Magazine

La economía y el #15M

Publicado el 24 agosto 2011 por Moinelo @moinelo
La economía y el #15MQue es inevitable que las personas hemos de tener ideologías, es tan cierto como que su aplicación estricta en la política puede resultar nefasta. En la medida en que sean simples y puros dogmas similares a los religiosos, se puede comprobar lo nefasto de su utilización sin más que observar a los países que no han superado su fase teocrática. Sin embargo, mucho más cerca, uno de los efectos del #15M en la occidental España, ha sido comprobar como oscuros y profundos dogmas grabados a fuego afloran tristemente todavía con demasiada fruición entre las personas.   Se diría que en España todavía se gobierna a sangre y fuego en base a ideologías fuertemente grabadas en el cerebro de sus portadores. No importa lo apabullantes que sean las evidencias. Los hay tanto en un lado como en otro, pero uno de los que con más fuerza se está oyendo en rechazo a las propuestas del movimiento DRY y el #15M, es el de la estigmatización por parte del neoliberalismo sobre la intervención del Estado en la economía.   La excusa habitual es que los políticos no han de intervenir en la economía ya que lo estropean. Bien, esto es cierto en Europa, donde tienen capacidad para hacerlo. En los EUA lo tienen mucho más difícil, ya que hay un organismo independiente sobre el que no tienen control. En realidad, el problema en Europa es que los políticos actúan por intereses distintos a los de la sociedad, ya que no existen mecanismos de participación o de revocación de cargos, para evaluar o controlar la acción de los representantes Suiza es la excepción, que está fuera de la Unión Europea a todos los niveles, no sólo del €. Es decir, el problema es la falta de control de los políticos, aspecto que choca frontalmente contra una Europa controlada por el neoliberalismo y el poder económico de los EUA, que opera de forma descontrolada constituyéndose como un autentico poder totalitario económico global.   Por ello, si los ciudadanos no están conformes con la oferta o si observan alguna anomalía en el mercado (como tener que pagar por un álbum de música completo cuando solo hay un par de canciones que valgan la pena, o les venden sistemas informáticos con programas cerrados que les ofrecen opciones limitadas y por las que en algunos casos han de suscribirse para utilizarlas) y deciden satisfacer sus necesidades mediante otras vías haciendo uso de la tecnología para compartir aquello que no les ofrecen en condiciones adecuadas, entonces las empresas «emprenden» la persecución a ciudadanos por compartir archivos digitales con el pretexto de los derechos de autor. Utilizan toda su influencia para  meterse en nuestra vida privada y reducir el ejercicio de la libertad; y nos tildarán de antisistema, perroflautas, comunistas o piratas. Es decir, de delincuentes, fuera de la ley.   Por lo tanto, ¿qué relación hay entre la democracia y la economía capitalista?. Aquí es donde se supone que deberían entrar en acción el 15M con sus propuestas y otros grupos como el #nolesvotes. El principal, por no decir único, argumento que desde el sector neoliberal se esgrime en contra de estas medidas es que son «intervencionistas». Obviamente, de eso se trata. El problema en el fondo no es este, sino que se pide un cambio de protagonista del que decide la intervención, ya que como hemos visto siempre es necesario hacerlo en algún momento. Y el sector neoliberal quiere que sigan decidiendo los que les conviene, a pesar del resultado obtenido estos años.   Suiza no es un buen modelo para el neoliberalismo. Difaman sobre él, utilizando cualquier supuesta irregularidad en el pasado, como si los demás países no tuvieran las suyas. Como si todos fuéramos perfectos. La destrucción es el recurso fácil.  Aunque no lo confiesen, no desean que los propios consumidores puedan decidir algo más que elegir su oferta. No les gusta la democracia. Ahora falta por ver si realmente los que están tras el 15M desean que los protagonistas seamos nosotros, los ciudadanos. El problema de señalar los errores del capitalismo, es que solo los anticapitalistas son capaces de verlos.   Nota En el punto nº 5 de las propuestas del Democracia Real Ya se pedía:
Prohibición de cualquier tipo de rescate o inyección de capital a entidades bancarias: aquellas entidades en dificultades deben quebrar o ser nacionalizadas para constituir una banca pública bajo control social.
Dejar que quiebren en caso de problemas es puramente liberal. Optar en su lugar por nacionalizarlas no lo es, pero no es descabellado, es sólo otra opción a tomar. Sin embargo, en los últimos comunicados del entorno de DRY parecen olvidarse de su propia propuesta y pasan directamente a pedir la creación de una banca pública. ¿Que será lo siguiente, nacionalizar toda la banca? ¿y la democracia para cuando? Lo peor de esto es que le dan al gobierno material electoralista para aprovechar.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Sobre el autor


Moinelo 256 veces
compartido
ver su blog

Dossier Paperblog