Revista Talentos

Tacos

Publicado el 24 octubre 2019 por Aidadelpozo

Anoche mi chica tuvo una seria discusión con Rosa, su mejor amiga. Tan de moda está el tema del feminismo, tan manido, tan traído y llevado, que creo que va a la par como motivo de discusión de toros, política, fútbol y religión. Hombres con mujeres, mujeres con mujeres, hombres con hombres. Todos discuten. No se debe consentir esto y lo otro y lo de más acá y allá.
Rosa se echó las manos a la cabeza cuando Nati le contó que la llamo "zorra" cuando lo hacemos. Para Rosa eso es dominación, machismo, sumisión... Me suena esa retahíla de blablablás más casposos que feministas. Rosa, ay, Rosa. Nati aclaró que ella me llama de todo menos bonito, desde hijo de puta a cabrón, pasando por... Ufff, tendría que ponerme en situación para recordar las dulces palabras que me regala en la cama, en el sofá, en el coche, en la alfombra... "Un día te frotaré la boca con estropajo, Nat", afirmo con rotundidad después de hacerlo así, insultándonos, mordiéndonos y arañándonos. Y ella se eriza y me dice... ¡Más!
Rosa no daba crédito a que Nat, su Nat de la guarde, la primaria y la secundaria, gozara de ese modo. Natalia, que no se pierde una manifestación feminista -ni yo tampoco, dicho sea de paso-, vive su sexualidad de esa forma y se excita cuando la susurro "puta" al oído. Por un agujero quisiera ver a Rosa con Elías.
Nat regresó a casa sin entender una mierda a su amiga. "No es necesario entender nada mientras te entiendas tú", comenté. "Rosa viste como quiere Elías, y tú me tienes a tus pies con pantalones, falda o un saco de patatas que te pusieras, niña... Por mí, como si vas en gayumbos". Y mi chica ha lanzado una sonora carcajada.
Hoy llevo traje porque tocaba reunión de trabajo en el curro. Su sonrisa y mi indumentaria han hecho de resorte, pues tras esa sonrisa que le ha hecho olvidar a la rancia de Rosa y su radicalidad, ha llegado la picardía. Me ha agarrado de la corbata y me ha pedido que susurre como yo sé.
La próxima vez pondré en una lista los tacos que soltamos cada noche para que se los recite a Rosita.

TACOS

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista