Revista Literatura

Dune de Frank Herbert

Publicado el 26 mayo 2020 por David Olier @CabalTC

Aprovechando la magnífica reedición que ha sufrido a manos de la editorial Nova, he releído Dune de Frank Herbert. Un libro imprescindible en cualquier biblioteca, más aún si es de ciencia ficción.

Reseñar un clásico es siempre algo especial. Si, además, fue uno de los primeros libros que recuerdas haber leído, la reseña adquiere un nivel superior.

Por eso, te invito a seguir leyendo hasta el final. Porque después de la reseña, encontrarás una serie de curiosidades y datos sobre Dune que quizá no conocías.

El autor de Dune: Frank Herbert

Frank Herbert fue un escritor estadounidense que trabajó como periodista y fotógrafo antes de triunfar en el mundo de la narrativa. De hecho, Frank pasó varios meses como fotógrafo durante la Segunda Guerra Mundial.

La historia cuenta que Frank Herbert tardó seis años en investigar y redactar hasta que por fin completó Dune en 1965. Aunque, técnicamente, en 1963 ya se publicó la primera parte. Eso sí, fuera de la creencia popular de que Dune fue su primera novela, Frank Herbert escribió primero un libro llamado El dragón en el mar (1956).

Después de terminar Dune y de haberlo publicado en la revista Astounding (con un nuevo nombre, pero todavía editada por John W. Campbell), Frank Herbert trató de que su libro terminase publicada por alguna editorial. Más de veinte editores le rechazaron, hasta que Sterling E. Lanier le ofreció un suculento adelanto para hacerse con los derechos del libro y así publicarlo en tapa dura.

Frank Herbert volvió a escribir Dune y ese mismo año, 1965, empezó la leyenda de la que podría ser la primera novela ecológica de ciencia ficción.

El libro: Dune

Antes de continuar con la reseña (y con las curiosidades), debo confesarte que he releído Dune por un motivo muy concreto.

Dune Dune Ver precio en Amazon

Es posible que sepas que en breve publicarán una nueva película sobre Dune, dirigida por el fantástico Denis Villeneuve. Todos esperamos que sea una digna representación gráfica del libro, mucho más a la altura que la versión de 1984 de David Lynch, pero nunca se sabe.

Así que te invito a que hagas tú lo mismo. Porque las películas, por buenas que sean, nunca serán igual de potentes que un buen libro. Una película te impone su imaginario, en un libro lo construyes tú.

1. Ficha técnica

EditorialPenguim Random House

SelloNova

TítuloDune

AutorFrank Herbert

SagaLas crónicas de Dune

TraductorDomingo Santos

Revisión de la traducciónDavid Tejera Expósito

Número de páginas784

ISBN978-84-17347-62-8

Publicación original1965

PublicaciónNoviembre 2019

ComprarAmazon

2. Sinopsis

Como la mayoría de las sinopsis únicamente resaltan el éxito de la saga y no explican de qué va el libro, aquí va una sinopsis handmade:

El Imperio se ha extendido más allá de las estrellas. Las Grandes Casas dominan docenas de planetas bajo el mando único del Emperador y viajan por el espacio gracias a la Cofradía Espacial. Sin embargo, todo depende de un único planeta: Arrakis.

Ese planeta desértico, conocido como Dune, es el eje de las intrigas del gran imperio galáctico y es el lugar al que viajan Paul Atreides junto con el resto de la Casa de los Atreides. Su padre, Leto Atreides, ha recibido la orden de trasladarse allí y reclamarlo como suyo.

Saben que es una trampa, que sus enemigos los Harkonnen no van a ceder Arrakis sin luchar. Que el Emperador les está forzando a luchar y que la Cofradía tampoco va a ser de ayuda. Pero no pueden eludir su responsabilidad ni desobedecer o enfrentarse abiertamente al Emperador.

Paul tendrá que enfrentarse a todos ellos sin más ayuda que la de los nómadas que pueblan Dune, los Fremen. Unos habitantes despreciados y masacrados por el Imperio y los Harkonnen que pronto demostrarán ser mucho más que simples nómadas.

Dune es una de las epopeyas más espectaculares, amplias y profundas que ha dado la ciencia ficción.

3. Opinión

Es difícil valorar una lectura como esta sin echar mano de la primera lectura que hice de Dune. Porque leí Dune hace más de 20 años, cuando tenía 13 ó 14, y fue un libro que me impactó sobremanera. Si tuviera que elegir tres libros, tres sagas, que marcaron mi infancia, Dune sería una de ellas.

Además, esta relectura ha sido una de las pocas en las que he vuelto a sentir parte de esas emociones que acompañan una primera lectura. Me he vuelto a sentir como un adolescente caminando con Paul Atreides sobre las arenas cálidas de Dune. Así que esa emoción, ese sentimiento, se han podido sobreponer a mi parte más crítica.

Sin embargo, esto es precisamente algo muy importante que tiene Dune y es que es atemporal. Han pasado casi 60 años desde que Frank Herbert lo escribiera y, a pesar de los avances tecnológicos, las obras de ciencia ficción que se han publicado y demás, Dune sigue siendo una obra contemporánea. No se siente vieja.

Porque esa vejez, como mucho, lo que hace es convertir una tecnología «puntera» (en 1965) en una tecnología steampunk ahora en 2020. No hay vapor ni engranajes, pero hay lentes de aceite, ornitópteros, cosechadoras, destiltrajes… Un sabor añejo en una tecnología futurista.

Dune Dune

Por lo demás, la historia de Dune cuenta el típico viaje de un héroe, un elegido, un mesías, que ve cómo su mundo se desmorona alrededor y tiene que luchar y evolucionar de formas casi de leyenda para sobrevivir. Paul Atreides es especial, lo sabes desde la primera página, y durante todo el libro Frank Herbert te demuestra por qué. Un viaje lleno de filosofía, espiritualidad, reflexiones profundas y ecologismo.

De hecho, el libro está construido de forma que anticipa todo lo que va a suceder en forma de citas antes de empezar cada capítulo. Y, aún así, aunque conocemos lo que viene, se disfruta cada una de las páginas.

Todo rodeado por uno de los universos más profundos y complejos que ha dado la ciencia ficción. Un crisol sociopolítico increíblemente complejo, lleno de facciones, de intereses, de matices… El universo de Dune es tan rico que dio lugar a 6+2 novelas escritas por Frank Herbert y a otros 9+ escritos por su hijo.

Un libro obligatorio en cualquier biblioteca. Más aún si su dueño es fan de la ficción especulativa, de la ciencia ficción.

Conclusión

Dune es una ópera espacial increíble, profunda y compleja. Es, de hecho, una de las pocas óperas espaciales que tienen lugar en un único planeta.

Mi valoración:

Aventuras, juegos políticos, traiciones, misticismo… todo tiene lugar en este primer libro de la saga que, además, puede leerse de forma independiente. Aunque creo que, si lo terminas y te gusta, irás a por los demás sin dudarlo.

El origen de Dune

Como esta no va a ser una reseña al uso, me vas a permitir que me extienda un poco más de lo habitual. Y es que el origen de la novela tiene una de esas historias curiosas que, como la de Tolkien y su agujero hobbit, merecen ser contadas.

Parece ser que Herbert recibió un encargo para escribir un artículo sobre las dunas de arena en Oregon Dunes, Estados Unidos. Una cosa llevó a la otra y pronto se encontró metido hasta el fondo en una investigación tan ambiciosa y profunda como innecesaria.

Nunca llegó a escribir el artículo, pero con el proceso aprendió tanto del ecosistema de las dunas, que nació el germen de una de las novelas de ciencia ficción más grandes de todos los tiempos: Dune.

Los libros de Dune

Aunque hablar de Dune es hablar de la primera novela, la realidad es que Frank Herbert tardó poco en darse cuenta de que tenía entre manos una historia demasiado grande para encerrarla entre las tapas de un solo libro.

Edición ilustrada de Dune Nova

La mitología, el desarrollo de Paul Atreides, del Imperio… era imposible contar eso en un solo libro (por muchas 700 páginas que tuviera). Por eso, Frank Herbert recortó gran parte de la mitología y la complejidad del universo de Dune para que la narrativa fuera sólida y ligera en su primer tomo.

Todo lo que recortó en el Dune primigenio, lo trasladó a los siguientes libros: El Mesías de Dune e Hijos de Dune.

Dune (edición ilustrada) (Las crónicas de Dune 1) Dune (edición ilustrada) (Las crónicas de Dune... El mesías de Dune (Las crónicas de Dune 2) El mesías de Dune (Las crónicas de Dune 2) Hijos de Dune (Las crónicas de Dune 3) Hijos de Dune (Las crónicas de Dune 3)

Una vez que escribió estos dos libros, el resto cayó por si mismo y dio lugar a lo que se conoce como Crónicas de Dune, la saga original de Frank Herbert, que, además de los tres anteriores está formado los cinco libros que siguen:

Dios emperador de Dune (Las crónicas de Dune 4) Dios emperador de Dune (Las crónicas de Dune 4) Herejes de Dune (Las crónicas de Dune 5) Herejes de Dune (Las crónicas de Dune 5) Casa Capitular (Las crónicas de Dune 6) Casa Capitular (Las crónicas de Dune 6) Cazadores de Dune (Las crónicas de Dune 7) Cazadores de Dune (Las crónicas de Dune 7) Gusanos de arena de Dune (Las crónicas de Dune 8) Gusanos de arena de Dune (Las crónicas de Dune 8)

Eso sí, los dos últimos los escribieron Brian Herbert y Kevin J. Anderson basándose en las notas manuscritas que Frank Herbert dejó escondidas en una caja fuerte.

Aunque de eso te hablaré en…

Curiosidades sobre Dune

Investigando sobre Frank Herbert y Dune para escribir esta reseña, me he topado con un montón de información sorprendente e interesante sobre Dune. Por eso, creo que te gustará conocer estas curiosidades sobre la saga de Dune.

1. Rechazaron Dune muchas veces

Se dice que hasta 20 editoriales rechazaron publicar Dune. Muchos no la entendían, otros no le veían potencial y otros (como el fundador de Tor Books) no consiguieron convencer a sus jefes de comprar los derechos de publicación.

Se dice también que un editor llegó a escribir: «Podría estar cometiendo el error de la década, pero…».

Vaya que si lo cometió.

2. Su primera editorial…

Antes te he dicho que el primer editor de Dune fue Sterling E. Lanier, editor de una editorial llamada Chilton Books. Lo curioso, es que esta editorial no era conocida por su ficción, sus novelas o su literatura de entretenimiento. No.

Porque la primera editorial de Dune era una editorial de manuales de reparaciones para coches.

Nadie quería publicarlo.

Herbert llegó a decir, a modo de broma, que deberían haber cambiado el nombre a Dune por el de Cómo reparar tu ornitóptero.

3. El futuro de su primer editor

El hecho de que una editorial de este tipo publicase un libro como Dune y que no tuviera el éxito que esperaban cuando salió (era un libro muy largo y caro) hicieron que los jefes de Chilton Books despidieran al señor Lanier.

4. John W. Campbell no quiso publicar la secuela

A pesar del éxito que empezó a cosechar Dune, el editor de la revista Astounding (Analog en aquella época) rechazó publicar la continuación (El Mesías de Dune). Dijo que la gente quería héroes, pero que Herbert había convertido al suyo en un despojo sin valor.

Lo curioso de todo esto, es que Sterling E. Lanier era un editor de una editorial de manuales de reparaciones de coches. Por lo que la primera editorial que tuvo Dune fue una editorial de coches.

5. Originalmente tuvo otro protagonista

Aunque todos estamos acostumbrados a que Paul Atreides sea el protagonista indiscutible del libro, Frank Herbert empezó a diseñar

Dune con un protagonista muy diferente: el planetólogo Liet Kynes.

Sin embargo, conforme la historia fue ganando matices y profundidad, se dio cuenta de que necesitaba a alguien con más fuerza.

6. Iron Maiden pidió permiso para usar el nombre de Dune

Los miembros del grupo británico Iron Maiden pidieron permiso al editor de Frank Herbert para utilizar el nombre de Dune en una de sus canciones. Sin embargo, al autor debía desagradarle mucho su música y finalmente no les concedió su permiso.

La canción se escribió igualmente, pero con un titulo distinto. ¿Sabes cuál es?

7. Tuvieron que taladrar para encontrar las últimas dos novelas

Las crónicas de Dune, como te decía antes, las cierran dos libros que no escribió Frank Herbert directamente. Fueron su hijo Brian y Kevin J. Anderson quienes redactaron los manuscritos basándose en las notas manuscritas del escritor.

Pero esas notas no fueron fáciles de encontrar. Al parecer Frank las dejó dentro de una caja de depósito que tuvieron que abrir por la fuerza y que no encontraron hasta después de que él muriera.

8. La primera adaptación cinematográfica fracasó

Quizá lo sepas, quizá no, pero al adaptación cinematográfica que realizó David Lynch en 1984 fue un auténtico fracaso.

Hoy día hay quien considera esa película como una cinta de culto, pero eso no evitó que, en su momento, taquilla y crítica se cebasen con ella.

9. Y la segunda…

Todavía sabemos poco de la adaptación de Denis Villeneuve, pero las cosas pintan muy diferentes a como fueron en 1984.

Primera imagen de Dune de Denis Villeneuve

Lo que sí sabemos es que serán dos películas fieles al libro. O todo lo fieles que pueden ser las películas.

Dune de Denis Villeneuve actor de Paul Atreides

Esperemos a ver si es verdad.

La entrada Dune de Frank Herbert se publicó primero en El Rincón de Cabal.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas