso y prosa que pienso que define mi personalidad más intimista, que después creo que es el sello que marca todas mis obras: utopía, romanticismo, sensibilidad, erotismo, respeto, mensaje social y algún toque de humor gallego.

¿Escribes con música? ¿Te inspira? No, necesito silencio y, a veces, una copa de vino. De todas tus creaciones, selecciona un fragmento con el que te "vendas" al lector, a modo de carta de presentación.

Soy muy malo para elegir fragmentos de mis obras que me definan, pero me gusta creer y decir que soy "un escritor normal, que escribe para la gente normal que lee en el metro, el autobús, en la playa o en el monte cuidando de un rebaño. No pretendo escribir para eruditos que leen sobre un escritorio a la luz de una lámpara de dorado metal y verde pantalla de vidrio. Me conformo con que mis lectoras o lectores consigan evadirse de la realidad del día a día, igual que hago yo cuando escribo esas historias".

Voy a proponerte unas palabras y me dices la primera que te venga a la cabeza, sin pensar, no me hagas trampa.

Casa : Cálido hogar

Película: evasión

Piel: sensibilidad

Arte: Difícil

Mujer: vida

Familia: ansiedad

Trampa: maldad

Tiempo: Fugaz

Paisaje: belleza

Caos: Pavor

Enigma: Diversión

Pluma: suavidad

Erotismo: pasión

Sensibilidad: amor

Poesía: Sensibilidad

Muerte: Enigma

Drama: Tristeza

Sinceridad: Amistad

Promesa: Incredulidad

Y ahora, más difícil aún: te voy a dar una palabra y me dedicas un relato breve. Ojo. Me lo dedicas a mí (risita sarcástica): "imaginación". Sin encender la luz, aparté ligeramente la cortina de mi ventana y escudriñé, en la oscuridad de la noche, a través su ventana al otro lado de la calle. La observé moverse retadora, por su habitación sobre los rojos zapatos de afilados tacones y mostrando su voluptuoso cuerpo, bajo el ajustado corpiño negro. Cubría sus ojos con un rojo antifaz y en su mano izquierda blandía un trenzado látigo de tiras de negro cuero. Sonó el timbre de la puerta de mi apartamento. Dejé sobre la encimera de la cocina la bandeja sobre la que estaba colocando el pescado y acudí presto a abrir, y allí estaba ella. No llevaba antifaz, pero sí zapatos rojos de afilados tacones. Su cuerpo lo cubría una larga gabardina beig. -He traído el vino -me dijo con una sonrisa, mostrándome una botella en su mano izquierda, aquella que mi imaginación había visto con un trenzado látigo. -Entra, por favor. La cena está casi preparada -le dije con una sonrisa y preguntándome que pasaría por su imaginación y como terminaría la noche, mientras nos dábamos dos besos en las mejillas que duraron justo las décimas de segundo más de lo socialmente aceptable. Ella sonrió, con sonrisa de látigo y antifaz, como si adivinara donde había viajado mi imaginación, quizás se había encontrado con la suya bajo la penumbra de algún soportal. ¿Dónde escondería el látigo?, me preguntaba sin poner en duda que vestía el imaginado corpiño. Se quitó la gabardina. No había corpiño. Mi imaginación apreció un látigo rodeando su cintura. Empezaba la velada.

Y, por último, muchas gracias por habernos dado tu tiempo y por tu amabilidad al concederme esta entrevista para TORMENTAS DE TINTA. Me gustaría que dejases los enlaces de compra de tus obras y mandes unas palabras de despedida para los amigos del blog.

Muchas gracias a ti por darme esta oportunidad. Sabes que siempre es un placer charlar contigo, aunque cada vez tenemos menos tiempo. Lo mejor de entrar en este mundillo ha sido la oportunidad de conocer personas como tú. Estoy deseando ir a Madrid y acudir a una de esas tertulias de los viernes. Permíteme también que salude a las lectoras y lectores de tu blog y agradecerles su paciencia si han llegado leyendo la entrevista hasta aquí. Les invito a visitar mi página de autor en Amazon y leer las muestras de mis libros, si les gusta que los lean y si no es así pues gracias igualmente y que disculpen por haberles robado unos minutos de su tiempo. Aquí el link: https://www.amazon.es/l/B01N9J8HUF?_encoding=UTF8&redirectedFromKindleDbs=true&ref_=ntt_dp_epwbk_0&rfkd=1&shoppingPortalEnabled=true

Un abrazo para todos.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista