Revista Literatura

Tazas

Publicado el 11 octubre 2020 por Mrlagarto @mrlizardrisin

Tazas 

Bebe conmigo, solo una vez más, aunque siempre diga que es la última. Bebe y bebe conmigo mientras derramo el néctar en la mesa por querer mirarte y conocerte en profundidad, bebe, y dejemos que las conclusiones golpeen solas a la puerta por la mañana, cuando las mentes no funcionen y los movimientos sean los de un elefante borracho, y esa mañana sea una tarde ya entrada.

Bebe y dime lo que no quieres saber, tengo historias de un hombre en el parque, al que le dijeron que el, era una especie de “sabio universal”, mentira, el sabia eso, solo era un borrador de quien debía ser, lo sabia y conjugaba sus verbos de la única forma en que sabía, armaba oraciones en papeles que separaba cada cien metros, para recogerlos luego, y daría forma a lo que el llamaría luego, “su poesía”.

Es una buena historia, claro, debe ser contada correctamente, y yo no soy ese, salvo, salvo que beba un poco más contigo.

Dime, ¿quieres volar?, ¿temes al tiempo?, ¿quizá es por eso que te escapas cada vez más?, creo que sí, me gusta estar tirado cuando puedo, porque no temo, solo respeto a quien puede destruirme, será que tú no puedes, y es por eso mismo que explotas cada vez mas seguido, no hay descanso en tu día a día, bebe, y deja que los músculos se distiendan, no te marees, pues la conversación no será posible, y yo algunas cosas se.

Ven, el suelo o el sillón es lo mismo, una copa o las tazas de café, son lo mismo, objetivo, contener y enfriar (objetivo que algunas personas tienen también), si hay pocas palabras, no te molestes demasiado, aquí nunca fue cuestión de ellas, el cuerpo y sus movimientos dicen un montón, y los gruñidos también.

Toda la noche estará para nosotros, toda la noche estará allí afuera, hasta que la empujen y caiga y se levante luego, no te asustes como lo hice yo, creí que sin ella me había quedado. Es otra historia.

Pon tu corazón aquí, en la mesa, entre los cristales y tazas manchadas, veámoslo latir y preguntarse todo lo que tú te preguntas.

Las luces parpadean, y los sonidos se ahogan, escucho que esta entre rejas, separado del resto, peleando, peleando.

Lo podemos dejar así, y escuchar, sentarnos y ver (y agregar hielo), todo se sabrá al día siguiente, siempre es así, dímelo a mí, cansado de esperar la mañana siguiente con ojos abotonados y boca seca, mirar al mundo a través de otros ojos, y obtener respuestas, es duro, complicado y aburrido a veces, estar allí, pero no ser dueño del movimiento, del momento, creces pero no te das cuenta, puedo ser el idiota de turno y dejarme llevar por las palabras que los licores manufacturados por seres humanos, meten en mi cabeza, y ese lugar, está bastante colmado, y es, aún, un extraño lugar, allí las palabras mutan, nunca en mariposas, probablemente al revés.

Bebamos hasta que la noche nos barra, y dejemos latir lo que deba latir, no soy ese tipo de persona que puedas usar como tu confidente, no soy quien puedas usar, soy el que escucha, calla y devuelve gestos, quizá, pueda abrazarte, o tararearte una canción.

La comunicación no solo son palabras, ahora, cállate por favor, escuchemos las preguntas en el aire, que la obscuridad se ocupe de los ruidos invasores, que la taza con su contenido se ocupe de las voces en mi cabeza, y quizá después, si puedo escucharlo todo, tal vez intente dormir.

http://poesiasoscuras.blogspot.com.ar/

-- Blog Feed --

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Sobre el autor


Mrlagarto 7 veces
compartido
ver su blog

El autor no ha compartido todavía su cuenta

Sus últimos artículos

Revistas