Magazine

Welcome to Hollywood!

Publicado el 15 marzo 2010 por Dannybrenes
Welcome to Hollywood!

Culpo a mi mama.


Fue ella quien, tiempos de tierna edad mía, me compró la trilogía del Mal de Lara Ríos: Pantalones Cortos y Largos, y el intermedio Verano de Colores. Bastó adentrarme en la vida y desgracias de Arturo Pol para que yo no dejara de leer en toda mi vida.
Efecto dominó. A los quince años comencé a creerme escritor. Y desde entonces, vicio chupasangre, no pude -no quise- soltar la pluma. Es mi catarsis, mi ambición, mi musa. Usted bautícela.
Ese amor, esa pasión que desarrollé hacia la palabra escrita, marcó (y lo sigue haciendo) el rumbo de mi vida. Mis planes futuros, mis gustos e intereses actuales, todo se ha visto embadurnado de ese irrenunciable sueño de escribir para ganarme el pan. Porque me llena, y me hace sentir completo.
De todo lo anterior, han derivado los documentos de mi puño y letra que abarrotan mi disco curo, mi gasto endeudante en libros nuevos, éste blog y el futuro planeado para él. Y fue gracias a la blogósfera (bloguesfera, en palabras del bueno de Asterión), que topé con este texto, de mi amigo Varo.
Hablar de arte, en cualquiera de sus ramificaciones, es cosa de pocos y locos en este bello país que nos tocó. En una tierra cuyas tardes de domingo se consumen entre el resumen deportivo y el resultado de la lotería, las muestras artísticas caen a un quinto plano (la billetera, el guaro y la Extra las opacan también) y se convierten, para quienes nos vemos irremediablemente atraídos a ellas, en un sueño frustrado para algunos, en amargura latente para otros.
Huérfano de público, ignorado en gran medida por los grandes medios comunicativos del país, uno no puede evitar preguntarse: ¿para qué? Porque si hay una gran verdad en las plataformas nacionales de música, literatura, fotografía, etc., es que su crecimiento no merma; por el contrario, florece en flujo constante. Raro, ah.
Llega este fenómeno a tal punto, que en no pocas ocasiones me he preguntado si no habrá más exponentes que público. Lo peor, bien puede ser cierto.
Creo que la explicación más pura y honesta a la pregunta inicial de Para qué, es contestada por un pensamiento tan romántico, que resulta difícil de aceptar como cierto: Yo sólo quiero seguir mis sueños.
Apague y vámonos, no hay más que agregar. El artista es un soñador, y las ilusiones no conocen de fronteras; es un ciudadano del mundo, no de un país. La diminuta patria se olvida, cuando se busca, por todo medio posible, la plena satisfacción.
Las limitaciones que la vida nos impone al no dejarnos ser gringos (dele paz al hígado, cuidado se lo toma en serio) se diluyen ante la iniciativa de hacer lo que se quiere hacer. Al carajo los contactos, la experiencia, los medios. Menester es, exclusivamente, el cumplimiento de una meta, por fantasía de opio que ella sea.
Además, agregue a la salsa ese gran aliado, que los dinosaurios insisten en llamar el futuro, lentos para percatarse que es, más bien, el presente. La interné nos da la libertad para experimentar, sin pagar un cinco. De hacernos de un público, aunque escaso, fiel. Nos brinda seguridad, y nos permite ampliar y madurar la visión de lo que queremos hacer.
Yo me voy en la pelota, claro. Mis sueños se extienden a planos que me son desconocidos aún, pero que sin duda ansío enfrentar. Este blog, humilde como lo es, es sólo el primer eslabón de una cadena que, espero, me permitirá cumplir sueños y metas, sean de opio o no.
Todo lo anterior, palabras más, palabras menos, es simplemente una larga y adornada manera de decir: el que quiere, puede. Las excusas no valen, cuando de alcanzar realización plena y cumplir sueños se trata.
¿Y qué si nuestro medio es pequeñito? El mundo es muy grande. Las oportunidades se hacen, no se esperan. Lo vital, la chispa, es el ahinco y la voluntad propia; las trabas poco importan. Y si usted quiere ser baterista, Varo, hágalo posible; y que nadie le diga qué puede o no hacer. Y si usted quiere ser periodista y escritor, Danny... Ya se sabe por dónde va la cosa. Después de todo, la cancha la marcamos nosotros. Y si se resbala, se sacude el polvo y va de nuevo. La vida es nuestro Hollywood.
A leer -ergo, escribir- me enseñó mi mamá. ¿Cómo no le voy a hacer caso?

© danny

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

  • Frankie Goes to Hollywood - Relax remixes 2009

    Frankie Goes Hollywood Relax remixes 2009

    Frankie Goes to Hollywood impresionó y arrasó a principios de los años 80 con su tema ’Relax’. Bastó una letra simple pero de contenido sexualmente explícito,... Leer el resto

    Por  Trastomalisimo
    CULTURA Y OCIO, MÚSICA
  • Los malos de Hollywood ya tienen libro

    malos Hollywood tienen libro

    El libro EL GRUPO SALVAJE DE HOLLYWOOD, DIOSES Y MONSTRUOS (T B), de Juan Tejero, les demuestra a las estrellas de hoy que, en materia de excesos, todo está... Leer el resto

    Por  Carmen Mingo
    CINE
  • Welcome

    Welcome

    Date la vuelta y míralos a todos. ¿Ves? Están ahí, te estaban esperando. Hacía tiempo que te echaban de menos. Tus desastres y tus miedos. Todo lo que les... Leer el resto

    Por  Onomatopeyistas
    LITERATURA, TALENTOS
  • Esto no es Hollywood

    Esto Hollywood

    El mundo del cine es muy bonito, con su glamour y todo eso. La alfombra roja se desenrolla en cada estreno para que los famosetes luzcan palmito. Se hacen... Leer el resto

    Por  Elrosso
    VIDEOJUEGOS
  • James Cameron crítica la avalancha 3D que prepara Hollywood

    James Cameron crítica avalancha prepara Hollywood

    Y también se despacha agusto con Terminator Salvation y los OscarsEn una entrevista para la MTV que me atrevería a definir como la más completa que se le... Leer el resto

    Por  Lapalomitamecanica
    CINE
  • Welcome to the future

    O un Gran Zas en Toda la Boca. En un sentido amplio, el sistema de enlaces constituye la base misma de internet y multitud de páginas y buscadores (como... Leer el resto

    Por  Javierm
    OPINIÓN, POLÍTICA, SOCIEDAD
  • Hollywood Babilonia I, de Kenneth Anger

    Hollywood Babilonia Kenneth Anger

    Compré hace años esta biblia negra sobre las primeras décadas de Hollywood. Kenneth Anger nos cuenta la cara más turbia de la denominada meca del cine:... Leer el resto

    Por  José Angel Barrueco
    LIBROS

Dossier Paperblog