Revista Talentos

Reseña de luz, réquiem por un skinhead, de lars w. jacobson

Publicado el 17 julio 2016 por Aidadelpozo

Hoy quiero invitaros a leer una novela que me ha sorprendido tanto por el modo de narrar de su autor, como por su temática y trama. La novela es LUZ, RÉQUIEM POR UN SKINHEAD y su autor, Lars W. Jacobson.

Sinopsis

A Luz, la líder de una banda neonazi llamada Los Arcángeles, le gusta el fuego, ver cómo sus víctimas sufren la excita. Pero Luz también es una víctima de sus propios miedos y fantasías. Atrapada en sus propios delirios busca el amor, la venganza arrastrando a todo aquel que se pone en su camino y le niega lo que ella desea. Acompañada de Duncan y Niebla, combate en las cloacas de la ciudad contra los que son diferentes. Todo su mundo cambia cuando Sonia entra en sus vidas.

Sigo a Lars W. Jacobson en Twitter desde hace bastante tiempo y tenía esta obra pendiente pues me habían comentado que Lars escribe de un modo crudo y un tanto salvaje, como hago yo. Así que puse mis cinco sentidos en la novela y me embarqué en su lectura con el deseo de sentir. Y lo hice. Y cuando uno siente al leer una novela, y aún más si es escritor también, no puede evitar compartir con los lectores su experiencia.

La lectura de LUZ, RÉQUIEM POR UN SKINHEAD, ha sido..., ¿cómo describirlo? Brutal, quizás sea la palabra más adecuada, pues brutal, cruel y despiadada es la banda protagonista de esta historia: Los Arcángeles.

He imaginado a los personajes y su entorno, tanto familiar como en el del instituto o en el propio clan e incluso he tenido el privilegio, a través de la certera pluma de Lars, de adentrarme en el alma de sus protagonistas.

En ciertos pasajes de la novela, Lars plasma en el papel unas descripciones palpables e intensas de los actos de esta banda adolescente, gracias a un lenguaje violento y oscuro, que hace que se sienta el miedo, el sufrimiento y el tormento de sus víctimas, hasta el punto de haber conseguido transportarme a los callejones que describe. He llegado a temblar como aquel que sabe que le queda un segundo de vida, el que le regala Luz, la skinhead protagonista, Niebla o Duncan, sus amigos y compañeros de muerte, al prender una cerilla y tirarla al suelo... Conseguir que palpe el miedo, de ese modo tan intenso, solo lo ha podido hacer Lars, con ese lenguaje directo y desgarrador.

También en las escenas sensuales, que las tiene en su justa medida y para ilustrar el mundo que nos describe, Lars utiliza un lenguaje rotundo, que hace que el lector entre en la escena y la viva. Pocos escritores he leído que lo hagan con tanta maestría. En cuanto a la trama de la novela en sí misma, la del mundo de los skinheads, Lars W. Jacobson profundiza en este entorno del mismo modo fluido con el que describe el sexo. No hay tapujos, no hay lugar para las imágenes veladas. El mundo que describe el autor es el de la muerte, la barbarie, la sinrazón. El de jóvenes rotos, marginados y crueles.

No he pasado miedo en sí mismo al leer la historia de Luz, de Niebla o Duncan. Lo he pasado al descubrir que, más allá de sus vidas, de sus almas rotas, de sus locuras, de su desafortunada existencia y de todos los crímenes que son capaces de cometer, Lars W. Jacobson nos ha contado una historia real: la de propia la vida, que lleva a algunos jóvenes por caminos oscuros como meros peones, manipulados por las circunstancias, víctimas de sus propios miedos, patéticas historias, convertidos en verdugos porque nada pudieron hacer para no serlo.

Luz es una víctima de una sociedad corrupta, como lo son Niebla y Duncan, sus colegas y amigos, quienes, como ella, no han conocido otra vida que la que llevan, sin esperanza, con un final que conocen y, en parte esperan. No obstante, siempre queda la esperanza pues aún en el dolor y la muerte, en el regocijo que experimentan este grupo de amigos al matar, violar y verter su odio en otros seres humanos, Lars W. Jacobson, nos abre una pequeña ventana a la posibilidad de redención en el personaje de Sonia, una joven adolescente, compañera de instituto de Luz y convertida sin quererlo, en objeto de su obsesión. Sonia pondrá un toque de esperanza a ese mañana negro, a ese camino cierto a la destrucción. Y en todo este caos que nos narra Lars, dos personajes me llaman la atención especialmente pues sin ellos, la historia sería, tal vez, distinta. El policía Lasarte, padre de Niebla, María, su madre, que juega un papel fundamental en el desarrollo de la trama aunque sea un personaje secundario, y el padre de Sonia, que enturbia más si cabe esta historia densa, desasosegante, cruelmente triste y demoledora.

RESEÑA DE LUZ, RÉQUIEM POR UN SKINHEAD, DE LARS W. JACOBSON

Lars W. Jacobson nos sumerge en un mundo real, el de la sociedad que corrompe a ciertos jóvenes y les lleva por caminos de autodestrucción. Y mientras eso sucede, mientras estos condenados a un infierno en la tierra, continúan caminando, dejan a su paso una estela de muerte y miseria.

Felicito al autor e invito al público a leer LUZ, RÉQUIEM POR UN SKINHEAD, con la advertencia de que leerán una historia que se les quedará en su retina durante mucho tiempo y..., comenzarán a mirar a sus espaldas si son dados a vivir la noche.

Puedes seguir a Lars W. Jacobson en TWITTER: @guede31

Otras obras del autor: CITIZEN MARQUEZ, de venta en AMAZON.

Si deseas adquirir LUZ, RÉQUIEM POR UN SKINHEAD a través de AMAZON, pinchando en este enlace: leer.la/B00D0RDVGK


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Sobre el autor


Aidadelpozo 1449 veces
compartido
ver su blog

El autor no ha compartido todavía su cuenta El autor no ha compartido todavía su cuenta El autor no ha compartido todavía su cuenta

Revista