Revista Talentos

La barba

Publicado el 18 noviembre 2019 por Aidadelpozo

Mi boca pastosa no me animaba a besarte. Ni siquiera me había depilado. No esperaba conocer a nadie anoche por el que tuviese que pasar por esa cruz. Y respecto a mi aliento, dos ginebras eran suficientes para no confiar solo en mi destreza. Me excusé y fui al baño. Saqué del bolso el milagroso spray bucal y me sentí mejor. Al regresar, nos comimos la boca.
Tu barba pinchaba un poco y supuse que se me había enrojecido tanto la cara por ese motivo y por la propia excitación. Aún así, recordé los puñeteros pelos en las piernas. De aquello no pasamos. Nos despedimos y nos intercambiamos los teléfonos.
Me has wasapeado esta mañana. Beso bien, para qué ser falsamente modesta. Tú tampoco lo haces nada mal. Me he depilado y he hecho la firme promesa de no volver a perder una ocasión como la de anoche, por no ser previsora. Sin duda, habría sido esta nocha la segunda vez que hubiéramos acabado así, ya que ayer no te me hubieras escapado...
Te veo en la barra del garito de anoche, donde hemos quedado. Me acerco y te observo mientras lo hago. No te has afeitado. Mejor...

LA BARBA

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista