Revista Diario

Razones falaces para no querer ser mamá

Publicado el 18 septiembre 2018 por Decorarmonia Priscilla Locke @decorarmonia

El progresismo nuevamente nos sorprende con sus ideas anti natura. La “tendencia” la marcan mujeres jóvenes adultas, profesionales, cultas que deciden no tener hijos jamás. A pesar de tener un legado intelectual, cultural y económico que transmitir, ellas prefieren no ser madres jamás. Esta es otra idea del funesto feminismo que ataca a las bases del amor cada vez que tiene oportunidad. Ahora ha convencido a mujeres de clase media alta a que no tener hijos es la mejor decisión ante un mundo convulsionado y “peligroso”. Ante semejante decisión que atenta por sobre toda lógica con la naturaleza de la vida, que es reproducirse, los motivos que se exhiben son de lo más variopintos y con un marcado tinte dogmático.

El dogma del feminismo inculca la falsa idea de que tener un hijo genera obligaciones que se oponen al desarrollo integral de la mujer. La ideología convenció a mujeres cultas y educadas a que transmitir sabiduría ya no es importante, ahora hacer una carrera es prioridad. Se pospusieron los hijos hasta que fue demasiado tarde. La deshumanización que conlleva esto y en pos de esta modernidad, algunas extremistas hasta se sacan el útero para no tener que ser nunca mamás, ni por accidente. Y en medio de su deshumanización exigen lugares sin niños, como si los niños fueran una peste. La mujer sofisticada se burla de madres solteras (a las que sus hijos en tono de burla se les llama “bendición”, destacando como chivo expiatorio a las madres negligentes que no quieren dejar la parranda por haber tenido un hijo antes de tiempo. Se cree que con humillar en redes sociales a esas madres que no saben serlo, se desprestigia a la maternidad.

Las tareas domésticas de forma falaz, se equiparan con una especie de esclavitud, y las mujeres que disfrutamos el rol de ama de casa se nos considera inferiores, alineadas, machistas, resignadas en fin… menos mujeres. Se vanagloria de haber escapado de la cocina, como si la cocina fuera un lugar de tortura, indigno para la “mujer feminista”. Así, se venden más sopas instantáneas mientras el feminismo “empodera” a la mujer. Con todo lo anterior se ha creado un hombre de paja de la maternidad, mostrada como algo indeseable y que cambia vidas para peor. Por eso le vendió la idea de ser “no-mo”, las no mother, otra tendencia más, la última moda del feminismo, lo trendy.

Pues si esta fuera una decisión libre, natural de la mujer, ¿quien soy yo para cuestionar? Mientras hay mujeres que nunca encontraron con quien formar familia, o encontraron tarde al amor, o talvez mujeres esteriles por causas naturales, la decisión en esos casos al final fue mas una aceptación. El instinto maternal siempre está ahí. Son las típicas tias amorosas, las que fungen de hadas madrina cada vez que pueden, porque el amor es innegable, y apadrinar un hijo ajeno puede ser una buena idea para quien ya no pudo tener hijos propios. ¿Como es posible tener la idea de NO querer tener un hijo?

Para una mujer de más de treinta y cinco años, decidida a no tener hijos, no está de más considerar las siguientes razones falaces para no querer tener hijos. Al final, obviamente, la decisión es toda tuya, es tu vida. Solo pretendo mostrar un punto de vista, quizá algo caduco, pero que hoy por hoy es el que ahora más que nunca deberíamos retomar: un punto de vista conservador, tradicional y hasta bíblico: “Creced y multiplicaos”. Analicemos estas razones una por una. Al final, en la razón falaz #6, explico un razonamiento simple para comprender la urgencia de cumplir el mandato divino de extender la vida de nuestra especie.

Razón falaz #1

“Traer hijos a este mundo es traerlos a sufrir.”

Falso. Conozco amigos que aún en las precarias condiciones que se viven en la actual Venezuela, aún gozan de ver crecer a sus pequeños. Ellos les enseñan a ser niños, a que disfruten dentro de sus circunstancias, los placeres más grandes de la vida, son y serán siempre gratis: disfrutar un juego de pelota, mirar un atardecer. Entiendo que una mujer de medio oriente no quiera multiplicarse, ¿pero aquí en Occidente? ¡Por favor!

La vida es maravillosa, y nuestros niños son la esperanza. Frases que han sido tan manoseada por políticos y estados empalagosos para el Feis, por ello ya no se toman en serio. Un hijo es una responsabilidad que se disfruta desde el momento que se conoce del embarazo. Desde el momento en que una se sabe que es recipiente de vida, y empieza a tomar multi vitaminas. Cuando una tiene al hijo y ve esa fragil vida en nuestras manos, nos sabemos inexpertas, pero el instinto, el amor, el contacto… es incomparable.

No hay sufrimiento en la vida para el que sabe moverse en ella.Razones falaces para no querer ser mamáTuitea esto:

Razón Falaz #2

“No quiero tener hijos porque no me importa que no haya quien me cuide cuando este vieja, para eso trabajo y ahorro”.

El dinero no te abrazará en una noche de nostalgia. Eso sí, tener hijos no te garantiza que estos se quieran quedar cuando tú estés viejo. Porque tener hijos para que te cuiden de vieja tampoco es una buena razón para tenerlos. Pero repetir esta verdad de perogrullo no significa que no tener hijos te vuelva mejor persona.

Se cosecha amor cuando se ha sembrado por años.Razones falaces para no querer ser mamáTuitea esto:

Razón Falaz #3

“No soy una fábrica de bebés”.

Con tener un solo hijo ya eres madre, no es necesario tener hijos en serie, ninguna mujer hace eso. Esta razón es especialmente deleznable al deshumanizar a la maternidad haciendo esta falsa analogía. Los hijos son distintos uno del otro, cada hijo es una nueva aventura, incluso cada embarazo se vive diferente.

Un hijo no se fabrica. Un hijo se educa, se cría, se dirige, se alimenta, se cuida, se cultiva. Un hijo no es un producto en serie.Razones falaces para no querer ser mamáTuitea esto:

Razón Falaz #4

“Un hijo te limita”

En cierto modo tiene razón, un hijo te limita en lo profesional, debemos aclararlo. Dejemos de creer en la super mujer que es madre, profesional y buena esposa al mismo tiempo, eso no se puede, sobre todo especificando la profesión a la que la mujer aspire. Si sus deseos profesionales son hacer carrera en una empresa, no se puede. Es imposible. Por ello es preferible que la mujer desarrolle sus talentos en casa, donde pueda crear su empresa, y ahí ser la ama, la creatividad no tiene límites. y cuando se tiene la inspiración de un hijo, esta madre empresaria deja de ser ese ser mitológico que nos vendió la revista Vanidades, para convertirse en alguien real. Hay artistas, escritoras, pintoras, mujeres excepcionales que producen valor mientras que educan hijos. ¡Admirable! Para nada veo en ellas mujeres limitadas, todo lo contrario, veo una mujer realizada que explota sus talentos y cuida de su hogar.

Tener hijos solo te limita en la medida que tú así lo quieras. Encontré en YouTube la historia de una familia francesa viajando por el mundo con un hijo de 3 años. Fuente al final del artículo.

Los hijos no limitan, inspiran.Razones falaces para no querer ser mamáTuitea esto:

Razón falaz #5
“Ya tengo mis hijos de cuatro patas”

¿En serio tengo que explicar que esto es absurdo? Entiendo lo que es amar a una mascota como si fuera un miembro de la familia, pero comparar está con un hijo es un sin sentido.

El amor hacia un hijo solo se entiende cuando uno es padre.Razones falaces para no querer ser mamáTuitea esto:

Razón Falaz #6

“No tengo hijos porque hay demasiada gente en el mundo.”

Hoy más que nunca, esta razón es peligrosamente falsa. Los países europeos cuya natalidad es mucho más baja que la nuestra en latinoamerica, hoy están en peligro de ser invadidos por grupos hostiles, gente con culturas incompatibles con nuestra cultura occidental. Y esa gente se reproduce de forma desmesurada. Pronto serán más. ¿Eso quieres? ¿Retirarte del juego? En lugar de traer a niños al mundo para inculcarles los valores tradicionales de nuestra cultura occidental.

Tengamos hijos, hagamos una cruzada cultural, no necesitamos violencia, necesitamos despertar. Por la recuperación de los valores tradicionales.

Un hijo es una misión para tu vida, para devolver a la vida el esfuerzo que constituyó la energía que tus padres invirtieron en ti. Me gusta imaginar que las madres transmitimos un legado. El hacernos conscientes de lo que transmitimos ayuda a la evolución de futuras generaciones. Es nuestra responsabilidad continuar la construcción de sociedades más justas basadas en la verdad, el amor y la cooperación.

Criar un buen hijo que lleve consigo la semilla del amor, para que gane el amor.Razones falaces para no querer ser mamáTuitea esto:

Razón #7

“No todas las mujeres nacemos para ser madres”

Esta es la única razón que considero válida para no tener un hijo. Si después de leer mis reflexiones sobre ser madre en las razones falaces y sigues convencida en no tener hijos, adelante, quizá no naciste para ser madre. Siempre y cuando que tengas razones que no se te hayan sido impuestas por una ideología, el decidir no tener hijos es tu elección libre. Eso sí, busca un propósito para tu vida urgentemente. Crea lazos afectivos profundos. Enamórate. Viaja. Cría gatos. No dejes que el no ser madre te amargue. Realízate como mujer. Seguro hay otras cosas en la vida. Yo no lo sé porque me tocó ser mamá y no sé que habría sido de mí si no tuviera esa inspiración. Si no hubiera podido o no hubiera querido tener hijos, me encontraría aún buscando el sentido de la vida. Espero que encuentres el tuyo.

Lee también: 10 razones no válidas para tener un hijo 

Link: Familia francesa viaja por el mundo con hijo de 3 años de edad.

© 2018, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

Volver a la Portada de Logo Paperblog