Revista Literatura

Scrivener: el rey de los programas de escritura

Publicado el 01 junio 2020 por David Olier @CabalTC

En mi afán por revisar los mejores programas que tenemos los escritores, llego por fin a mi favorito: Scrivener. El programa que, por méritos propios, se lleva la mayor parte de mis horas.

Sé que he hablado mucho sobre Scrivener, pero nunca he hecho un artículo centrado en su historia y sus características esenciales, al estilo de lo que estamos haciendo con esta serie de análisis.

¿Qué es Scrivener?

Scrivener es, como lo definen en su página web, «el mejor programa para escritores de todo tipo». Un programa que no te dice cómo tienes que escribir, que simplemente te proporciona todo lo que necesitas para empezar y continuar escribiendo.

Logo de Scrivener 3

Pero más allá de ser un programa para escritores, Scrivener es un fantástico organizador de textos. Parte de la gran potencia que tiene, es que proporciona unas herramientas mucho más completas y avanzadas que cualquier otro programa para ordenar y estructurar nuestros textos.

Desde pequeños artículos, hasta novelas, pasando por relatos, diarios, apuntes, artículos científicos, guiones… Lo que quieras escribir, lo puedes escribir en Scrivener mejor que en ningún otro lado.

O casi, ya veremos por qué.

Por último, Scrivener es un programa que, además de todo lo que voy a contar a continuación, te permite maquetar e imprimir tus propios libros electrónicos y en papel.

Scrivener es un programa con todo lo que necesitas como escritor y, por tanto, también tiene una curva de aprendizaje mucho más abrupta que la del resto de programas.

¿Cuándo nació Scrivener?

Keith Blount, su creador, construyó Scrivener y publicó la primera versión allá por 2007 en su recién fundada empresa Literature & Latte.

Su filosofía original, que sigue presente más de 10 años después, es la de un programa para escritores, hecho por escritores y les llevó muy rápido hasta lo más alto de los programas para escritores. De hecho, cuando yo empecé a escribir de forma profesional (hace 7 años) lo primero que hice fue buscar algo así como «cuál es el mejor programa para escritores» (aunque en inglés) y todos los enlaces que consulté coincidian en el mismo nombre: Scrivener.

Originalmente nació como un programa para Mac y más tarde, en 2011, dio el paso a Windows. La relación de L&L con Windows, desde entonces, es un poco turbulenta, pero las versiones estables de Scrivener funcionan a la perfección en ambos sistemas.

Lo difícil es que esas versiones sean las mismas.

¿Es gratis Scrivener?

La respuesta es NO. Pero eso no es algo necesariamente malo.

Mientras que otros programas para escritores (como puedan ser Word o Ulysses) se han pasado a un modelo de pago por suscripción, Scrivener se mantiene fiel al single-pay de su programa. Es decir, que pagas una vez y disfrutas del programa para siempre.

Donde ese siempre quiere decir hasta que L&L cree una nueva y mejor versión del programa. Lo cual sucede pocas veces:

  • Scrivener 1 en 2007
  • Scrivener 2 en 2010
  • Scrivener 1/2 para Windows en 2011 (es un Scrivener 1 con funciones de Scrivener 2)
  • Scrivener 3 en 2017
  • Scrivener 3 para Windows pendiente

Es decir, que para los que compraron Scrivener 2 en el año 2010, fue un dinero aprovechado a lo largo de 7 largos años. A ver qué programa de estas características puede decir algo así.

¿Cuánto cuesta Scrivener?

El precio de Scrivener (sea Scrivener 3 o Scrivener para Windows) es el siguiente:

(*) Cuando salga Scrivener 3 para Windows, todos aquellos que hayan comprado la licencia de Scrivener 1 entre noviembre de 2017 y la fecha de lanzamiento, podrán solicitar una copia gratuita del programa.

Si queréis un descuento del 10% en la licencia, podéis navegar hasta la academia oficial de Scrivener en español. Sé de buena tinta que allí hay varios tipos de descuentos diferentes.

¿Qué hace tan bueno a Scrivener?

Me va a costar no explicar todo lo que puede hacer Scrivener (que es mucho), pero intentaré ilustrar por qué es el mejor programa para escritores en casi cualquier sistema operativo.

Scrivener: el rey de los programas de escritura

Cuando hablaba de Ulysses, decía que no existía el programa perfecto. Y es cierto, pero si algún programa se acerca a la perfección es Scrivener. Es complejo de utilizar, no todo el mundo se adapta, hay cosas mejorables… pero lo hace casi todo.

1. Todo lo que necesitas al alcance de tu mano

¿Quieres hacer una escaleta? Puedes hacerlo.

¿Quieres incluir documentación? Puedes hacerlo.

¿Quieres poder organizar tu novela fácilmente? Puedes hacerlo.

¿Quieres escribir sin distracciones? Puedes hacerlo.

¿Quieres corregir? Puedes hacerlo (y de muchas formas diferentes).

¿Quieres crear un ebook? ¡También puedes!

2. Protección constante de tu trabajo

Scrivener no solo tiene un autoguardado fantástico (cada pocos segundos), sino que también hace copias de seguridad de forma regular. Eso significa que, incluso en las peores situaciones, Scrivener te asegura una copia de tu trabajo más o menos reciente (todo dependerá de lo mala que sea la rotura).

Además, se pueden hacer capturas de textos concretos para compararlas con correcciones o ediciones futuras.

Y por si fuera poco, también te permite trabajar en la nube, por lo que así evitas las roturas físicas de tu ordenador.

3. Un cuaderno para todo

Al más puro estilo de los gestores de archivos (como el Finder de Mac), Scrivener pone a nuestra disposición un cuaderno increíble desde el que podemos, con un simple clic, alterar la estructura completa de una novela terminada.

La gestión documental de Scrivener es la mejor que he visto.

4. Con muchos modos de vista

¿Quieres ver un corcho con tarjetas? Lo puedes ver.

¿Quieres ver una lista de archivos y carpetas? La puedes ver.

¿Quieres ver estadísticas y datos organizativos de tus escenas? Los puedes ver.

¿Quieres concentrarte en escribir y que todo lo demás desaparezca? Lo puedes hacer.

5. Una plantilla para cada necesidad

Scrivener pone a nuestra disposición multitud de plantillas para que nuestro trabajo sea más fácil y cómodo. Además, nos permite crear nuestras propias plantillas de trabajo, para no tener que crearlas desde cero con cada proyecto que empecemos.

6. Con aspectos personalizables

Scrivener 3 introdujo cambios visuales muy interesantes que nos permiten alterar el color de cada elemento del programa. Además, nos trae varias plantillas de aspecto preconfiguradas para ver el programa claro, oscuro, en tonos sepia, en…

7. También es un procesador de textos

A diferencia de los dos programas de los que he hablado últimamente (Ulysses y Typora), en Scrivener no necesitarás usar un lenguaje de marcado. Podrás usar las típicas barras de formato estilo Word y dar negritas y cursivas con el ratón o con el teclado, como prefieras.

Aunque, si te gusta escribir en Markdown… ¡Scrivener también te lo permite!

Eso sí…

8. Lo que ves en pantalla no es lo que imprimes

Una de las grandes maravillas de Scrivener es la flexibilidad que tiene para imprimir documentos. Y cuando digo «imprimir», me refiero a generar distintos tipos de archivo final (lo explicaré en el siguiente punto).

Eso significa que, por ejemplo, yo puedo disfrutar escribiendo en una letra Comic Sans 18 negrita (Dios me libre de hacerlo… pero podría) e imprimir mis libros en un formato Garamond 14 regular.

Scrivener separa totalmente la escritura de la impresión, dándonos la flexibilidad que nosotros necesitemos.

9. Puedes imprimir el libro que quieras

PDF, docx, ePub, mobi… Con Scrivener puedes generar todos los tipos de documento que te apetezca sin alterar el proyecto original.

Con un par de clics puedes generar un manuscrito PDF para maquetar en papel y otro en formato mobi para publicar en Amazon.

No es un proceso sencillo (por eso existen cursos enteros para explicar el compilador), pero con un poco de práctica y paciencia se pueden crear libros más que dignos.

Si echas un vistazo a mis libros, creé y publiqué Memoria selectiva (tanto en papel como en digital) utilizando Scrivener.

10. Y mucho más

Esto que te cuento aquí solo es la punta del iceberg que es en verdad Scrivener. Búsqueda de repeticiones, de adverbios, verbos, diálogos, adjetivos… Distinción de etapas de corrección, esquemas, distintos tipos de estadísticas, gestión por tramas, por personajes, por…

Scrivener es, como bien dicen sus desarrolladores, todo lo que necesites que sea.

¿Cómo descargar Scrivener?

Existen varias formas de hacerse con Scrivener, pero la más recomendable es acudir a la página oficial y descargarlo desde allí. Además, ponen a nuestra disposición una prueba gratuita de 30 días de uso (no naturales).

Pasado ese tiempo, si te convence, puedes comprar la licencia definitiva y utilizarla:

Descargar Scrivener para Mac

Aunque podrías comprar Scrivener en la App Store, mi recomendación es que no lo hagas. Primero, porque es más cara y segundo porque las actualizaciones y correcciones de errores siempre llegan más tarde (bastante más tarde). Eso, en ocasiones, genera problemas.

Por eso, lo mejor es utilizar este enlace para comprar Scrivener:

Scrivener para Mac

Descargar Scrivener para Windows

Como decía antes, Scrivener para Windows existe como un híbrido de Scrivener 1 y Scrivener 2. Cuando por fin se decidan a lanzar Scrivener 3, si compras ahora la licencia vieja, podrás pedirles que te den acceso al nuevo programa de forma gratuita.

Así que no tengas miedo de comprar Scrivener para Windows usando este enlace:

Scrivener para Windows

Scrivener para iPad

Existe una versión de Scrivener para sistemas operativos iOS (iPhone o iPad). Esta versión, aunque tiene bastantes peros y limitaciones, la podréis encontrar en la App Store correspondiente.

Yo la usé unos cuantos meses, pero acabé rindiéndome a lo evidente: Scrivener es un programa para usar en un ordenador. Tanta potencia, tanta complejidad, es muy difícil de llevar a un dispositivo portátil.

¿Quieres saber más sobre Scrivener?

Si quieres saber más sobre el programa, sus posibilidades, sus opciones… Puedes acudir a la academia oficial de Scrivener en español.

Scrivener.es

Allí encontrarás docenas de tutoriales gratuitos, así como algunos cursos de pago y descuentos exclusivos para comprar el programa (o los propios cursos).

En conclusión

Scrivener ofrece todo lo que un escritor (sea del tipo que sea) necesita. Como contrapartida, es un programa complejo y complicado de aprender a utilizar. Se puede, por supuesto, con tiempo, dedicación o formación, pero la sensación que tienen todos los que acceden a él por primera vez es de vértigo.

Eso sí, casi todos los que consiguen pasar esa primera barrera acaban enamorados de todo lo que pueden hacer con él.

Si buscas un programa completo, un programa que te permita hacerlo todo y, además, te permita publicar tus libros en digital o en papel, Scrivener es para ti.

Si, por el contrario, quieres sencillez y simplicidad, entonces quizá Scrivener sea demasiado.

Ulysses App: ¿la mejor aplicación de escritura para Mac? En Recursos para escritores Ulysses App: ¿la mejor aplicación de escritura para Mac?

La entrada Scrivener: el rey de los programas de escritura se publicó primero en El Rincón de Cabal.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas