Revista Literatura

Reseña: Guerra Mundial Z de Max Brooks

Publicado el 21 octubre 2015 por David Olier @CabalTC
facebooktwittergoogle_plusinstagram

La semana pasada os anticipaba mi lectura de Guerra Mundial Z. De hecho, me atreví a incluir el libro como el décimo de mi lista con los 10 mejores libros de terror que he leído a lo largo de estos 30 años. Fue un movimiento arriesgado, ya que sólo llevaba leído un tercio del libro pero…

Ahora que lo he terminado, creo que se merece estar en la lista. Igual no tanto por lo terrorífico de su contenido, pero sí por su originalidad y su posible verosimilitud. Y eso que, como muchos ya sabréis, no me gusta la literatura Zombi.

Ha sido una lectura muy amena, que me ha permitido además extrapolar esta Guerra Mundial Z a nuestros días y comprobar que todo podría pasar. Aunque claro, creo que esa era la intención de Max Brooks cuando escribió este libro…

Tan amena, que he tardado tan sólo 6 días en terminármelo. Algo que tengo que agradecerle (el conocer los días) a esa red social relacionada con la lectura que tanto me gusta (GoodReads), que te permite añadir los libros que lees, comentarlos, votarlos, incluir sus fechas de inicio y fin… y además de eso, seguir a tus amigos, ver qué es lo que leen ellos y recibir recomendaciones en función de todo eso.

Os animo a uniros (si es que todavía no la utilizáis) y a añadirme como vuestro amigo. Cuanta más gente, más libros distintos aparecerán en mis sugerencias y en las vuestras :-). Mi perfil es este.

Pero ya basta de venderos una red social de la que no me llevo nada. Vamos a hablar de lo que nos importa: de Guerra Mundial Z y de su escritor.

Max Brooks y su Guerra Mundial Z

Max Brooks, hijo del director Mel Brooks y de la actriz Anne Bancroft es un escritor y guionista de Estados Unidos. Por lo que he podido leer, toda su vida laboral se ha visto relacionada con el mundo del entretenimiento: Saturday Night Live, actor y extra en distintas series y películas, e incluso ha hecho sus pinitos en el mundo del doblaje.

Y sin embargo, a pesar de que yo creía que Guerra Mundial Z era su primer libro, resulta que él y yo ya nos conocíamos desde hacía bastante tiempo. Más o menos desde el año 2003, en que mis amigos y yo descubrimos un libro que (aunque ninguno se lo compró) nos hizo plantearnos qué es lo que haríamos si realmente ocurriera un Apocalipsis Z. Si, esas cosas que tienen los universitarios de discutir sobre temas de actualidad y utilidad indiscutible.

Porque su primer libro se llamó Zombi – Guía de supervivencia. Y es lo que dice que es: un manual para sobrevivir en caso de una invasión no muerta. Un ensayo que tuvo mucho éxito por aquel entonces y que sentó las bases del particular campo de estudio de Max Brooks.

Se ve que a este hombre le apasionan los Zombis.

Aunque, no me extraña, en 2013 hicieron una película basada en su libro y seguro que está dando palmas con las orejas desde entonces… pero luego os hablo de la película mejor, que tengo mucho que decir.

El Libro: Guerra Mundial Z

Su propio nombre ya nos indica el cómo va a estar redactado, porque Guerra Mundial Z es el diminutivo de un título mucho más ambicioso. El verdadero título de este libro es Guerra Mundial Z: Una historia oral de la guerra zombi.

Guerra Mundial Z - El Rincón de Cabal

Guerra Mundial Z – El Rincón de Cabal

Casi nada. Una recopilación de entrevistas e historias contadas por aquellos que sobrevivieron al conflicto Z.

En estos enlaces podéis comprar la versión digital o física de Guerra Mundial Z.

Sinopsis

Por fin, el mundo sabrá la historia verdadera de cómo la humanidad estuvo a punto de extinguirse.

Desde el fin oficial de las hostilidades se han producido numerosas tentativas para documentar la guerra zombi.

Guerra Mundial Z es el relato definitivo —realizado por los propios supervivientes— de los detalles tecnológicos, militares, sociales, económicos y políticos de cómo la civilización estuvo al borde de la extinción en la lucha total contra el muerto viviente.

Análisis

Antes de empezar tengo que volver a confesar que compré Guerra Mundial Z animado por dos de mis mejores amigos hace ya… años. ¿Cuatro? ¿Cinco? Y se quedó atascado al fondo de mi biblioteca debido a mi innata aversión al género zombi.

Tras ver la película (debido a que sale Brad Pitt, que mi mujer adora), me ratifiqué en mi decisión de no haberlo leído. Una película entretenida, pero que tampoco me tocó ninguna fibra sensible que me hiciera buscar algo más allá.

Sin embargo, a pesar de estos dos hechos innegables, hace poco durante una cena con esos dos amigos volvió a salir el tema de Guerra Mundial Z. Ambos me llamaron cosas poco agradables y me dijeron que ninguno de esos dos motivos era razón suficiente para no leerlo. Primero porque los zombis no son lo importante de Guerra Mundial Z, y segundo porque su homónima en la gran pantalla no tiene nada que ver con el original. Aunque luego os hablaré de la película…

Guerra Mundial Z está redactado como si de un compendio de entrevistas se tratase. Una serie de entrevistas encargadas por la ONU en un intento de recopilar un informe oficial sobre el origen, la evolución y el desenlace de la que se conoce como Primera Guerra Z o Guerra Mundial Z.

Es el trabajo de un narrador invisible (que sólo aporta unas pocas palabras al inicio de cada entrevista para situarnos en el cuándo y el dónde) que con mucho celo y mucho mimo recoge los testimonios de aquellos que hicieron algo importante, hacen algo importante o simplemente sobrevivieron a esa Guerra Mundial Z.

Está dividido en ocho partes que pueden agruparse en tres grandes bloques:

  • La ceguera y el inicio del contagio
  • El Gran Pánico
  • Guerra Total

Inicio del contagio

Ordenado cronológicamente, Max Brooks nos presenta la Guerra Mundial Z como una serie de catastróficas desdichas y cegueras a nivel mundial que consiguen convertir al paciente cero en una pandemia de escala global. Todos los errores, los análisis que se hicieron y los motivos por los que los gobiernos trataron de encubrir el problema. Una cautivadora narración sobre cómo un caso aislado termina traspasando fronteras y continentes enteros para infectar a casi toda la población.

No se puede decir que sea un libro de terror propiamente dicho. Es más bien un ensayo teórico sobre lo que podría pasar si existiese este virus Z. Pero os prometo que si os sumergís en sus páginas, sentiréis el miedo y la desprotección en vuestro propio cuerpo.

 El Gran Pánico

A pesar de los esfuerzos de gobiernos y organismos internacionales por tapar el enorme problema al que se enfrenta la humanidad, el Pánico (con mayúscula) se ceba con la población. Los peligros de los zombis sumados a la histeria colectiva sumergen al planeta en un caos total.

Y aquí Max Brooks saca a flote la mayoría de las miserias humanas que podrían agravar (y que en su historia de hecho agravan) un problema de por si apocalíptico. Los seres humanos nos convertimos en nuestros propios enemigos movidos por el miedo, la codicia y el egoísmo.

Solo el esfuerzo de unos pocos consigue establecer un sistema de supervivencia humana en cada país.

Si el miedo a ver cómo se propaga la infección es lo que mueve al lector en la primera parte, el miedo al caos y a la destrucción de los sistemas de gobierno que estamos acostumbrados son los que nos moverán en esta segunda parte.

Guerra Total

Y para terminar nos relata la organización de la vida y los países después de esta Guerra Mundial Z.

Las grandes potencias han muerto, algunas han resucitado y nuevas super-potencias económicas han aparecido. Aunque, por supuesto, como el escritor tiene su origen en los Estados Unidos de América, deja en manos de su ejército y sus ansias bélicas el inicio de la reconquista de nuestro planeta de manos de los zombis.

Todo ello, como ya he repetido varias veces, relatado desde muchos puntos de vista diferentes y desde ubicaciones geográficas repartidas por todo el globo.

Un libro que entretiene y atrapa durante algo más de un 80% de sus páginas. ¿Y qué pasa con el otro 20%? Pues algo tan sencillo como que el final es el principio del libro. En la primera página ya nos cuentan que sobrevivimos a la Guerra Mundial Z, así que… ¿qué más podía hacer Max Brooks?

Yo no tengo la respuesta, pero me parece que él tampoco la tuvo. Porque el cierre del libro no es más que un… y así llegamos al día de hoy. Un poco descafeinado para algunos, correcto para otros e insuficiente para unos pocos.

Cada uno que juzgue por si mismo.

Conclusión

Un gran libro/ensayo redactado de un modo muy original y con unas grandes ventajas narrativas. La primera y más importante es que si, como yo, hay personajes que no os gustan, con los que no empatizáis y que no disfrutáis… en Guerra Mundial Z eso solo os durará 4 o 5 páginas.

Por contra habrá quien no se sienta involucrado dentro de la historia en ningún momento y termine dejando el libro abandonado y sin terminar.

Lo que no debéis esperar es terror por los cuatro costados, sino más bien una descripción más o menos objetiva de la situación de un planeta invadido por los zombis. Este libro suele estar en la estantería de terror únicamente por tratarse de zombis.

Tampoco debéis esperar un bombazo de final. Guerra Mundial Z es un libro del que se tiene que disfrutar paso a paso, ya que el final no es lo importante.

Extra: Guerra Mundial Z la película

Peligro: posibles SPOILERS.

Hace poco, antes de ponerme a leer el libro, vi por segunda vez la película de Guerra Mundial Z. Y, después de haber terminado de leer el libro, no entiendo por qué se llaman igual.

Si, la idea de la pandemia global sale de la versión escrita. Si, Israel levanta una muralla para aislarse del mundo exterior. Si, hay un periodista de la ONU moviéndose por el mundo en busca de información.

Y ahí terminan las similitudes.

Porque no, los zombis no son rápidos. No, los zombis no evitan a aquellos enfermos (se lo comen todo y punto). No, el periodista no da con la cura. Porque… no hay cura.

La película no es mas que una versión hollywoodiense y deformada hasta hacer irreconocible la Guerra Mundial Z escrita en ella.

Así que, si leéis el libro motivados por la película (o por contra no lo leéis por la desmotivación de la película) no esperéis que se parezcan en absoluto.


Escrito por David Olier para el blog El Rincón de Cabal.

Y si te ha gustado esta entrada y quieres seguir recibiendo mis actualizaciones por correo…

Suscríbete a mi lista de correo

Campo Obligatorio Correo Electrónico *
Nombre
facebooktwittergoogle_plusinstagram

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas