Revista Diario

La vida en cada aliento como credo

Publicado el 20 marzo 2011 por Maricari
El Jardín quiere hacer esta entrada, porque quizás ayude a entender un poquito mejor al pueblo japonés en estos momentos de angustia y dolor que están viviendo...
La vida en cada aliento como credo  En Japón y en otros países influenciados por la doctrina budista, la flor de cerezo se asocia a la primavera y a lo efímero, ya que el cerezo florece durante un tiempo muy corto, por eso representa las cosas transitorias de la vida y la importancia que deben dárseles a los pequeños detalles que constituyen las cosas más bellas pero que a la vez duran muy poco tiempo, por lo cual no debemos entristecernos si no más bien disfrutarlos mientras duran.
  Sakura, la flor del cerezo, tradicional símbolo del Bushidô y por tanto entre la casta Samurai, significaba entrega, renuncia, fugacidad, belleza y perfección... es muy particular. Cuando otros guerreros solían tener por emblemas al león o al águila ... ellos, en cambio, preferían esta delicada flor, ya que vivían la vida como ella ... bella e intensamente y, como ella, eran capaces, en un instante, en un soplo, de entregarla.La vida en cada aliento como credoLa vida en cada aliento: ¡El Camino del Guerrero!"Has visto muchas cosas... y no temes la muerte... 
pero algunas veces la deseas... ¿No es cierto? Eso le pasa a los hombres que han visto lo que hemos visto.Como las flores... vamos muriendo.Reconocer la vida en cada sorbo de aire... en cada taza de té... en cada muerte.Cierra los ojos.Ese es el camino del guerrero."
El credo del Samurai 
No tengo padres, hago del Cielo y la Tierra mis padres.
No tengo hogar, hago del saika tanden (mar del poder, abdomen) mi hogar.
No tengo poder divino, hago de la honestidad mi poder divino.
No tengo recursos, hago de la docilidad mi recurso.
No tengo poderes mágicos, hago de mi carácter mi poder mágico.
No tengo vida ni muerte, hago del AUM (Ser absoluto, El Eterno, OM) mi vida y mi muerte.
No tengo cuerpo, hago del estoicismo mi cuerpo.
No tengo ojos, hago del destello del relámpago mis ojos.
No tengo oídos, hago de la sensibilidad mis oídos.
No tengo brazos ni piernas, de la rapidez hago mis brazos y piernas.
No tengo leyes, de la autodefensa hago mi ley.
No tengo estrategia, del Sakkatsu jizai (libre para matar y devolver la vida) hago mi estrategia.
No tengo designios, del Kisan (tomar la oportunidad por los pelos) hago mis designios.
No tengo principios, del Rinkiohen (capacidad de adaptarse a toda circunstancia) hago mis principios.
No tengo milagros, del Dharma (recta conducta) hago mi milagro.
No tengo tácticas, del Kyojitsu (plenitud vacía) hago mi táctica.
No tengo talento, del Toi sokumyou (mente rápida, astucia) hago mi talento.
No tengo amigos, de mi mente hago mi amiga.
No tengo enemigos, del descuido hago mi enemigo.
No tengo armadura, de la benevolencia hago mi armadura.
No tengo castillo, de Fudoshin (mente inamovible, imperturbabilidad) hago mi castillo.
No tengo espada, de Mushin (no mente) hago mi espada.

P.D.: "Quizás no sea acertado decir que el credo del samurai es la herencia de este pueblo, pero no cabe duda que estamos ante unas gentes honestas, dóciles pero con carácter, estóicas y sensibles... y creo que bastante testarudas, ya que se empeñan en su sacrificio por perdurar en esa peligrosa tierra, como en un haraquiri holocaustum."
{¡BUENA___SUERTE___PAÍS___DEL___SOL___NACIENTE!}
La vida en cada aliento como credo

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog

Revistas