Revista Talentos

Mi lucha contra la negatividad

Publicado el 15 abril 2019 por Shasminecianne
Vivo en una ciudad que está pasando por una crisis. Una crisis muy profunda. Intento mantener mi mente lejos de todo esto pero no puedo. Este año estoy mucho más intuitiva y sensible a toda energía que otros años y hasta tal vez estoy volviendo a ser yo misma. Pero aun así, algo esta desordenado, algo no esta acorde. Es como cuando una cuerda de la guitarra suena rara y con una vibración inusual que no debería estar ahí.
En medio de la multitud, del tránsito, del colectivo que parece no moverse nunca más, aparece mi pequeña y diminuta alma, en medio de todo, queriendo gritar y salir caminando hacia donde sea. Lejos. Muy muy lejos. Pero estoy acá, ahora mismo, luchando contra corriente, contra la negatividad que me rodea, contra los gritos, contra la gente desempleada acampando en la calle, contra los reyes de España (ese día jamás llegue a la universidad, no pude cruzar la casa rosada siquiera, fue patético), contra los cortes de calle, contra mis profesores, contra mis calificaciones, contra la violencia. Una diminuta persona sola contra la crisis y la horrible impotencia.
Y sé que hay cosas que no puedo controlar. Sé que debo ser fuerte y no dejar que entre esa negatividad. Pero fueron dos segundos, un instante en que un pensamiento negativo entró y rompió todo. Recuerdo que pensé en la gráfica mientras las impresiones no me salían bien y ya estaba llegando tarde a la clase "Ya es demasiado". Como si le hablara al universo. Pude sentir como los ojos se llenaban de agua descontrolada y las piernas me temblaban. Me limpié sin que nadie me viera y seguí adelante.
El día que escribo esto es el tercer día que estoy en cama. La negatividad decidió acompañarme toda la semana. El estrés en mis sueños. Y no he parado de llorar, llorar y llorar, porque estoy completamente lastimada. Cuando la negatividad nos inunda hay que sacarla afuera como sea. Como sea. Hasta que los gritos de fondo se escuchen como carcajadas.
Soñé que metía a mi familia en mi casa e intentaba cerrar la puerta con un candado para mantenerlos protegidos. Y ahí luchando contra la negatividad, decía conjuros, palabras positivas y leía para averiguar cómo podía cerrar el candado con la llave que tenia y mantenernos al salvo. Y lo hice, estábamos a salvo.
Hoy, quiero detener el tiempo, vivirlo lentamente. Y que pare todo lo que está pasando, que no se siga por el camino en que estamos yendo. No quiero continuar más así. No sé qué hacer. Lo único que sé es que quiero a la negatividad afuera de esto.
Repito, ya no sos bienvenida acá.
Mi lucha contra la negatividad
Mi lucha contra la negatividad
Mi lucha contra la negatividad
Mi lucha contra la negatividad
Mi lucha contra la negatividad
Mi lucha contra la negatividad

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista